Últimas noticias
Inicio » Fútbol » Copa del rey

Copa del rey

El rey de copas arrolla a un pésimo Sevilla (0-5)

El FC Barcelona celebra su 30ª Copa del Rey. Fuente: La Liga.

Lo que parecía ser un partido muy igualado entre dos de los mejores equipos de España acabó siendo un paseo militar para los de Valverde, que logran su 30ª Copa del Rey, la cuarta consecutiva; ante un inocente Sevilla que no plantó cara en ningún momento del encuentro.

Montella apostó por su once de gala para intentar lograr un título que salvara el desastre de temporada que están haciendo los hispalenses (con la clasificación a cuartos de Champions como único dato positivo). Valverde, por su parte, solo realizó un cambio respecto a su once habitual, poniendo a Cillessen la titularidad en detrimento de Ter Stegen. Los primeros diez minutos fueron un completo monólogo blaugrana. El Sevilla era incapaz de salir de su campo y los de Valverde tenían todas las ocasiones. La mejor oportunidad para hacer el 0-1 la tuvo Leo Messi con un libre directo dirigido a la escuadra que salvó Soria. Poco a poco el Sevilla comenzó a superar la presión del Barcelona y se acercó al área de Cillessen; pero en el 13, un saque del meta holandés dejó solos a Coutinho y Suárez, que remató a placer el pase de la muerte del brasileño. Los de Montella trataron de responder al gol del uruguayo, pero sus ocasiones, como viene siendo habitual a lo largo de la temporada, no veían puerta. En el minuto 30 llegaría el 0-2, obra de Messi, que entró solo al área sevillista y aprovechó un gran pase de Jordi Alba. El Barça, lejos de relajarse, fue a por el tercero, lográndolo tan solo nueve minutos después con un gran derechazo de Suárez, el cual no desaprovechó una genial asistencia de Messi.

En un intento de revertir la situación, Montella dio entrada a Sandro en sustitución de Correa, que había estado desaparecido por completo durante toda la primera mitad. Las primeras ocasiones fueron para los hispalenses, pero, al igual que sucediera en la primera mitad, el gol no llegaba. Lo que sí llegó fue el cuarto tanto barcelonista, obra de Andrés Iniesta, que lograba su gol en el que puede haber sido su última final como blaugrana. Los de Valverde, lejos de frenar y dejar al Sevilla tener el balón, siguieron acechando el arco de Soria en busca de la manita, la cual llegaría gracias a un penalti por mano de Lenglet que transformaría Coutinho. El Sevilla tuvo alguna ocasión para anotar el gol de la honra, pero este no llegó, a pesar de los intentos de su afición, que no dejó de animar hasta el final para intentar motivar al equipo.

El Barcelona logra así una nueva Copa del Rey con un resultado histórico. Desde 1980 no había una diferencia de cinco goles en una final de Copa, siendo en aquella ocasión un 6-1 del Real Madrid contra su filial. Para encontrar un 5-0, hay que remontarse 103 años, cuando el Athletic le endosó una manita al Espanyol. El Barcelona tratará ahora de cerrar la Liga lo más pronto posible para certificar su doblete; mientras que al Sevilla le tocará sufrir si quiere estar el año que viene en competiciones europeas.

Ficha técnica:

  • Sevilla FC: Soria; Jesús navas, Mercado, Lenglet, Escudero; N´Zonzi, Banega; Sarabia (Layún min. 82), Franco Vázquez (Nolito min. 86), Correa (Sandro min. 45) y Muriel.
  • FC Barcelona: Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Busquets (Paulinho min. 76), Rakitic, Iniesta (Denis Suárez min. 88), Coutinho (Dembélé min. 82); Messi y Luis Suárez.
  • Árbitro: Jesús Gil Manzano.
  • Incidencias: Estadio Wanda Metropilotano, 69.069 espectadores.
  • Goles: Luis Suárez min. 14 y 40 (0-1 y 0-3), Messi min. 30 (0-2), Iniesta min. 52 (0-4) y Coutinho min. 69 (0-5 pen.).

El Barcelona avanza a su quinta final de Copa consecutiva (0-2)

Cambió Marcelino su formación fetiche para recibir al Barcelona y remontar el gol de Suárez en la ida y la jugada le funcionó, en parte, en un primer tiempo de dominio de posesión totalmente azulgrana pero con un monopolio casi absoluto de ocasiones por parte del Valencia.

Y es que el equipo culé, favorito y con un gol a favor, se dedicó en los primeros cuarenta y cinco minutos a sestear con la pelota ante la imposibilidad de penetrar en la ordenada zaga ché. Salvo una gran falta botada por Messi y despejada por Jaume el Barcelona apenas inquietó al meta local. Por contra el Valencia salía incisivo en cada ataque y daba sensación de peligro en cada llegada, fruto sin duda de salir con tres delanteros con el gol entre ceja y ceja. Un larguero de Rodrigo y un chut de Kondogbia pudieron ser perfectamente ese gol que necesitaba el Valencia para darle vida a la eliminatoria.

Tras el descanso y con la entrada de Coutinho tras un inoperante Gomes y tardó cuatro minutos en marcar su primer gol tras una jugada individual de Suárez. El Barcelona seguía con su buena racha en las segundas partes y daba un paso de gigante hacia la final.

