Breaking News
Home » Deportes » Baloncesto » Golden State Warriors ganan su tercer anillo en 4 años. Durant MVP y James…¿último día en los Cavs?

Golden State Warriors ganan su tercer anillo en 4 años. Durant MVP y James…¿último día en los Cavs?

Golden State Warriors 108-85 Cleveland Cavaliers

(4-0)

Se encaró el cuarto partido de la final de la NBA con la duda de qué nivel de motivación mostraría cada equipo. Por el tercer partido ya sabemos que una salida fulgurante de cualquiera de los dos equipos no significará un paso definitivo, que los Warriors, al menos ellos, son capaces de alargar los partidos con su capacidad de anotar mucho, en muy poco tiempo. Pero lo cierto es que una salida contundente de los visitantes podría ser clave. Es muy complicado para los Cavs salir con la motivación adecuada con el abrumador precedente de 3 a 0. Ningún equipo en la historia ha conseguido remontar uno, y difícilmente lo va a hacer Cleveland con un equipo limitadísimo. El patente cansancio de James y la recuperación por parte de Golden State de su némesis, Andre Iguodala, matan las últimas ilusiones.

Sin embargo aún quedan algunas respuestas por conseguir. ¿Será Durant el MVP o habrá algún otro jugador que con un cuarto (o sucesivos) partido(s) soberbio(s) se haga con el trofeo individual? ¿Querrán los Warriors sentenciar o pensarán que rematar en casa es una buena opción? ¿Será éste e último partido en casa de James como jugador de los Cavs? ¿En ese caso, saldrá a por una actuación memorable a nivel individual?… De nuevo un miembro de las fuerzas armadas estadounidenses canta las primeras estrofas del celebérrimo barras y estrellas mientras e nos agolpan las preguntas y la expectación en las cabezas…

Balón al aire, Cleveland, Ohio, home of the basket, home of the braves, home of LeBron James.

 

A los dos minutos y medio llega el primer tiempo muerto. Stephen Curry ha salido muchísimo más metido que en el partido anterior, la probabilidad de que hiciese dos partidos seguidos muy malos era baja. 10 a 3 y los Cavs están fuera en ataque y en defensa. Desde la TV nos dan un dato sangrante, los Warriors han ganado 9 de los últimos 10 partidos a los Cavs. Curry lleva ya 6 puntos sin fallo. De salida un fallo más seguido de un triplazo de Curry (con falta no pitada). 13 a 3. Cleveland herido.

Una canasta tras clamorosos pasos de James (es abusivo el uso de esta infracción que hace el sensacional jugador de los Cavs, a estas alturas los árbitros ya no se atreven a pitar nada) de enorme calidad y un buen triple de Love que llega por fin al encuentro, provocan el tiempo muerto de Kerr. Los Cavs están a dos. 13 a 11.

Los Warriors se ponen las pilas tras el tiempo muerto, y salen metiendo tres triples seguidos, de Green, de Iguodala (dos con los que no contábamos) y de Curry que ya lleva 12. A todo esto, James lleva 1 de 4 en tiros (y 3 asistencias). Durant pilla dos veces muy seguidas dormidos a los Cavs…el público se incomoda con la actitud de los suyos.

El partido no se moverá de la dinámica Warriors +casi 10. Los Cavs están mal de defensa y tampoco están especialmente inspirados en ataque. Durant y Curry llevan ya 20 puntos. LeBron, pese a estar gris, lleva 8 puntos 2 rebotes y 3 asistencias. Pese al 14 a 9 en rebotes, los Cavs están 25 a 34 abajo. La realidad de este desequilibrio es que los Warriors no cogen tantos rebotes de ataque porque fallan menos lanzamientos. Con 6 de 10 en triples por cuarto, desde luego, la final terminará esta noche. Lue tiene mucho trabajo por delante, porque lo que concede a su equipo en un lado de la cancha con los cambios, lo pierde en el otro.

Los Cavs mejoran notablemente en defensa en los primeros minutos del último cuarto, pese a seguir erráticos en ataque, el parcial les es favorable y se ponen a tiro de 3. Entre el desbarajuste Warrior, destaca el terrible partido de Klay Thompson, que da un nivel bastante bajo en esta final. La sangría en el rebote de ataque termina en la jugada en la que Korver recibe tras uno de ellos (el 10º) cometiendo la tercera falta y dando tres tiros para que Korver empate el partido. No conseguirá empatar Korver….pero james en contraataque pondrá a los Cavs por delante desde el 2 a 3 de inicio.

Los Cavs salen dormidos y Jordan Bell les anota dos canastas seguidas, los cavs responden, pero el partido entra en un intercambio de golpes y liderazgos. Los Warriors en ese ambiente son superiores y cuando Curry vuelve a aparecer la ventaja se estira ligeramente. Iguodala es impagable. Saca falta de ataque a James y anota un triple en la jugada siguiente. Lleva 3 de 5.

