Breaking News
Home » Deportes » Baloncesto » Durant destroza a los Cavs, pone el 3-0, y deja los récords para James y los anillos para los Warriors

Durant destroza a los Cavs, pone el 3-0, y deja los récords para James y los anillos para los Warriors

Golden State Warriors 110-102 Cleveland Cavaliers

(3-0)

Con el lema “Cueste lo que cueste” (Whtaever it takes) y claras referencias al personaje de comic, Venom, los Cavs presentaron el encuentro tras una muy notable interpretación del himno estadounidense de rigor a cargo de un marine retirado. Casi sin respiro la megafonía nos dejaba los últimos acordes la parte más popular de la celebérrima Carmina Burana. Ambiente de batalla, referencias a la épica por doquier…. todo listo para que el baloncesto decida.

La salida del encuentro fue de libro. Los Cavs metidísimos en el partido, el público pitando cual cuarto árbitro los tres segundos o las violaciones de pasos, y varios fallos sencillos de los Warriors. Cleveland anotaba tiro tras tiro. Con james poniendo el punto de exclamación con una de las jugadas de estas finales.

El partido entra en una dinámica diferente tras el tiempo muerto, los Cavs se llegan a poner 4 a 16, pero los Warriors tímidamente van entrando en juego. Varias acciones dudosas más conducen a la técnica de Draymond Green, los Warriors no entran en juego en ataque, y están muy incómodos en defensa y con el arbitraje. Curry lleva ya dos faltas y ha entrado en pista Iggy…. Mil detalles en un encuentro que va a velocidad infernal hacia el final de cuarto, y del que pese a todo aún quedan más de 3 minutos. Aún está abierto el sino del cuarto, pero los Cavs de momento, mandan con solidez.

….y los Warriors llegaron tarde, pero llegaron. El cuarto cambia totalmente de sentido a medida que el poco sofisticado ataque de los Cavs falla los triples. El primer triple llegó a la séptima de la mano de un errático Klay Thompson, le secundaría Durant, y tan sólo un triple final de Jeff Green, permite a los Cavs llegar por delante al final del cuarto. Todavía tendría tiempo Durant de sacar falta y anotar desde los tiros libres su punto número 13 sin fallo, amén de 7 rebotes…..brutal. 29 a 28.

Nadie le ha puesto la bridas al encuentro, que marcha desbocado hacia quién sabe dónde. Sucesión de tiros con poco sentido de salida, y 6 a 0 en el correcalles. Los Cavs mandan 28 a 35, sin Durant, los Warriors no ven aro. LeBron James ya está 10 puntos 6 rebotes y 5 asistencias; le aguanta el pulso personal a Durant y sus compañeros, esta vez, dan más que los de Kevin.

La reacción de los Warriors es tímida esta vez, pero están en el encuentro…al menos mientras Durant esté sobre el parquet. Llega, todo una noticia, el primer fallo de Livingstone, que había anotado los 11 primeros tiros en estas finales. Curry y Klay Thompson se combinan para un terrible 2 de 14 en tiros de campo, con 1 de 9 en triples. James, suma y sigue, 14-6-6 en 17 minutos, todos los del encuentro.

LeBron está monstruoso, pero ha encontrado a un amigo en Kevin Love. 15 puntos y 10 rebotes a estas alturas del sensacional y siempre mal utilizado ala-pívot de los Cavs. James está en 14-6-9 y se apoya en otro bastión, los errores arbitrales, como el que le cuesta la segunda y tercera falta a Curry (que está en 2 puntos y -15 con él en cancha). Si el arbitraje es casero, si James funciona, si Love esta vez también, si Curry y Green llevan 3 faltas….¿cómo llegamos al final de la primera parte con un cerrado 52 a 58? La respuesta es Kevin Durant. 7 de 10 en tiros y 24 puntos con 8 rebotes y 2 asistencias para él.

Salida en falso de los Cavs que fallan varias defensas y ven como el factor McGee, buenos pases de Green y el omnipresente Durant ponen el empate a 61. Hay tiempo muerto, pero la salida no cambia la dinámica. Los Warriors se crecen en el temo rápido y descontrolado. Mientras para los Cavs están perdidos y no optimizan a James; los Warriors encuentran a McGee. Durant se va al banco con 69 a 64 y 29 puntos y 12 rebotes. Sonríe en el tiempo muerto, los Cavs están comenzando a perder sangre.

Los Cavs reaccionan….si, pero ya lo hacen para que el partido no se les vaya. Durant está haciendo lo que quiere con ellos mientras James está agotado. Stephen Curry pasa por enfermería, su 1 de 11 en tiros y esta situación inesperada, preocupantes. El partido entra en una dinámica de intercambio de golpes que deja a los Warriors por delante al final del tercer cuarto. Parece mentira con el pésimo comienzo de encuentro, que los Warriors lleven la inercia ganadora a estas alturas, pero la realidad es que la diferencia entre ambas plantillas es enorme. El flujo anotador de James se ha detenido en este tercer cuarto, la aparición de Rodney Hood ha frenado la hemorragia. Durant, sigue dominando el encuentro, y ya está en 34-13-5 aportando en cada faceta de juego.