De ahí al final el Valencia no bajó los brazos a pesar de que necesitaba tres goles para dar la vuelta a la eliminatoria. Llegó con frecuencia al área de Cillessen aunque sin el acierto para estrenar su marcador. Sorprendió, por contra, que el Barcelona no abusara de las posesiones largas como si hizo en el primer tiempo para dormir el ímpetu local, aunque eso le permitió disfrutar de varias contras y de cerrar en una de ellas la eliminatoria con el gol de Rakitic.

Ficha técnica:

Valencia: Jaume; Montoya, Paulista, Garay (Vezo, 70), Gayà; Kondogbia, Parejo, Coquelin (Soler, 56), Rodrigo (Guedes, 56); Zaza y Vietto.

Barcelona: Cillessen; Sergi Roberto, Piqué (Mina, 82), Umtiti, Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta (Paulinho, 64), André Gomes (Coutinho, 45); Messi y Suárez.

Goles: 0-1 (Coutinho, 49). 0-2 (Rakitic, 81).

Árbitro: Undiano Mallenco. Amonestó a Rodrigo y Parejo.

Se acabó el pepi-sueño.

El equipo sevillano haciendo piña al principio del partido, en un ejercicio de conjura para conseguir el pase a la final de la Copa del Rey.

José Carlos López Carmona. (@jose46carlos)

El equipo de Nervión consiguió el pase a la final  en una batalla sin cuartel contra el Leganés que en todo momento le plantó mucha cara, que le tuvo contra las cuerdas pero el gol tempranero de los sevillistas descolocó a los pepineros, que hasta ese momento salieron mucho más valientes que su rival.

El comienzo del partido fue claramente del equipo hoy vestido de verde, el Lega, que salió, en otro empeño de querer llegar a la final de la Copa del Rey mucho más enchufado que el Sevilla. Este salió dormido, no se había encontrado aún, perdía balones con mucha rapidez y no conseguía tocar apenas el balón, este Lega salió con una presión muy alta, que le llevo a los sevillistas a no poder hacer el juego que hasta entonces venían haciendo. Fue un partido de mucha ida y vuelta, aunque a priori el Leganés es un equipo más pequeño económicamente, nunca estuvo por debajo en lo futbolístico al Sevilla, cada jugada que los sevillanos le plantaban era muy bien devuelta con una contra y con juego fluido que era capaz de llevar a cabo. En otra jugada el Zhar que llega un poco apurado a línea de fondo mete un centro bueno al área que Beauvue remata y se va alto, el Sevilla respondió con un buen pase al centro del área de Correa pero que llega a los pies del central del Leganés. El partido que aparte de ese juego de ida y vuelta se peleó en el centro del campo sobre todo y por eso los jugadores no llegaban a los remates a portería. Aunque a lo largo del partido los equipos se fueron abriendo y llegaron muchos más remates. En el minuto 15, el Sevilla que estaba muy dormido, que perdía balones fáciles en el centro del campo, en una jugada de banda de Muriel, que encara al defensor se va de él y al enfrentarse con un segundo va a tirar un pase a un compañero dentro del área que bloca Rico, y con un poco de fortuna le cae el rechace de nuevo a Muriel y le da un pase de la muerte a Joaquín Correa, consumaba un gol muy tempranero que dolió mucho en el seno pepinero.

A pesar de que hasta ese momento el Lega se había merecido más el gol por las ganas que le había puesto, la suerte le fue esquiva y ayudó al bando contrario y eso les desanimó y despertó a un Sevilla que empezó a desplegar una parte del juego que es capaz de hacer. No obstante el Leganés no se daba por vencido, porque la eliminatoria estaba muy abierta, porque un solo gol la llevaba a la prórroga. De esta forma las volvió a tener como un disparo lejano de Gabriel que Sergio Rico para fácil, una más por la banda de Diego Rico que pone un gran centro al área y que remata de cabeza otra vez Beauvue y se va alta. Los pepineros lo intentaban una y otra vez y el Sevilla se replegaba porque no quería sorpresas y tocaba el balón con mucha cabeza al sacarlo de su campo. Aunque en los momentos de salir corriendo también saben hacerlo muy bien, como en el minuto 41 cuando Muriel se recorre toda la banda izquierda mete un pase atrás en el área desde línea de fondo y Sarabia remata pero Tito saca debajo de los palos. Esta podría haber sido la puntilla que el Leganés necesitaba para acabar con él y que no llegaron a consumar. Gabriel lo volvió a intentar desde la frontal del área aunque se fue muy desviado y la última de esta primera parte fue para el Sevilla, que con un gran centro desde la esquina derecha escudero remata, en lo que parecía una jugada ensayada y se fue rozando las redes por encima. El partido se iba al descanso con una gran emoción porque todavía nada estaba decidido, habría que esperar a la segunda mitad para conocer al primer finalista de la Copa del Rey este año.

