Breaking News
Home » Deportes » Baloncesto » Rusia derrota a una Grecia desfondada, y ya está en semifinales.

Rusia derrota a una Grecia desfondada, y ya está en semifinales.

 

Ya se conoce al tercer semifinalista del eurobasket, y será una Rusia que se deshizo de Grecia por agotamiento. El seleccionador griego planteó el encuentro como un duelo épico entre sus cinco mejores jugadores y el equipo contrario, pero el planteamiento de Rusia de usar apenas dos hombres más acabó siendo clave. Sólo un poco más de rotación sentenció a favor de Rusia.

Mucho mejores en defensa que en ataque, ambos equipos nos ofrecieron un duelo más en la línea del de España, que del de Eslovenia. Veremos que estilo se impone en este campeonato, pero con el paso de los partidos, parece que las cosas van a decirse “bajando el culo”.

 

 

Grecia 69-74 Rusia.

 

Primer cuarto de ida y vuelta, con Rusia tomando las primeras ventajas pero Grecia mandando al final de los diez minutos. Calathes como argumento fundamental, mientras que en Rusia, Shved, absolutamente básico, no entraba en juego. Se pasó de un 9 a 13 para Rusia al 24 a 17 final, parcial rotundo de 15 a 4. Grecia ya había mostrado síntomas de estar engrasada en los octavos, pero su nivel de juego había alcanzado en estos diez minutos cotas dignas de medalla. El segundo cuarto cambió un poco la cara del partido, Grecia era incapaz de romper el encuentro en sucesivas ocasiones, y aunque Rusia no mejoraba (de hecho anotó aún menos) en defensa conseguía maniatar a los Griegos. A 7 minutos del final de la primera parte, Calathes llevaba 10 puntos y 6 asistencias…exactamente los mismos números con que acabó los 20 primeros minutos. Su equipo acumularía más de 5 minutos sin anotar un tiro de campo; entrabamos en el terreno de la intendencia. La presencia interior de Mozgov era el pobre bagaje ofensivo de una Rusia que luchaba desesperada por sobrevivir…y que se fue con buen botín al vestuario. El 37 a 31 para Grecia se nos antojaba corto. Alexey Shved llevaba 1 de 7 en tiros de campo y en los mejores minutos de Rusia, estaba en el banquillo. Objetivo, para Grecia recuperar en ataque su backcourt (con Calathes frenado, Sloukas apenas aporta 5 puntos); y en el caso de Rusia, sacar algo de rendimiento a Shved, manteniendo el protagonismo de Mozgov, y mejorando su horrible 2 de 13 en triples.

Los aleros griegos Printezis y Papannikolau, eran dos factores clave, el primero haciendo muchísimo daño con 12 puntos y dominando a un jugador tan complicado de enfrentar como Vorontsevich, y el segundo con una serie de intervenciones en defensa providenciales.

La segunda parte de arranque supuso el último arreón griego para romper el encuentro. Un triple fallado por Sloukas les habría colocado 14 arriba. Pero los condicionales en las crónicas deportivas siempre dan paso al cambio de signo. Shved entraba poco a poco en juego, un triple, más tarde otro, encontraba a Vorontsevich para otro más….y Rusia había remontado. Quedaba muy patente que la segunda unidad Griega era un fiasco….y por ahí empezó a morir el equipo heleno. Porque Bouroussis, Sloukas y Calathes tenían que sumar minutos por encima de sus posibilidades, y un fresco (reservado por su segunda falta, y con unas piernas sensacionales) Shved se hacía grande entre jadeos.

53 a 51 al final del tercer cuarto, Grecia sobrevive, e incluso coquetea con volver a coger alguna ventaja seria….pero Rusia hace tiempo que le tiene tomada la medida. Shved ya no parará de buscar la canasta hasta ver a su equipo 7 arriba. Momento en el que el genial e imprevisible escolta se vuelve loco y comienza a tomar una mala decisión en ataque tras otra. Mozgov, Vorontsevich y la defensa, se encargarán de frenar esa vía de agua y asegurar los rebotes. Grecia exhausta, ya no puede con el alma. La heroica final de Calathes sólo vale para engrandecer su encuentro (25 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias y 3 robos). A su lado sólo brillaron Papanikolaou, que anotó sólo 6 puntos pero se fue a 15 de valoración con su trabajo de mantenimiento, y el irregular Printezis, que terminó con 19 puntos y 5 rebotes, pero llevaba 18 mediado el tercer cuarto.

El dato: Entre el quinto y el sexto anotadores de la selección griega en el eurobasket, jugaron 11 minutos (promediaban 27 entre ambos)… falta total de confianza en el banquillo.

La clave: Calathes 36 minutos, Bouroussis 32:33, Sloukas 35:49, Printezis 33:51, y hasta los 37:24 de Papanikolaou. Los griegos murieron con 5 jugadores agotados sobre en parquet. La sobre explotación de sus 5 jugadores clave, terminó reflejándose en la falta de frescura de piernas para ir a por los rebotes (sólo 5 rebotes de ataque) y fallos en tiros claros (10 de 20 en libres). Rusia utilizó dos jugadores más en la rotación, y terminó siendo la clave.

MVP. Andrei Vorontsevich. Shved se fue a 25 (pero su 2 de 11 en triples y sus 7 pérdidas le desmerecen como MVP) y significó la remontada, pero el trabajo silencioso de Vorontsevich se tradujo en 8 puntos, 12 rebotes, 3 asistencias y 3 robos, para 20 de valoración. Sus triples fueron los que remataron la remontada, al más puro estilo de su ex compañero Khryapa. Muy bien también Mozgov, que sin estar especialmente brillante, hizo daño con 15 puntos y 10 rebotes, liderando con 25 de valoración a su equipo.

Acerca de Alván

Alván
Aficionado al baloncesto desde que aprendí a escribir y analista de laboratorio. Cuando escribo busco enfocar la información desde un punto de vista neutral, objetivo, lo más fiel a la realidad posible; así como encontrar el enfoque más alejado de las grandes editoriales de prensa. Mi objetivo: acercar la mayor cantidad de gente posible a la parte más apasionante del baloncesto y divertirme haciéndolo.

Check Also

NBA. Previa temporada 2018-19

El traspaso de James a los Lakers lo cambia todo de cara a esta temporada. …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.