Breaking News
Home » Deportes » Baloncesto » ¿Quién es el jugador más completo de la historia?

¿Quién es el jugador más completo de la historia?

¿Quien es el jugador más completo de la historia?

Comienzo el artículo con una pregunta que dirigirá todos mis posteriores argumentos, pero que va a quedarse sin responder, les aviso de antemano. Ni hay un jugador que encarne esta figura, ni un mejor defensor, ni un mejor tirador, ni siquiera un mejor jugador (no señores, Jordan no es mejor que muchos jugadores de la historia del basket….o tal vez no sean tantos).

Las actuaciones en las últimas semanas de Rajon Rondo, Russell Westbrook o Draymond Green, nos llevan a pensar que estamos entrando en una época de jugadores totales, capaces de hacer de todo en el campo. Lebron o Durant pueden jugar en 3 o 4 posiciones apoyados en su físico privilegiado y una técnica muy trabajada. Pero no se trata de una moda. Siempre hubo jugadores versátiles, todoterrenos, coleccionistas de triples dobles…

Lo complicado de este tipo de juicios es establecer criterios objetivos. Así que iremos dejando unas pinceladas de los jugadores que han marcado algún tipo de hito, o simplemente han dejado huella por su juego completo. Jugadores que ocupaban diferentes posiciones, o que hacían de todo desde la misma posición. 

Portada

 

 

Oscar Robertson exhibe físico en un rebote.

Big O. El triple doble humano.

Oscar Robertson es uno de los jugadores más referenciados a la hora de referirse a los mejores de la historia. Entró en la NBA en 1960, y como solía ocurrir en esta época de la liga, las primeras temporadas fueron las más brutales numéricamente hablando. Se trataba de un pase muy alto para su época, con un físico rocoso y atlético que le permitía obtener ventaja en sus emparejamientos. No flaqueaba en ninguna faceta de juego. Buen tiro en suspensión, muy fiable en tiros libres y una máquina de sumar números. Más de 30 puntos 9 rebotes y 9 asistencias en cuatro temporadas, tiene el honor de haber promediado un triple doble en una temporada completa. 30,8 puntos 12,5 rebotes 11,4 asistencias. No precisamente por poco.

 

 

Chamberlain, demasiado grande para su época.

Wilt Chamberlain. Goliat.

Pocas veces en la historia un jugador ha sido tan superior físicamente al resto como Chamberlain. Lo que no estaba reñido con un innegable talento para este deporte. Es desconocido para muchos, pero el bestial pívot fue el jugador que más asistencias ha repartido en la temporada 67-68. 7 veces jugador que más anotó, 11 el que más reboteó y aquella temporada. 9 veces el que mejor tiró de campo, si se hubiesen contabilizado los tapones habría sido aberrante…En diferentes campañas promedió 50,4 puntos 27,2 rebotes u 8,6 asistencias. Esa capacidad para sumar asistencias le mete en esta lista. Sin embargo era un jugador sin tiro, que no podía salirse del guión de pívot super-interior con el que resultaba dominante.

 

 

Robo, pase por la espalda, aro pasado….todo.

Larry Bird. El competidor.

Bird no dejaba una sola zona del campo sin someterla bajo la influencia de su talento y su carácter competitivo. Podía dominar un partido de muchas maneras, pero mientras el físico lo respetó, lo hizo de todas ellas. Capaz de romper hacia canasta, tirar de tres como nadie en aquella época, postear, subir el balón, rebotear entre los mejores y pasar como un base. Hasta la llegada a la liga de Pippen, Grant Hill, y después de James, no hubo aleros con su capacidad de sumar asistencias. Su físico limitado no cerraba el camino a la mente de un asesino deportivo. Llegó a promediar dos robos una temporada (1,7 en su carrera) y más de 1 tapón en otras dos.

 

Jordan, como Bird, pero en su propio estilo.

Michael Jordan. Air, su majestad aérea (His airness).