En la segunda mitad los equipos no salieron muy cambiados, el Sevilla intentando controlar el partido para que no hubiera sorpresas y así conseguir un pase “fácil” a la final y el Lega estaba obligado a ir interesándose por meter un gol para poder llegar a la prórroga. Hasta 12 minutos esperamos para ver un remate que fuera bien encaminado a portería como el de Rubén que a pesar de estar lejos fue un chut con mucha fuerza y que se fue rozando el poste por la escuadra izquierda. Y ya Garitano en el minuto 58 empezó agitar el banquillo para poder sacar un buen resultado que le llevara a la final, cambió a Eraso por Brasanac. Ese chut hacía presagiar que el pase plácido que el Sevilla buscaba no iba ser tan sencillo con este Leganés. Esos espacios que ofrecían los pepineros al verse obligados al irse al ataque el Sevilla supo aprovecharlos oportunamente cuando en una jugada del Mudo Vázquez, le da un buen pase enfrente de la portería a Sarabia que se perfila y dispara y el portero despeja bien. El Sevilla volvía acercarse después de minutos de un asedio intenso contra su portería. En el 73′ se evidenciaba que Montella daba por bueno este resultado y quitaba a Sarabia para introducir en el campo al recién llegado al equipo Miguel Layún y con este cambio del italiano, Asier Garitano también decide cambiar pero para ir más aún a por el partido. Se iba el amonestado Amrabat por Raúl García.

Así el partido seguía transcurriendo el Lega seguía llegando más y más, veía muy cerca la posibilidad de poder llegar a esa final tan ansiada, pero ya a estas alturas de partido hay que controlar los nervios y en el minuto 80 Vicenzo Montella hacía debutar a otro jugador, Sandro al que sacaba por Muriel que ha sido de los hombres del día. Así 3 minutos más tarde en el 83′ Asier Garitano acababa con sus cambios y sacaba al baluarte que en otras hazañas había sido clave aún siendo central, entraba el capitanísimo Mantovani por Tito pero también los sevillanos tenían que cambiar otra vez en el mismo minuto, porque Banega, otro sustento de los de nervión hoy y siempre se iba roto y entraba Pizarro para acabar el partido. 6 minutos agónicos con constantes idas y vueltas como todo el partido donde por fin en el minuto 89, el partido culmina en un grandísimo disparo del Mudo Vázquez que entraba por la escuadra izquierda sin opción de pararla para Champagne. Esto acababa con el pepi-sueño del Leganés de poder llegar este año por primera vez a una final de la Copa. Al final hubo un conato de tangana que fue sofocada al final por los propios jugadores ya que al ser una eliminatoria tan pulcra no merecía la pena mancharla por unos minutos.

Para concluir, el Leganés ha vuelto ha demostrar que no hay equipo pequeño y que le puede crear problemas a cualquier equipo al que se enfrente, porque es duro y que cuando tiene el balón en los pies sabe administrarlo de una forma mágica. Ha podido ser justo ganador tanto como el Sevilla. Por contra este Sevilla ha resucitado de entre los muertos con la llegada del nuevo entrenador, que le ha dado galones nuevos a diferentes jugadores y que eso se ha reflejado en su juego como N´zonzi, Mercado, Banega, Sarabia… A día de hoy es tan justo ganador porque ha sabido sobreponerse con un juego claro a los de la capital y así esperar al ganador de la siguiente eliminatoria Barcelona-Valencia… Duelo de titanes…

Ficha técnica:

2-Sevilla CF; Sergio Rico, Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero, Franco Vázquez, N´zonzi, Banega (Pizarro 83′), Sarabia (Layún 73′), Muriel (Sandro 80′) y Correa. Entrenador; Vicenzo Montella.

0-CD Leganés; Champagne, Tito (Mantovani 83′), Bustinza, Siovas, Diego Rico, Eraso (Brasanac 53′), Rubén Pérez, Gabriel Pires, El Zhar, Beauvue y Amrabat (Raúl García 73′). Entrenador; Asier Garitano.

Goles: 1-0 Correa (15′) y 2-0 Franco Vázquez (89′).

Árbitro: Estrada Fernández (comité catalán) amonestó a Amrabat.

Incidencias: Vuelta de la semifinal de la Copa de S.M. el Rey 2017/2018. En el estadio Ramón Sánchez Pizjuán con 59305 espectadores.

 

El 1-0 entre Barça y Valencia deja todo por decidir para la vuelta

La ida de semifinales celebrada hoy en el Camp Nou ha dejado a dos equipos muy vivos. El 1-0 logrado por el uruguayo Luís Suárez da una ligera ventaja al equipo culé, la cual deberá defender la próxima semana en Mestalla, donde se decidirá a uno de los finalistas de La Copa de su Majestad el Rey de la temporada 17/18.

Foto: Valencia CF

 

Para comenzar esta apasionante eliminatoria, ambos conjuntos se dieron cita en el Camp Nou. La primera parte dio cuenta de la abrumadora superioridad del FC Barcelona, que controló el encuentro de cabo a rabo, con un porcentaje de posesión del 80 % en muchos tramos. Pese a ello, la brillante defensa que planteó Marcelino hizo que el equipo de Ernesto Valverde no dispusiera ocasiones claras, tan solo un centro-chut de Iniesta, que fue desviado por Jaume y evitó que Suárez introdujera el balón en boca de gol. Por la parte del Valencia poco se puede añadir en ataque.

En la segunda parte, el Valencia salió con otra actitud. Comenzó a triangular y a generar algunos problemas al equipo culé, sin embargo, el Barça continuaba al ataque. Messi lideraba todas la contras y finalmente tras tanta insistencia Leo Messi consiguió salir de un mar de piernas poniendo un excelente centro, el cual remataría el Uruguayo Suárez, abriendo de esa manera la lata para los locales y de esa manera, acercándolos a la final.