El último cuarto entra de inicio en una extraña dinámica que llevará a un duelo inesperado entre Rodney Hood y Kevin Durant, el intercambio de canastas no favorece a ninguno de los dos equipos mientras Stephen Curry falla un tiro tras otro; LeBron ya tiene el triple doble a tiro. A todo esto, los Cavs vuelven a probar el liderato momentáneo en el marcador. Con 94 a 93 los Warriors van por delante al tiempo muerto y Curry lleva ya 1 de 14 en tiros. Su juego, precisa que siga tirando incluso en estas rachas….puede ser toda una carga para unos Warriors que no tienen ningún completo en dar un balón tras otro a Durant como única solución en ataque. James lleva ya 26-11-11 y Durant 38-13-6. Duelo de la década.

Al siguiente tiempo muerto llegamos con 96-95. Uno arriba para los Warriors y 3:19 para el final. ¿Les suena? Cleveland ha ido ganando opciones a medida que los Warriors han dejado de encontrar cualquier otra cosa que no sea Durant. El parcial es de 13-14 para los Cavs, muy bajos guarismos para estos equipos, pero es que la final puede terminarse hoy…

…y apareció por fin Steph Curry con 5 puntos consecutivos y el efecto Iguodala empezaba a hacer daño en defensa.

Una buena defensa precisamente le da a Durant la opción de estirar el marcador casi definitivamente….y Kevin anota un triplazo que pone el 106 a 100 casi definitivo. Porque la canasta de LeBron es contestada por Green tras un pase muy bueno de Steph.

108 a 102 a 6 segundos y pocos argumentos de los Cavs. Triple rápido de J.R.Smith de salida que falla y los Warriors amarran el 3 a 0. El triple doble de James en 47 minutos (33-10-11) se queda en nada ante un Durant que ha sido dominante. 43 puntos, tope de carrera en play off y casi ya podemos saludar al MVP de estas finales.

 

El dato: Partidazo de James, +10 en el rebote…pero los Cavs no son equipo competitivo si no tienen un gran acierto en los triples, donde además no son grandes tiradores. Curry hace 1 de 11 en triples en una final en la que llevaba 14 de 28 en dos partidos. LeBron James se ha convertido en el jugador con más triples dobles en las finales y partidos con más de 30 puntos en play offs, es una leyenda viva, da la impresión de que su legado durará décadas.

La clave: La presencia de Iguodala hizo que LeBron bajase del 50% en tiros de campo, y significó un +14 en sus 22 minutos en cancha.

MVP. Kevin Durant. Alfa y omega en el ataque de los Warriors. Sin Curry, sin Green, sin Thompson….el alero estuvo esta vez sólo en ataque. Y vaya si supo solventar la papeleta. 43 puntos con 13 rebotes y 7 asistencias. Está dominando las finales y va de menos a más. Promedia en el 3-0 31,7 puntos 10,3 rebotes y 6,7 asistencias y lleva dos partidos por encima del 65% en tiros de campo. Tuvo incluso palabras de humildad y reconocimiento para unos compañeros que sonaron poco sinceras en cuanto a que esta vez Kevin no necesitó ayuda de ningún tipo. Es capaz de anotar tiros contestados y da la sensación de ser más completo cada día que pasa, integrado en estos Warriors se ha convertido en el jugador más determinante del mundo.

Acerca de Alván

Alván
Aficionado al baloncesto desde que aprendí a escribir y analista de laboratorio. Cuando escribo busco enfocar la información desde un punto de vista neutral, objetivo, lo más fiel a la realidad posible; así como encontrar el enfoque más alejado de las grandes editoriales de prensa. Mi objetivo: acercar la mayor cantidad de gente posible a la parte más apasionante del baloncesto y divertirme haciéndolo.

Check Also

Balada triste de Chris Jackson. El mal paso.

Un día fue Chris Jackson y al día siguiente Mahmoud Abdul-Rauf. Un día era un base eléctrico, rapidísimo, genial desde el tiro libre, lleno de tics, y de tricks (trucos), con un cross-over mortal, unos recursos técnicos adelantados a su tiempo (¿alguien ha dicho Steph Curry?), un tiro de media distancia espectacular, inclinándose hacia adelante y eludiendo las manos de unos defensores de los que se zafaba en la misma medida en que los provocaba... Un día Chris Jackson era un dios en ciernes, y al día siguiente nadie quería recordar su nombre. Pero la historia, ya estaba escrita

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.