Entrando con calzador en esta lista tenemos a Michael Jordan. A la altura de cualquier jugador de la historia y casi siempre por encima. Como jugador completo, Jordan puede que no destacase tanto como los demás, pero en sus primeros años en la liga, en los que se propuso ganar partidos él solo, como poco éxito, Jordan exhibió un juego total que le llevó a promediar 32,5 puntos 8 rebotes y 8 asistencias en la temporada 1988-89. Fue la única vez que pasaría de 7 rebotes o asistencias, pero no es menos cierto que sus números defensivos fueron abrumadores. En su tercera y cuarta temporada en la liga promedió la barbaridad de 1,5 y 1,6 tapones, cifras brutales para un escolta; además, promedió más de 2,1 robos durante 9 temporadas consecutivas. Físicamente estaba impedido para jugar por dentro, y no tenía la ventaja en altura de los demás jugadores nombrados hasta ahora, pero dentro de su posición, nadie hizo tanto.

 

Havlicek, sello de los Celtics, mucha defensa, juego en equipo.

John Havlicek. Hondo, el infravalorado.

Este alero que lideró a los Celtics en los 70 es uno de los jugadores menos valorados de la élite histórica. Su carrera pasó de buena, a excelente, acabó ganando títulos y alcanzando un nivel de juego total. Pese a ser un jugador físicamente regular, buen atleta sin condiciones genéticas abrumadoras, Hondo, aprovechó la barbaridad de minutos de las temporadas 71 y 72 para promediar en ambas más de 27 puntos 8 rebotes y 7,5 asistencias.

 

 

Abdul-Jabbar puso el freno a Chamberlain. Ambos dominaron a su antojo.

Kareem Abdul-Jabbar. Eterno.

Meter a un jugador tan unidimensional en esta lista es jugársela, lo sé; pero atendiendo a los números, podemos decir lo que el jugador demostró con sus resultados. Kareem era mucho más que el Sky-hook. 20 temporadas en la NBA promediando más de 22 puntos en su carrera; y tengan en cuenta que jugó sus cuatro años en UCLA, ganando en todos ellos el título universitario. Llegó a la liga cuando aún no se contabilizaban los robos o los tapones; pero cuando comenzaron a hacerlo quedó claro que era un defensor excelente, no sólo por su intimidación (4 veces máximo taponador en la era de los grandes pívots) sino también por su capacidad para robar hasta 1,7 balones en una temporada. Kareem es uno de los mejores pívots pasadores de la historia, con un tope de 5,4 asistencias por encuentro. Sin embargo, como a Chamberlain, hay que penalizarle por no poder jugar en varias posiciones.

 

Pase increíble de Barkley.

Charles Barkley. El gordo.

….y no precisamente el de navidad, aunque en sus equipos fue todo un premio. Charles, que era un cuatro de libro, entra perfectamente en esta lista por su capacidad para hacer otras cosas desde su posición. Ya sea subir la bola, tirar de tres, o sumar triples dobles. Una máquina de rebotear, un gran anotador, pero también un jugador total, que cuando el físico se lo permitió sumó mucho en defensa. 2,2 robos y 1,6 tapones e su segunda temporada. Los años y los kilos le limitaron a jugar como cuatro, pero en esa etapa encontró un tiro de tres fiable, promediando más de un triple por encuentro en un par de temporadas.

 

West, un base capaz de postear o promediar 9 rebotes.

Jerry West. El logo.

Juego de alero en sus primeras temporadas, y de base en las últimas. Gran anotador y líder legendario; pasaría de promediar más de 7 rebotes en sus tres primeras temporadas a más de 9 asistencias con 32 y 33 años (líder en la segunda). En su última temporada activo, con 35 años, se empezaron a contabilizar los robos, y sus 2,6 por encuentro con esa edad, dan miedo…Esa dualidad entre su juego de alero y de base, entrecruzándose con su carrera, no evitó que terminase promediando 27 puntos 5,8 rebotes y 6,7 asistencias.

 

Aún como veterano, era capaz de seguir volando.