Nada está decidido, aún con la vuelta por jugar, Mestalla actuará como testigo de lujo y dará el pase a uno de los dos equipos para la próxima final de la Copa del Rey que se celebrará el próximo 21 de abril en el estadio Wanda Metropolitano.

Ficha técnica:

1. Barcelona: Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Rakitic (Paulinho, min.67), Busquets, Iniesta (Alcácer, min.75; Aleix Vidal (Coutinho, min.57), Messi y Suárez.

0. Valencia: Jaume Doménech; Montoya, Vezo, Paulista, Gayà; Soler (Ferran Torres, min.75), Coquelin, Andreas Pereira (Maksimosic, min.46); Vietto y Rodrigo (Santi Mina, min.81).

Gol: 1-0, min.67: Luis Suárez.

Árbitro: José María Sánchez Martínez (comité murciano). Mostró cartulina amarilla a Sergi Roberto (min.35), Andreas Pereira (min.39), Vietto (min.50) y Soler (min.52).

Incidencias: partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey, disputado en el Camp Nou ante 50.959 espectadores, según datos facilitados por el FC Barcelona.

Todo por decidir en Nervión (1-1)

Partido histórico en Butarque. Sevilla y Leganés se medían por primera vez en Copa del Rey, y nada más y nada menos que en una semifinal, la primera del conjunto pepinero. Ambos conjuntos sacaron sus onces de gala para tratar de dejar bien encaminada la eliminatoria de cara a la vuelta en Sevilla. Los de Montella comenzaron mandando en el juego, sin embargo el Leganés dispuso de oportunidades para adelantarse en el marcador. En el minuto 20 llegaría el primer tanto del encuentro, obra de Luis Muriel, que batía a Champagne tras un gran derechazo que entraba cerca del palo largo. El conjunto hispalense contó con varias ocasiones para hacer el 0-2, sin embargo, todas acababan topándose con un Nereo Champagne que estuvo espléndido.

Sarabia Y Gabriel pugnan por un balón. Fuente: Marca.

La segunda mitad arrancó con un dominio claro del Leganés, que debía buscar el empate que les permitiera seguir muy vivos en la eliminatoria. En el 55, un error garrafal de Sergio Rico intentando despejar un balón en el área chica permitió a Siovas hacer el 1-1 que hizo estallar de júbilo a Butarque. El empate no hizo si no animar más al equipo madrileño, que logró hacerse dueño del encuentro y de las mejores ocasiones para adelantarse en el marcador. Montella no supo reaccionar, y únicamente dio entrada a Nolito por Muriel, desplazando a Correa a la delantera. El cansancio hizo mella en los jugadores sevillistas, que debían recurrir a las faltas para frenar los continuos ataques del Leganés. Finalmente el encuentro se salda con un empate que deja totalmente abierta la eliminatoria para el encuentro que se disputará la próxima semana en el Ramón Sánchez-Pizjuán, el cual puede suponer una nueva final para los hispalenses o la primera de la historia para los pepineros.

Ficha del partido:

  • CD Leganés: Champagne, Tito, Bustinza, Siovas, Raúl García; Brasanac (Eraso min. 45), Gumbau, El Zhar (Diego Rico min. 82), Gabriel, Amrabat (Omar min. 75) y Beauveu.
  • Sevilla FC: Sergio Rico, Jesús Navas, Mercado, Lenglet; N´Zonzi, Banega, Sarabia, Franco Vázquez, correa y Muriel (Nolito min. 75).
  • Árbitro: José Luís González González.
  • Goles: Muriel min. 20 (1-0), Siovas min. 55 (1-1).

Nueva debacle en Chamartín

 Varios jugadores del Leganés, celebrando uno de los goles encajados al Real Madrid.

José Carlos López Carmona. (jose46carlos)

El Real Madrid queda apeado de las semifinales de la Copa del Rey, por un Leganés que estuvo inmenso dándole la vuelta al resultado cosechado en Butarque.

Un Real Madrid que salió a por el partido, pero en ningún momento se les notó esas ganas que si impusieron los pepineros desde el primer minuto en el césped. Un Madrid que venía de ganar en su casa también al Deportivo de la Coruña en liga, no supo imponerse a este Leganés, que salió con un hambre voraz, que presionaba, que buscaba los balones, hacía jugadas muy buenas y llegaba a la portería blanca una y otra vez, tenía claro que quería remontar esta eliminatoria y llegar por primera vez en su historia a la semifinal de la Copa del Rey. Mientras que este Madrid no acababa de ubicarse en el partido tan trascendental que era para él (después de esta eliminación solo le queda la Champions League y está a 19 puntos del FC Barcelona en Liga), el partido fue desarrollándose de una forma que el Madrid esperaba, ya que en este Lega había muchas ganas de eliminar al Madrid, aunque hubo división de oportunidades para los 2 equipos; como en los primeros minutos Isco tuvo una oportunidad que la pierde por la gran defensa de este Leganés, la tuvo a balón parado Beauvue que se fue por poco al palo y así, este equipo cada vez más y más se iba acercando a la portería blanca, iba estirando el equipo por el campo, cada vez tocaba más el balón, aunque este Madrid tuviese alguna intención también de tocar el balón y acercarse a su portería, pero que no fructífera. De esta forma y con la ayuda de el hoy lateral derecho del Real Madrid, Achraf le deja un mal pase atrás a Nacho, que no llega a ese balón y Eraso se perfila en la frontal del área y que empala un gran zapatazo a la escuadra izquierda inalcanzable para Kiko Casilla. Error grosero del Madrid en defensa que se castiga con este golazo del Club Deportivo Leganés. El partido en el minuto 31′ y en otra ocasión el Madrid, tenia que volver a remontar otro partido cuesta arriba, porque este resultado llevaba a la prórroga. Con poco más para los blancos este partido se iba al descanso, sin embargo, el Leganés tuvo otra gran oportunidad antes de este, de Beauvue con un medio remate de chilena que se fue rozando las redes por fuera.

