Breaking News
Home » Deportes » Baloncesto » Hungría hace sufrir a Serbia, pero los de Djordjevic ya están en cuartos

Hungría hace sufrir a Serbia, pero los de Djordjevic ya están en cuartos

El guión preveía una paliza de Serbia, y al poco de empezar todo indicaba que así sería. Pero Hungría destapo un tarro de unas esencias que apenas habíamos catado. Nombres tan poco sonados (lo serán más a partir de ahora, si hay justicia en este deporte) como Perl (del Universo Treviso) o Ferencz (Egis Kormend) nos dieron lo mejor de un encuentro que Djordjevic vio como un duelo entre gigantes y hombres. Hay que darle la razón al técnico Serbio, pero ante Italia, con Datome y Melli lanzando de fuera con éxito, deberán dar más de sí. 

Sobrecarga de minutos en los exteriores Serbios (realmente Jovic y Bogdanovic son todo el juego exterior de un equipo que saca muy poco de Lucic o Milosavljevic), que ahora rentabilizarán su lunes y martes de descanso.

 

 

Serbia 86-78 Hungría

La salida de encuentro de Serbia parecía que nos iba a dejar sin partido a las primeras de cambio, 16 a 3 de parcial y todo ¿solucionado?. Pues no, Hungría nos tenía preparada una sorpresa en forma de partidazo. Sin su estrella (Adam Hanga) en buena forma, claramente lastrado en lo físico (y aún así aportando), el equipo magiar se tuvo que apoyar en el bloque, y nombres de tan poco calado internacional como Zoltan Perl (¿qué hace este chico en la segunda italiana?), que hizo el partido de su vida con 22 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y hasta 2 taponazos, saltaron a la palestra. No es que Serbia jugase fatal, pero si este es el máximo nivel de concentración que puede ofrecer la selección de Shasha Djordjevic, tendrán poco recorrido. A base de puro talento y una cantidad ingente de balones a la zona (zona, nombre de una infracción que esta tarde los árbitros dejaron en el vestuario) los Serbios hicieron la goma, coquetearon con la rotura del encuentro…y se dejaron balones claves para la remontada Húngara. Serbia atacaba los tableros y dominaba el rebote (+14) con superioridad total; pero Hungría encontró la manera de hacer daño, penetración y balón hacia afuera, donde los “tonelados” pívots Serbios nunca eran capaces de llegar. Los ramalazos de genio de Macvan, Bogdanovic, Jovic o Lucic eran el punto extra que daría la victoria, pero el partido se movió en esa dicotomía entre el valor de los kilos en el avance hacia el aro, y la penalización a la hora de moverse en defensa. Y a todo esto, los triples de Hungría entraron, y la remontada estuvo ahí, a un suspiro. Como en la salida del último cuarto, donde Hungría defendió bien y encadenó tres triples consecutivos (12 de 28 total)… Pero cada vez, aparecía una réplica salvadora en Serbia. Y como en un combate de pesos pesados, en que los rivales se atizan sin levantar la guardia, transcurrió el encuentro hasta el desenlace previsible…que no de la manera prevista. Por medio muchas grandes acciones, y la sensación de que esta Hungría nos ha dejado lo mejor para un final en el que Hanga (1 punto y 0 de 7 en tiros) les habría venido genial. Macvan (14 puntos), Bogdanovic (17 con un sólo fallo, y 6 asistencias), Jovic (11 y 7 asistencias), Lucic (11 y 5 rebotes), Marjanovic (14 y 6) y sobre todo Kuzmic, el MVP por valoración, fueron las espadas de una Serbia que puso todo su arsenal en juego. Hungría perdió apenas 6 balones en todo el encuentro.

El dato: Bogdanovic y Jovic 32 minutos en cancha, la apuesta de Djordjevic por sobrecargar su juego interior, incluso en efectivos, se ha traducido en muchos minutos (¿demasiados?) para sus exteriores, incluso a estas alturas.

La clave: 37 a 23 en rebotes y un 68% en tiros de 2. La táctica de llenar de balones las manos de Kuzmic y Marjanovic dió frutos a Serbia. No podemos juzgar si fue la mejor diea, porque en principio se esperaba una victoria más clara, pero igualmente tiene el premio de los cuartos de final ante Italia.

MVP. Ognjen Kuzmic. En 20 minutos le dió tiempo a sumar 17 puntos y 10 rebotes para 26 de valoración. Cuando descansó, Marjanovic dió la réplica con el mismo argumento. Éxito por aplastamiento.

 

Acerca de Alván

Alván
Aficionado al baloncesto desde que aprendí a escribir y analista de laboratorio. Cuando escribo busco enfocar la información desde un punto de vista neutral, objetivo, lo más fiel a la realidad posible; así como encontrar el enfoque más alejado de las grandes editoriales de prensa. Mi objetivo: acercar la mayor cantidad de gente posible a la parte más apasionante del baloncesto y divertirme haciéndolo.

Check Also

NBA. Previa temporada 2018-19

El traspaso de James a los Lakers lo cambia todo de cara a esta temporada. …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.