Clyde Drexler. El olvidado.

Coexistir con Jordan y jugar de un modo tan paralelo fue una condena para un Drexler que supo redimirse en ausencia de Michael. Sus topes de carrea fueron 27,2 puntos 7,9 rebotes 8 asistencias y 2,7 robos. Sus medias 20,4 puntos 6,1 rebotes y 5,6 asistencias 2,0 robos y 0,7 tapones. Se quitó el sambenito de perdedor con un anillo en Houston. Drexler era capaz perfectamente de jugar de base, escolta o alero. No era fiable desde la larga distancia, pero hacía de todo sobre la pista. Aunaba juego por encima del aro y sobriedad en una extraña mezcla; la misma que hacía que un jugador calvo y un poco corvo, volase sobre otros jugadores como si fuese un atleta de 20 años.

 

Kidd llegó a ser una amenaza seria desde la línea de tres, lo que fue el único punto débil de su carrera.

Jason Kidd. El base hiperactivo.

Jason Kidd es otro jugador que entra en esta lista habiendo jugado apenas en una posición, si bien físicamente podía jugar de dos, era mal tirador como para resultar desaconsejable hacerle jugar ahí. En 6 temporadas de su longeva carrera, Kidd promedió más de 10 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias. Gran director, consumado ladrón de balones, y uno de los bases que mejor ha reboteado en la historia.9 temporadas con más de 2 robos por encuentro, cinco veces mejor pasador, terminaría siendo un tirador de tres fiable.

 

 

Pippen, siempre tratando de hacer lo que Jordan dejaba para él.

Scottie Pippen. El eterno escudero.

Sin la presencia de Jordan no brilló tanto como con ella, y eso dejó su carrera un poco tocada. Sin embargo, se trata de uno de los jugadores más completos de la historia, capaz de jugar con solvencia plena en tres posiciones, e incluso coquetear con la cuarta, lastrado por su peso, pero sobrado de cualidades. 6 temporadas con más de 2 robos, 4 con más de 1 tapón, 6,4 rebotes y 5,2 asistencias en su carrera…en su mejor año 21 puntos 7,7 rebotes y 7,3 asistencias. Topes de 22 puntos, 8,7 rebotes y 2,9 robos en la 94. Si en ausencia de Jordan hubiese dado un salto más en su aportación, demostrando el egoísmo que faltó en toda su carrera…sus números podrían haber sido históricos.

 

Lever con la mítica camiseta de los Nuggets.

Fat Lever. Lugar y momento equivocados.

Fat Lever tardó 3 temporadas en encontrar su sitio en la liga, y lo hizo en un equipo plagado de super anotadores, como lo fueron los Nuggets de los 80. En aquel equipo, a él le tocó hacer de todo, permaneciendo siempre a la sombra de las otras estrellas del equipo. Sin embargo, durante sus cuatro temporadas mágicas, Fat no bajaría de los 18 puntos 8 rebotes y 6,5 asistencias (8 – 7,8 – 7,9 y 6,5 para ser justos). Una lesión grave con 30 años le dejaría lejos de ese nivel para el resto de su carrera, pero Fat dejó un regusto dulce en los que disfrutamos de una u otra manera la NBA de los 80 a base de triples dobles. Podía anotar, jugar de base o escolta indistintamente, era un gran ladrón de balones y el base que mejor ha reboteado después de Robertson.

 

James, un alero con un físico tan potente que puede detener a un pívot.

LeBron James. El Rey.

Todo ha sido tan claro en la carrera de James que verle ganar ha resultado algo previsible y aburrido casi desde el principio. Para quien no lo recuerde, todos sabíamos que James sería All-Star cuando tenía 15 años. Pulió su juego como mandan los cánones, fijándose en tres jugadores de este artículo. Por números, a quien más se asemeja es a Bird, pero tiene toques de Jordan y Magic. Más de 7 rebotes y asistencias en la mitad de sus temporadas, tan sólo su inclusión en equipos con Big Threes (Tanto en Miami con en los Cavs ha dado un paso atrás en protagonismo) ha frenado la ascensión numérica de una carrera que podría haber sido aún más vistosa. Capaz de jugar en 4 posiciones del campo (lo ha hecho en todas ellas) con garantías.