Empezaba la segunda mitad en el Bernabéu y el Madrid parecía que salía con otra cara, cuando nada más al pasar un minuto, un gran pase, del omnipresente en esta copa, Lucas Vázquez, metía un gran pase entre líneas a Benzema y que metía ese balón al fondo de la portería por encima del portero con gran majestuosidad. Minuto 46′, ahora sí el Madrid estaba clasificado, a no ser que se dieran la vuelta las tornas. Pero este Lega no se daba por vencido, y como viene demostrando en liga, y se lo ha demostrado en primera persona al Real Madrid, juega al fútbol y además muy bien, sobretodo y uno de sus mayores factores es el juego a balón parado, en el minuto 55′, Javier Eraso el autor del primer gol del partido, pone un gran centro al área que Gabriel Pires remata de cabeza, volviendo a dejar al desnudo a la defensa de este equipo, y retrata a Theo de como ha defendido en este córner. Quisieron darle otro color al partido después de este gol, que les dejó tocados y que en ese momento estaban en la calle, pero Asier Garitano decidió sacar al campo más experiencia en defensa para lo que se le avecinaba. En el minuto 57′ saca a Siovas del campo e introduce a Mantovani, un eje central en la composición de este Leganés. Mientras Zidane seguía creyendo en sus hombres y esperó hasta 10 minutos para meter cambios en el campo, también influido porque el Real Madrid se echó al ataque buscando el gol que le hacía falta para mantenerse vivos en esta competición y que no consiguieron. Seguían llegando una y otra vez este Madrid y en ningún momento los pepineros perdieron la nación de lo que tenían que hacer, seguían jugando como desde el principio. Zidane quiso subsanar los problemas que le daba la banda derecha y en el centro del campo, así en el minuto 68′, hizo un doble cambio donde se evidenciaba que estaba echando el equipo arriba, se iban Achraf y Llorente y entraban Dani Carvajal y Luka Modric, fueron 2 de los sustentos en esta segunda parte que crearon mucho juego por las bandas, incluso con alguna ocasión del croata pero que no llegaban a buen puerto. Y un minuto después Garitano volvía a responder a Zidane, cambiando a Amrabat por Raúl García.  Las 3 más claras las tuvieron Isco, un buen remate que se fue alto y que en el minuto 77′ fue cambiado por Mayoral, donde el Madrid ya iba a la desesperada a por este partido, otra oportunidad a otro excelente pase de Lucas Vázquez que monsieur Benzema no es capaz de enchufar a la red y que para muy bien Champagne, en el minuto 80′, cuando muy poquito antes Garitano agotaba sus cambios sacando del campo al El Zhar para seguir dando consistencia a su defensa y metiendo a Narajo. Y la última y más impactante de todas fue el gran remate del capitán Sergio Ramos por lo alto y que para el portero del Lega. C’est fini, el Madrid quedaba apeado un año más de las semifinales de la Copa del Rey por un Club Deportivo Leganés, que fue superior desde principio hasta final y que supo darle la vuelta al mal resultado que traía de la ida.

En este partido hay muchos jugadores, además del entrenador que quedan retratados. Primero porque un Real Madrid casi sin oportunidades en Liga y que el dia 14 de febrero le espera el PSG, tiene que apostar por la copa, que aun no teniendo esta mala situación debería pelear por ella año tras año, y Zidane ha ido a morir con sus hombres y lo ha hecho, además y sin ni siquiera estar cerrado el resultado visto lo visto en ida Zidane no convoca a baluartes como Bale, Cristiano ni Marcelo y que podían por lo menos haber intentado arreglar este partido. Así el mismo se hace responsable en la sala de prensa, como lo es. Segundo, esta “unidad B” de los blancos no es como la del año pasado, y se ve en que ni en estos ni en cualquier partido que han jugado, han sido capaces de demostrar nada al entrenador, y ninguno a tumbado la puerta. Solo en el caso de Lucas Vázquez que quizá  siempre dio la cara en la copa que es donde más juega. Y por último decir que el Leganés ha hecho una extraordinaria eliminatoria, en la ida incluso perdiendo y en la vuelta remontando como un equipo grande. Triunfo histórico para este equipo, que ya espera con Sevilla y Valencia en semifinales al ganador del Barcelona-Espanyol.

Ficha técnica: 1- Real Madrid: Kiko Casilla, Achraf (Carvajal 68′), Nacho, Ramos, Theo, Kovacic, Llorente (Modric 68′), Isco (Borja Mayoral 77′), Lucas Vázquez, Asensio y Benzema.