En los minutos finales del segundo cuarto los Warriors van ganando ventaja hasta que Curry, en la última jugada de su equipo devuelve los 9, ventaja sintomática, porque los Warriors empatan el cuarto, que había tenido color Cavalier durante buena parte de su desarrollo. Stephen Curry ya lleva 20 puntos, los Warriors 8 tapones, y Golden State 9 de 17 en triples. Incluso los 16 puntos 3 rebotes y 5 asistencias de LeBron huelen a decepción.

Salida pésima de los Cavs en la segunda parte. Todos sabemos que los Warriors están matando a todos sus rivales en el tercer cuarto, cosa que tampoco debe sorprender, porque tradicionalmente los grandes equipos se despegan en ese momento de los partidos, aunque en el caso de los Warriors llama la atención por haber sido escenario de varias remontadas. 6 a 0 de salida, y 67 a 52 que pesa como una losa en el corazón de los Cavs. Klay Thompson ha sido el iniciador del parcial, con su de momento, única canasta del encuentro. Tanto interiorizan el dominio los Warriors, que el siguiente tiempo muerto llega cuando los Cavs se ponen a 11. Klay Thompson sólo lleva 2 puntos y Draymond Green sólo 1 rebote, pero las armas de los Warriors son infinitas.

Los Cavs se hunden, LeBron está agotado y Golden State comienza a pasearse. Sin una inspiración sublime anotan con cierta facilidad, pero es que Cleveland en ataque no está en el partido. La falta de ataque de James sobre Curry sintomática.

James comete su cuarta falta con 79 a 63 abajo. Los Cavs se desangran. El 86 a 65 del final del cuarto lo dice todo. La situación en el banco de James, que muestra cara de frustración, y enfado con sus compañeros, cuando no de lejanía, lo repiten. LeBron lleva 20-4-8 pero ha tirado a canasta una vez menos que Kevin Love. 7 de 21 en triples de los Cavs, lo de siempre. Curry es hoy el mejor y lleva 25 puntos, pero Durant suma unos impresionantes 18-8-8 pese a estar un poco menos acertado (se nota la relajación en la selección de tiro).

Dato destacado, Klay Thompson que llevaba tres faltas y estaba fuera del encuentro, ha anotado 10 puntos en el cuarto, siendo clave en el despegue del equipo.

Salida de último cuarto, LeBron en el banquillo y Curry encendido. Saca falta y tres tiros antes de que King James vuelva con 92 a 70 en el marcador. 95 a 70 cuando empieza a jugar, la final es de los Warriors. Curry ya lleva 35. De aquí al final del encuentro, los Warriors se pasearon por el Quicken Loans Arena.

LeBron se sentó con 23 puntos 7 rebotes y 8 asistencias en 41 minutos. A 2:47 del final los Warriors celebran ya el título en un tiempo muerto de rigor.

 

El dato: LeBron tiró 32, 20 y 28 tiros hasta este encuentro en el que apenas lanzó en 13 ocasiones.

La clave: La calidad de la plantilla y la losa del 3 a 0.

MVP. Stephen Curry. No iba a hacer dos partidos malos seguidos, y se deshizo de las malas sensaciones con un partidazo. Hizo lo que quiso con los Cavs y eso que en alguno tiros estuvo falto de suerte. Partidazo impresionante con 37 puntos 6 rebotes 4 asistencias 3 robos y 3 tapones. Durant le secunda con 20 puntos 12 rebotes y 10 asistencias. 27,5 puntos 6,0 rebotes 6,8 asistencias 1,5 robos y 0,8 tapones en las finales para el MVP. Kevin Durant también fue clave con 28,8 puntos 10,8 rebotes 7,5 asistencias 0,8 robos y 2,0 tapones.

Acerca de Alván

Alván
Aficionado al baloncesto desde que aprendí a escribir y analista de laboratorio. Cuando escribo busco enfocar la información desde un punto de vista neutral, objetivo, lo más fiel a la realidad posible; así como encontrar el enfoque más alejado de las grandes editoriales de prensa. Mi objetivo: acercar la mayor cantidad de gente posible a la parte más apasionante del baloncesto y divertirme haciéndolo.

Check Also

Balada triste de Chris Jackson. El mal paso.

Un día fue Chris Jackson y al día siguiente Mahmoud Abdul-Rauf. Un día era un base eléctrico, rapidísimo, genial desde el tiro libre, lleno de tics, y de tricks (trucos), con un cross-over mortal, unos recursos técnicos adelantados a su tiempo (¿alguien ha dicho Steph Curry?), un tiro de media distancia espectacular, inclinándose hacia adelante y eludiendo las manos de unos defensores de los que se zafaba en la misma medida en que los provocaba... Un día Chris Jackson era un dios en ciernes, y al día siguiente nadie quería recordar su nombre. Pero la historia, ya estaba escrita

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.