 

Westbrook es al ansia por hacerlo todo.

Russell Westbrook. El último invitado.

Comparte pista con otro jugador total como Durant, sólo un poco por detrás de otros cracks por sus más discretos números como pasador. El año pasado dio otro paso más en su carrera, subiendo un nivel a lo que ya era una aportación estelar. El jugador más agresivo en ataque que se ha visto desde Kobe o Jordan, feroz, incluso violento atacando la canasta, posee un fondo físico privilegiado y unas piernas brutales. Aún tiene 27 años, pero los 28,1 puntos 7,3 rebotes y 8,6 asistencias del año pasado; así como lo que está haciendo esta temporada, le colocan como el próximo amasador de triples dobles de la liga.

 

La agilidad de Olajuwon y su inteligencia le hicieron dominar todos los fundamentos de los pívots.

Hakeem Olajuwon. Fundamento infinitos.

Otro pívot cerrado, pero con un rango de influencia sobre el campo enorme. Gran tiro de media distancia, hoy en día se habría atrevido con el triple. Muy buen pasador y un defensor exuberante. Dos veces líder en rebotes y 3 en tapones, sus promedios de asistencias fueron buenos, sin ser sobresalientes, pero esporádicamente Hakeem se marcaba partidos en los que parecía estar en todas partes. Uno de los únicos cuatro jugadores en cosechar un cuádruple doble. Durante 12 años no bajó de los 20,8 puntos 10,8 rebotes 1,6 rebotes y 2,7 tapones. Sumar 5 en puntos, rebotes, asistencias, robos, y tapones está al alcance de muy pocos genios (16 veces se ha logrado, 6 veces lo hizo él), pero llegar a 6 sólo lo han logrado él y Kirilenko. Único jugador en hacer 200 robos y tapones en la misma temporada.

 

Magic era mucho más que asistencias espectaculares, pero sobre todo era espectáculo.

Magic Johnson. El jugador total.

Magic llegó a los Lakers cuando estos tenían ya un base de nivel, Norm Nixon fue un jugador sólido y aquella temporada aún fue el timón del equipo. Esto colocó a Magic como alero, algo que mucha gente no sabe, o no recuerda. Con el tiempo todos lo aceptamos como aquel base en el cuerpo de un gigante (2,06m en una liga donde los bases rondaban el 1,80). Los Lakers con él fueron un equipazo desde el principio, y sus 18 puntos, 7,7 rebotes y 7,3 asistencias, además de 2,4 robos lo llevaron a los Play-offs, el All-Star, … si les hablamos de aquella temporada, es por lo que ocurrió entre los últimos encuentros de la final. Los Lakers se veían las caras con los Sixers y habían puesto el 3-2 en su favor. Pero habían perdido a Kareem, y no tenían un suplente de calidad para substituirle. El entrenador le preguntó a Magic si alguna vez había jugado de Pívot y Magic dije que si, en el instituto. Jamaal Wilkens estuvo sensacional con 37 puntos, pero la exhibición de Magic pasó a la historia. 42 puntos 15 rebotes 7 asistencias, el anillo y Magic convertido en el jugador más completo, si contamos puesto por puesto, de la historia.

 

En el camino.