2-CD Leganés: Champagne, Diego Rico, Siovas (Mantovani 57′), Bustinza, Tito, Gabriel Pires, Brasanac, Amrabat (Raul García 69′), Eraso, El Zhar (Naranjo 80′) y Beauvue.

Goles: 0-1 Eraso (31′), 1-1 Benzema (46′) y 1-2 Gabriel Pires (55′).

Árbitro: Gil Manzano (comité extremeño) amonestó a Bustinza, Champagne y Ramos.

Incidencias: Vuelta de cuartos de final de la Copa de S.M. el Rey 2017/2018, en el Estadio Santiago Bernabéu con 46409 espectadores.

El Valencia, a semifinales por penaltis

Andrea Romero (@andreakrkic_fcb)

 Los penaltis decidieron el pase del Valencia a semifinales tras una vuelta de infarto en Mendizorrotza

El Valencia celebrando el pase a semifinales. (Fuente: El País)

Ni los 90 minutos de rigor, ni la media hora de prórroga fueron suficientes para el Valencia y el Alavés. Los penaltis fueron finalmente los encargados de decidir quien de los dos equipos pasaba a semifinales y quien se despedía de la Copa del Rey este año. Ambos equipos le echaron ganas y se dejaron la piel en el campo pero los 11 metros decidieron que el Valencia era el elegido para estar en semifinales de la Copa del Rey.

El Alavés, acompañado de su incansable afición, llegaba a Mendizorrotza con la esperanza de remontar el resultado de la ida y conseguir lograr la gesta del año pasado, pero el Valencia, con el marcador a favor, no estaba dispuesto a dejar pasar la oportunidad de pasar a semis. Por ello, los 120 minutos que duró el encuentro hasta llegar a los penaltis estuvieron llenos de ilusión, nervios y oportunidades. Una de esas eliminatorias dignas de ver.

La primera mitad del partido se cerró sin goles pero con ocasiones de ambos equipos. El Alavés enseño los dientes y demostró al Valencia que no daban el partido por perdido y que no se lo iban a poner nada fácil. Ya en la segunda mitad, lejos de rendirse, el conjunto albiazul, dominó más el partido y disfrutó de ocasiones de gol como las de Ibai Gómez, Duarte, Rúben Sobrino y Laguardia que Jaume Domenech, quien en los penaltis se convertiría en héroe, logró evitar. Un gol anulado a John Guidetti en el 57′ por una falta cometida anteriormente por el propio jugador hizo estallar Mendizorrotza y aceleró el ritmo de partido. La recompensa del Alavés llegó en el 73′, cuando Munir, recién incorporado al terreno de juego, logró tras una asistencia de Ely meter el balón al fondo de la portería ché. El Alavés rozaba las semifinales, la afición albiazul deliraba coreando el nombre del goleador…pero aún quedaban muchos minutos para el final. Apenas 4 minutos más tarde Santi Mina empataba el partido tras un error de Ely en el despeje de balón. El Alavés necesitaba mínimo un gol más para forzar la prórroga y dos más para clasificarse. Y lejos de rendirse, en el 86′ Sobrino aprovechó un saque de falta de Munir para lograr el 2-1 e igualar la eliminatoria. A partir de ahí el partido se volvió frenético para ambos equipos que intentaban con todas sus fuerzas marcar para evitar la prórroga. Ninguno lo consiguió y ya en la prórroga, con los jugadores de ambos equipos exhaustos, los goles tampoco llegaron.

Era hora de los penaltis. La lotería del fútbol. Jaume Domenech por parte del Valencia y Antonio Sivera por parte del Alavés en portería. Pina, Pedraza, Hernán, Munir y Sobrino del Alavés y Rodrigo, Mina, Kondogbia y Gayá del Valencia como tiradores. Mendizorrotza era un hervidero. Pina comenzó marcando para el Alavés, Rodrigo también para el Valencia. Después, el héroe de la tanda de penaltis, Jaume Domenech paró el penalti a Pedraza mientras que Mina marcaba para el Valencia . Turno del Alavés de nuevo, chuta Hernán Pérez, para de nuevo Jaume. Las cosas se complicaban para el Alavés. Turno de Kondogbia para el Valencia y Sivera lo para. Aún quedaban esperanzas. Los siguientes eran Munir y Gayá, ninguno falló. Era el turno de Rubén Sobrino. Si marcaba seguían los penaltis, pero si fallaba el Alavés decía adiós a la Copa. La mandó fuera. No pudo ser este año. El Valencia se clasificaba para las semifinales de Copa del Rey tras una intensa eliminatoria en la que ambos equipos gozaron de oportunidades para lograr el pase. Así, hasta que Barcelona y Espanyol jueguen el partido de vuelta en el Camp Nou, ya son tres los equipos clasificados para semifinales de Copa del Rey: Valencia, Sevilla y Leganés, el cual logró una gesta histórica al eliminar al Real Madrid.

Ficha Técnica:

Alavés: Sivera; Martín, Laguardia, Ely (Demirovic, 84′), Duarte; Dani Torres, Pina; Ibai Gómez (Munir, 71′), Pedraza, Sobrino; Guidetti (Hernán Pérez, 71′).

Valencia: Jaume; Montoya, Vezo, Paulista (Garay, 22′), Gaya; Maksimovic, Parejo, Kondogbia, Guedes; Zaza, Vietto (Rodrigo, 59′).

