Breaking News
Home » Deportes » Fútbol Internacional » Champions League » Quo vadis Valverde?

Quo vadis Valverde?

El Barcelona cae eliminado de la Liga de Campeones tras perder por 3-0 contra la Roma, desperdiciando así el holgado 4-1 del Camp Nou.

Fracaso mayúsculo de Valverde y sus jugadores, que emborronan una temporada impecable en Liga y Copa. 

El doblete solo salvará el curso si el Real Madrid no gana su tercera Copa de Europa consecutiva.

Tras una temporada impecable en las competiciones domésticas, Valverde se queda muy tocado tras una debacle en la Champions.

Quo vadis es una frase latina que significa «¿Adónde vas?» y que nos viene al pelo para definir lo que pasó este 10 de abril en el Olímpico de Roma. Solo podía pasar en la ciudad eterna, donde cuenta la leyenda que San Pedro le preguntó «Quo vadis Domine» (¿Adónde vas, Señor?) a Jesucristo cuando se lo encontró cargando con una cruz en plena persecución del Emperador Nerón contra los cristianos en el año 64. Una escena parecida a la mítica de la Vía Apia bien la pudieron protagonizar Lionel Messi y Ernesto Valverde un martes de primavera del año 2018 en un estadio que vivió, sin lugar a dudas, la noche mas grande de la historia de la Associazione Sportiva Roma, un club de 90 años que se abrazó a la legendaria épica romana para remontar el 4-1 de la ida y endosarle un contundente 3-0 al todopoderoso Fútbol Club Barcelona. No le bastó ni tener a su particular Mesías, al mejor futbolista de la historia, para evitar un ridículo espantoso en tierras italianas.

¿Adónde vas, Valverde? ¿Y ahora qué? Líder indiscutible de La Liga, donde no ha perdido ni un solo partido, y solvente finalista de la Copa del Rey, el Barcelona ha dicho adiós de la forma más trágica al sueño del triplete y se tendrá que conformar, como mucho, con un doblete como el del año pasado. ¿Es un éxito suficiente para una entidad que tiene un presupuesto de 897 millones de euros? La temporada se podría tildar de fracaso pese a todo. Ernesto Valverde debería de ser el primero en asumirlo, pues él ha entrenado también a Valencia, Villarreal, Olympiacos, Espanyol y Athletic, ergo es plenamente consciente de que el nivel de exigencia de estos equipos no es comparable con el de todo un Barça, que le ha entregado una plantilla multimillonaria con fichajes tan inflacionistas como Coutinho (120 millones), Dembélé (115), Paulinho (40) y Semedo (30). Con ellos es suficiente para ganar el doblete español y debería haberlo sido también para pasar de cuartos de final en la vieja Copa de Europa; lo contrario solo se puede tildar de fracaso. A Valverde se le pone cara de Emery y se despide de la Liga de Campeones con la misma cara de perdedor que su colega de Hondarribia.

Es un notable fracaso de Valverde y sus jugadores, por supuesto. Su actuación en Roma fue sencillamente lamentable. Ter Stegen y sus constantes pérdidas de tiempo, erigido en un actor impotente en los tres goles del conjunto italiano, aunque evitase el 3-0 minutos antes de que Manolas dictara sentencia; una defensa de cartón-piedra con unos desastrosos Jordi Alba, Umtiti, Piqué y Semedo, que acabó siendo sustituido por Dembélé; un centro del campo prácticamente inexistente con un desbordado Busquets, que fue sustituido por Alcácer ya en una maniobra a la desesperada, un apagado Iniesta, que fue reemplazado por André Gomes en una buena metáfora de la decadencia culé, y un Rakitic absolutamente perdido; pero lo más inquietante viene en la parcela ofensiva, con un Luis Suárez totalmente desquiciado y más protagonista por sus constantes protestas al trío arbitral que por sus intervenciones con el balón, y un Messi deprimido y cansado, deambulando por el terreno de juego como un moribundo, una imagen impropia del mejor jugador de la historia.

Ter Stegen no pudo hacer nada para evitar la eliminación del Barça en la Liga de Campeones.

Ganar la Liga y la cuarta Copa del Rey seguida solo será un buen balance si el Real Madrid no gana su tercera Copa de Europa consecutiva. Sí, de eso depende la temporada del Fútbol Club Barcelona. Del destino europeo del vigente campeón de todo, que ya fue el verdugo del Barcelona en la Supercopa de España, pende un curso que parecía idílico tras una sola derrota (contra el Espanyol en el duelo de ida de cuartos de final de Copa). ¿Quién se lo iba a decir a los ufanos culés la pasada Navidad después de la rotunda victoria (0-3) en el clásico del Santiago Bernabéu? Pues su mayor alegría en lo que queda de curso será que el eterno rival no levante la 13ª, un mísero y arriesgado deseo que resume a la perfección la grandeza blanca y la decadencia azulgrana.

Mal de muchos, consuelo de tontos; siempre que el Barcelona quiere salvar la temporada porque el eterno rival no levante la Orejona, la termina levantando. En los últimos años, siempre que el Real Madrid estaba vivo en la Champions a estas alturas del campeonato, los blancos terminaron ganando la Copa de Europa. Le pasó en 2014 al Barça de Martino después de ser eliminado por el Atlético de Madrid en semifinales y el Madrid acabó ganando la 10ª en Lisboa, también en 2016 tras volver a ser eliminado en cuartos por el Atlético, que perdería otra vez en Milán contra sus vecinos, que levantaron la 11ª, y el año pasado el Real Madrid levantó la 12ª en Cardiff ante la Juventus, que curiosamente había dejado en la cuneta al Barcelona en cuartos (3-0 y 0-0), a la que CR7 y compañía le metieron todos los goles (1-4) que no les habían metido Messi, Neymar, Suárez y demás. Esas cosas pasan cuando fías tu suerte a la desgracia de los demás. Y si finalmente la diosa fortuna sonríe a los azulgranas y el Madrid completa un año en blanco, Bartomeu y su directiva deberían reflexionar, con el fantasma de Laporta revoloteando alrededor del Camp Nou, y plantearse un adelanto de las elecciones a la presidencia del Barcelona, un equipo que se les queda muy grande, donde se mantienen por obra y gracia de Messi. Si D10S baja el pulgar, el fatal desenlace del Barça está más que cantado. Este relato trágico para el barcelonismo solo puede acabar con otra locución latina: «Alea jacta est» (La suerte está echada).

Acerca de alexrozada

Check Also

El Real Madrid contra las cuerdas ( 1-2)

El Real Madrid ha cosechado una nueva derrota frente al Levante. Los goles de Morales …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.