 

El último apartado lo dejamos para los jugadores que se quedaron a media camino. Grant Hill sumó números notables en sus primeros años, pero las lesiones le dejaron como simplemente un buen jugador. 20,2 puntos 9,8 rebotes y 6,9 asistencias en su segunda temporada. Anfernee Hardaway no fue nunca un gran reboteador, pero pese a las lesiones, demostró que podía dominar tres posiciones; atlético, con gran tiro y muy creativo en el pase. Lamar Odom nunca explotó sus condiciones como base, terminando su carrea como ala-pívot o incluso pívot; de haber tenido una mente más fuerte, habría estado muy cerca de lo que hoy es LeBron James. 6,1 rebotes y 5,9 asistencias en su tercera temporada. Andrei Kirilenko podía jugar de escolta, de alero, o de cuatro; llegó a ser All-Star y fue un defensor tenaz que lideró la liga en tapones. Nunca tuvo el balón el tiempo suficiente, en parte por su juego tímido, o los sistemas del equipo. Pero un jugador que puede anotar triples, colocar más de tres tapones por partido, robar casi 2 balones y defender a bases, único jugador junto a Olajuwon en hacer más  de un 5×5 en varios encuentros (3)… Toni Kukoc es un caso anterior, pero similar al de Kirilenko, con capacidad para hacer muchas cosas, pero demasiado tímido para hacerlas todas a la vez, y mucho menos determinante en defensa que otros hombres en este artículo . Bodiroga prefirió reinar en Europa, y nunca vimos lo que podría haber dado en una NBA que engorda los números y nos habría permitido compararle, pero se trataba de un jugador muy grande, y con una capacidad de pase y bote soberbias. A Wade le falta algo de rebote, aunque se merecía estar aquí. Tracy McGrady daba la sensación de llegar a números muy altos con demasiado poco esfuerzo, como si los rebotes fuesen a sus manos en lugar de ir él a por ellos. Tampoco sobresalía como pasador o en defensa, pese a tener buenos números, llegó a 1,9 tapones en su tercera temporada. Alvin Robertson hizo un cuádruple doble y coqueteó con los 7 rebotes y las 7 asistencias, pero su carrera fue muy discreta y no podía jugar de alero, sus topes de 19,6 puntos 6,9 rebotes, 6,8 asistencias o 3,7 robos no se dieron en la misma temporada, ni siquiera cercanas y tampoco tuvieron mucha continuidad. Kevin Garnett está cerca de entrar, y 6 temporadas seguidas en 21-11-5 le hacen posiblemente el jugador que más merezca estar más arriba….posiblemente me deje alguno en el tintero; pero de un vistazo estos son muchos de los mejores, o casi todos.

 

La conclusión.

 

Les mentiría si les digo que tengo un criterio que establece qué jugador es más completo. En un juicio absolutamente personal y subjetivo, afirmo que Magic merece ese título, pues jugó realmente en todas las posiciones, pero luego pienso en Olajuwon y sus 5×5 y no lo tengo tan claro; no puedo descartar a The Dream. Recordar los mejores años de Kirilenko o McGrady, leer las hazañas de Oscar Robertson…Siempre quedan argumentos sueltos para quitarte la idea definitiva de la cabeza.

Por otro lado, uno puede cubrir muchas posiciones sin hacer tantas cosas en la cancha. O hacer muchas cosas desde una misma posición. ¿Es completo Boris Diaw? Obviamente, y sin embargo en sus últimos años apenas ha podido ocupar una posición. Chamberlain daba 8 asistencias jugando de pívot absoluto.

Hay jugadores que han dado la sensación de poder hacerlo todo, como odom o Anfernee Hardaway, y sin embargo por unas u otras razones, pese a encarnar esa figura del jugador total, no han conseguido el nivel de jugadores más limitados Bird (aunque todos sospechamos que era mejor atleta de lo que fingía).

En fin, que dejo en sus manos la elección.

Acerca de Alván

Alván
Aficionado al baloncesto desde que aprendí a escribir y analista de laboratorio. Cuando escribo busco enfocar la información desde un punto de vista neutral, objetivo, lo más fiel a la realidad posible; así como encontrar el enfoque más alejado de las grandes editoriales de prensa. Mi objetivo: acercar la mayor cantidad de gente posible a la parte más apasionante del baloncesto y divertirme haciéndolo.

Check Also

NBA. Previa temporada 2018-19

El traspaso de James a los Lakers lo cambia todo de cara a esta temporada. …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.