Goles: Munir (73′), Santi Mina (77′), Sobrino (86).

Penaltis: 1-0: Pina, gol. 1-1: Rodrigo, gol. 1-1: Pedraza, paró Jaume. 1-2: Mina, gol. 1-2: Hernán Pérez, paró Jaume. 1-2: Kondogbia, paró Sivera. 2-2: Munir, gol. 2-3: Gayá, gol. 2-3: Sobrino, fuera.

Árbitro e incidencias: Álvarez Izquierdo amonestó con tarjeta amarilla a Dani Torres (47′), Pedraza (65′), Munir (79′), Pina (95′) y Duarte (96′) / Maksimovic (49′), Vezo (60′), Kondogbia (79′), Parejo (85′), Guedes (92′) y Santi Mina (103′).

El Sevilla, primer semifinalista de la Copa del Rey (3-1)

Cuando el sorteo enfrentó a Sevilla y Atlético de Madrid en los cuartos de final de la Copa del Rey, pocos le daban a los hispalenses opciones de pasar a semifinales. Sin embargo, una sorprendente victoria en el Wanda Metropolitano permitió que los de Montella encarrilaran una eliminatoria que cerraron esta noche con una nueva victoria. El técnico italiano, por tercera vez consecutiva, repitió once con una única salvedad, y es que Jesús Navas partió desde el lateral derecho en sustitución de Corchia. Apenas sonó el pitido inicial, cuando Escudero puso por delante a los suyos en la primera acción de ataque sevillista con un gran remate con la diestra desde la frontal. Sin casi tiempo para reaccionar, el Sevilla volvió a disponer de una ocasión para hacer el segundo en las botas de Joaquín Correa, cuyo golpeo dio en un defensa colchonero. En el minuto 13 de partido, Griezmann le daría emoción a la eliminatoria tras lograr empatar con un balón bombeado que sorprendió a Sergio Rico, que se encontraba adelantado. Las ocasiones se sucedieron para ambos conjuntos, destacando un tiro de Griezmann y un remate de cabeza de Franco Vázquez, ambos saliendo fuera.

Banega celebra el 2-1. Fuente: La Vanguardia.

La segunda mitad comenzó casi como la primera, y es que en el minuto 47 Saúl cometería un penalti sobre Correa que convertiría Banega en el 2-1. Poco después, Ángel Correa tuvo la mejor ocasión de los madrileños en la segunda parte, sin embargo su tiro sería despejado por Sergio Rico. Simeone, viendo como sus jugadores se cargaban de amarillas y tenían serias posibilidades de salir expulsados, decidió realizar los tres cambios rápidamente, intentando cambiar de alguna manera el sentido del encuentro. Por el contrario, con los cambios efectuados fue el Sevilla el que dispuso de las mejores ocasiones para hacer el tercero y sentenciar así la eliminatoria. Sarabia, tras un gran pase del “Mudo” que le dejó solo, haría el 3-1 tras un remate con la zurda que golpeó en un defensa, evitando que Moyá pudiera hacer algo para detenerlo. A falta de diez minutos para el final del encuentro, el Cholo Simeone protagonizaría una de las imágenes de la eliminatoria al ser expulsado por sus reiteradas protestas. A pesar de ir 3-1 en el marcador, el dominio hispalense fue claro, disponiendo de las mejores ocasiones hasta el final del encuentro. Con esta victoria el Sevilla alcanza las semifinales por octava vez en lo que va de siglo, siendo el segundo equipo que más veces lo ha logrado tras el Barcelona. Por su parte el Atlético pierde una de sus principales bazas para lograr un título esta temporada, por lo que se encomendará a la Europa League para no salir de vacío un año más.

Ficha del partido:

  • Sevilla FC: Sergio Rico, Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; N´Zonzi, Banega, Sarabia, Joaquín Correa (Nolito min. 87); Franco Vázquez (Pizarro min. 83) y Muriel (Ben Yedder min. 72).
  • Atlético de Madrid: Moyá, Vrsaljko, Godín, Giménez (Thomas min. 64); Gabi (Torres min. 56), Saúl, Koke, Ángel Correa (Carrasco min. 59); Giezmann y Gameiro.
  • Árbitro: Juan Martínez Munuera.
  • Goles: Escudero min. 1 (1-0), Griezmann min. 13 (1-1), Banega min. 47 (2-1 pen.) y Sarabia min. 79 (3-1).

Asensio vale su peso en oro

Un gol de Marco Asensio en los últimos minutos da la victoria al Real Madrid ante un combativo Leganés, dejando todo por resolver en la vuelta dentro de una semana en el Santiago Bernabéu.

La noche era fría en Madrid. Lo último que apetecía era ir a un estadio tan abierto como Butarque un jueves a las 21:30. Pero el Leganés estaba haciendo al inédito en su historia: disputar unos cuartos de final de la Copa del Rey. Por ello, la ciudad del sur de Madrid estaba preparada para vivir una jornada especial, dejando de lado la climatología. Además, el rival era el Real Madrid, haciendo de este derbi un sueño para todo Pepinero que se precie. El colegiado marcó el inicio del encuentro, y con este, se empezó a desarrollar el guión que se presuponía: los locales cederían el balón al Real Madrid esperando la ocasión idónea para contraatacar.

El balón fue blanco durante toda la primera mitad, pero sin causar sobresaltos a Champagne, algo inexplicable viendo la calidad que aúna el Real Madrid. Tan sólo un fallo clamoroso de Kovacic ante el arquero argentino del Leganés fue la única ocasión remarcable de los primeros 45 minutos, viniendo esta de un fallo de Rubén Pérez en la salida de balón. Los locales sabían perfectamente a lo que jugaban y lo que se jugaban, mientras que Zinedine Zidane y sus muchachos no eran capaces de dinamitar el muro que había plantado Asier Garitano.

Viendo lo espeso que estaba el Real Madrid moviendo el balón, el Leganés dio un paso adelante en la segunda mitad, dejando de defender en bloque bajo para empezar a presionar con más intensidad a los visitantes. Este movimiento de Garitano transformó el partido en un duelo de área a área. Mientras que los locales iban arañando metros, el ambiente se fue caldeando. Toda decisión de Sánchez Martínez era criticada, haciendo que las entradas cada vez fuesen más duras. En una de las faltas señaladas en contra del Madrid, llegó el primer momento que pudo decidir la historia del Leganés. Y tendría nombre propio, aunque no formase parte del plantel Pepinero. Una falta botada al área la intentó despejar Marcos Llorente, con tan mala suerte de mandar el balón al travesaño de la portería que defiende Kiko Casilla.

Minutos más tarde, llegaría la otra jugada que podría haber definido el futuro de Leganés. Un centro de Amrabat, hiperactivo desde que entró al terreno de juego, encontró a Beauvue dentro del área, consiguiendo rematar con una espectacular volea que levantó del asiento a todo Butarque, que ya celebraba el gol. Pero apareció Kiko Casilla, dando vida a su equipo en su momento más bajo.

Cuando todo parecía que se iba a resolver una semana más tarde en el Santiago Bernabéu y el Madrid parecía que seguiría unos días más sumido en el pozo en el que se encuentra, apareció un genio. Un jugador superlativo que siempre tiene un as en la manga pese a no haber cuajado un buen partido, alguien que no podía ser otro que Marco Asensio. Isco empezó la jugada en el centro del campo, consiguiendo conectar con el protagonista de la jugada en tres cuartos de campo. Ahí, el balear se encontró con Theo Hernández que, tras aguantar el balón, consiguió conectar su centro con Asensio en el primer palo, consiguiendo así anotar el único tanto del partido gracias a un remate inapelable en el minuto 90.

Pese a la ventaja del Real Madrid, la fe es lo último que se pierde en Leganés, una ciudad que en tan solo un lustro ha pasado de jugar en barrizales a jugar en los mejores estadios de España. El sueño sigue vivo en el equipo del sur de Madrid, quedándose todo abierto para el partido de vuelta. Mientras tanto, los de Zidane tendrán que defender la escasa renta que tienen para pasar a la siguiente ronda de la Copa del Rey, la única competición en la que los Blancos tienen opciones reales de levantar un trofeo.

Melendo da ventaja al Espanyol (1-0)

Salió Valverde con un once con cambios en el estadio de Cornellá para afrontar la ida de cuartos de final de Copa. Notó sobre todo el Barcelona la falta de Rakitic e Iniesta a la hora de filtrar pases y combinar en el medio campo ante el excelente entramado defensivo que planteó Quique Sánchez Flores. 

Y es que al margen de tres acciones individuales de Messi y de una ocasión clara de Denis ya cuando agonizaba el primer tiempo, el partido se jugó a lo que más interesaba al equipo local. Amarrar el resultado y dejar la meta propia a cero y cazar algún balón para ir con ventaja al Camp Nou. Pero no fue defender lo único que hizo el Espanyol. Falto de mordiente ofensiva, sí que supo combinar con acierto en muchas ocasiones. 

Tras el descanso el choque subió de intensidad, con mucha protesta e interrupciones constantes favoreciendo siempre el plan local de cortocircuitar la fluidez de juego del Barcelona. Tanto funcionó que hasta Diego López detuvo una pena máxima bien lanzada por Messi, abajo al palo izquierdo del meta. 

Quedaba media hora en la que hubo momentos de tensión como un objeto lanzado desde la grada sobre el meta culé y otros alegres como el regreso nueve meses después de Rafinha. Tanto desesperó el Barcelona que se olvidó de jugar y salió perdiendo la guerra planteada por Quique a la que no estuvo obligado a ir. El gol de Melendo cuando el partido terminaba fue la guinda a un encuentro serio del Espanyol y que obliga al equipo de Valverde a remontar. 

Ficha técnica:

Espanyol: Diego López, Marc Navarro, Duarte, Naldo, Aarón (Didac, 57), Víctor Sánchez, Javi Fuego (Melendo, 74), Darder (Leo, 45), David López, Granero y Gerard.

Barcelona: Cillessen, Digne, Piqué, Vermaelen, Sergi Roberto, Busquets, Paulinho (Rakitic, 53), Denis Suárez (Rafinha, 78), Aleix Vidal, Aleñá (Suárez, 59) y Messi

Goles: 1-0 (Melendo, 88).

Árbitro: de Burgos Bengoechea. Amonestó a Aaron, Aleñá, Rakitic, Vermaelen, Víctor, Gerard, David y Alba. 

A %d blogueros les gusta esto: