Últimas noticias
Inicio » Archivos del Autor: Irene Ruiz Padillo

Archivos del Autor: Irene Ruiz Padillo

Día de ‘El Niño’ en el Metropolitano (3-0)

El Atlético de Madrid ganó de forma contundente los tres puntos frente al Levante en un partido muy especial por ser el Día del Niño. Los colchoneros controlaron el encuentro de principio a fin y con este resultado se afianzan en la segunda plaza aún más. Por su parte, el conjunto granota se acerca al descenso después de la victoria del Deportivo ayer y se encuentra ya a 5 puntos.

El Wanda Metropolitano recibió a sus jugadores con un gran ambiente y un bonito mosaico en honor al 115 aniversario del club. El Atlético pareció contagiarse y salió muy enchufado al partido. Dominó la posesión del balón durante varias fases de la primera mitad e incluso metió en su área a un Levante que trataba de responder con alguna contra por medio de Morales y Roger. Sin embargo, no hubo ninguna ocasión clara por parte de ninguno de los dos equipos hasta el gol.

Vitolo y Correa fueron los más activos ofensivamente y de ellos precisamente nació la acción que adelantaría al conjunto rojiblanco. En el minuto 32, el canario le cedió el balón al argentino para que este hiciese un gran recorte dejando en el suelo a tres defensores levantinistas y marcase el primero. Unos minutos después, en el 40, Griezmann pudo aumentar la ventaja al quedarse solo delante de Oier. En lugar de eso, cayó dentro del área en una polémica jugada que pudo ser penalti pero que finalmente fue resuelta por el árbitro con tarjeta amarilla para el francés.

Al comienzo  de la segunda parte, el partido se puso de cara para los del Cholo. Griezmann marcó un golazo en el minuto 48 rematando de primeras con su pierna derecha un buen centro de Vrsaljko. El Atlético continuó monopolizando la posesión y recuperando balones rápidamente por medio de la presión alta, algo a lo que el conjunto valenciano apenas pudo hacer frente.

Tan solo 10 minutos después, Fernando Torres entró al terreno de juego por primera vez desde que anunció su marcha del club el próximo junio y se llevó la gran ovación de la tarde. El Niño redondeó el encuentro marcando el tercero en el minuto 77 a pase de Correa, el que es además su gol número 100 en Primera División.

Los momentos finales del encuentro fueron intrascendentes, con un Levante que trató, sin éxito, de marcar el gol del honor por medio del persistente Morales y un Atleti que dejó de presionar y de buscar aumentar la distancia en el marcador.

A semifinales sufriendo (1-0)

El Atlético de Madrid estará mañana en el sorteo de semifinales de la Europa League junto a Arsenal, Salzburg y Marsella tras su sufrido partido en Lisboa. El equipo madrileño jugó muy mal y el Sporting CP estuvo muy cerca de igualar la eliminatoria y llevar el encuentro a la prórroga. Oblak volvió a ser decisivo.

El conjunto de Jorge Jesus salió decidido a por el partido y controló casi por completo el juego en la primera parte. Los lisboetas pusieron en serios problemas a la defensa rojiblanca, que no fue capaz en ningún momento de frenar sus numerosos centros laterales ni el peligro en los córners. Todos estos fueron rematados por jugadores portugueses, el más claro en el minuto 11, cuando Oblak impidió el 1-0 gracias a una mano espectacular.

Sin embargo, el Atlético no pudo aguantar más el empate en el marcador y, tras el enésimo centro por la derecha, Montero puso en pie al José Alvalade en el minuto 27 con un remate de cabeza y acercó a su equipo a una posible remontada. Los del Cholo seguían sin reaccionar y más de uno no podía evitar acordarse de los partidos de FC Barcelona y Real Madrid esta misma semana.

Además, Lucas y Diego Costa cayeron lesionados, el primero antes del descanso y el segundo a los pocos minutos de comenzar la segunda parte. Simeone perdió muy pronto dos cambios al verse obligado a sacar al campo a Vrsaljko y Torres antes de la hora de partido.

En la segunda mitad, el Sporting creó menos peligro pero el equipo colchonero tampoco fue capaz de sentenciar la eliminatoria con un gol. Únicamente Griezmann, ya en los minutos 81 y 82, dispuso de dos ocasiones clarísimas al quedarse completamente solo delante de Rui Patricio. El francés las desperdició, algo muy poco habitual en él. Aunque sin ninguna opción clara, los últimos minutos del partido fueron agónicos, ya que el equipo portugués estuvo rondando el área rojiblanca constantemente.

Finalmente, el Atleti hizo bueno el resultado de la ida y, aunque con más sufrimiento del esperado, está a solo dos partidos de plantarse en la final de Lyon. Los aficionados esperan ya a su penúltimo rival en el camino por el título.

El Atleti pone pie y medio en semifinales de la Europa League (2-0)

El Atlético de Madrid se encuentra muy cerca de otras semifinales en un torneo continental, en este caso la Europa League, tras vencer por 2-0 al Sporting de Lisboa en el Wanda Metropolitano.

El conjunto del Cholo salió muy enchufado al partido, tanto que se puso por delante en el marcador a los 22 segundos. Diego Costa robó el balón tras un fallo garrafal del central Coates y filtró un gran pase a Koke. Este definió perfectamente delante de Rui Patricio y llevó la locura a la grada. Tan solo un minuto después, esta ventaja pudo aumentar cuando Godín remató a bocajarro un córner, pero en esta ocasión intervino el portero portugués.

El equipo de Jorge Jesus, al principio abrumado ante la presión rojiblanca, fue de menos a más en la primera parte. Su primer acercamiento llegó en el minuto 12 gracias a un buen remate de cabeza de Dost que estuvo cerca de poner en problemas a la defensa. Sin embargo, la ocasión más clara llegó a la media hora, cuando Martins se quedó completamente solo delante de Oblak. El portero esloveno se vistió de héroe un día más y evitó el empate.

Pero la primera parte no terminó así. De nuevo la defensa del Sporting CP, Mathieu más concretamente, cometió un grave error que le permitió a Griezmann poner el 2-0 en el marcador. A pesar de que los primeros 45 minutos se habían equilibrado en cuanto al juego, fue el Atlético el que no perdonó y puso tierra de por medio.

La segunda mitad comenzó de nuevo frenética para el equipo rojiblanco. Diego Costa gozó de una ocasión clarísima gracias a otro error de bulto de la defensa portuguesa que le permitió quedarse completamente solo delante del portero. En este caso, no resolvió bien y no fue capaz de aumentar la diferencia. La sensación durante los minutos restantes fue la de que el Atleti pudo sentenciar la eliminatoria con un tercer gol, que finalmente no fue posible.

El Sporting CP, que no inquietó demasiado durante 45 minutos, sí dispuso de una clara doble ocasión en el descuento que pudo haber cambiado significativamente el resultado. Una vez más, Oblak estaba ahí para ser decisivo e impedirlo. Primero, hizo una gran parada tras un tiro peligroso desde fuera del área de Bryan Ruiz y, después, Montero estuvo desacertado tirando por encima de la portería el rechace desde el borde del área pequeña.

Con este resultado, el equipo madrileño irá a Lisboa con cierta tranquilidad y buscará confirmar su pase a semifinales. No haber encajado gol en casa siempre es determinante en este tipo de eliminatorias europeas. El equipo portugués, por su parte, necesita un contundente 3-0 a favor, algo que parece prácticamente imposible visto este encuentro de ida y la diferencia de calidad entre ambos conjuntos. Pero esto es fútbol y está claro que el Atleti no se debe relajar.

 

 

El Atleti no deja de creer gracias a Griezmann (Atlético 3-0 Celta)

Griezmann celebrando su gol, el 1-0, frente al Celta. 

El Atlético de Madrid llegaba al partido en el Wanda Metropolitano a 11 puntos del líder, el FC Barcelona, frente a un Celta que necesitaba los tres puntos para seguir enganchado a la pelea por los puestos de Europa League. Antoine Griezmann recibió antes del comienzo del encuentro el premio como mejor jugador de La Liga en el mes de febrero, algo que demostró con creces minutos después sobre el campo.

Fueron los del Cholo los que salieron más decididos a por el partido, controlando el juego durante la primera media hora. Las subidas de Vrsaljko por banda derecha y los centros al área fueron constantes, algo que Jonny no fue capaz de frenar. Además, su compañero Emre Mor, desaparecido en ataque en este tramo del partido, tampoco le ayudaba con coberturas defensivas. Sin embargo, no hubo ningún remate claro por parte del Atlético a portería.

Las primeras ocasiones claras llegaron precisamente por parte del Celta, en el minuto 32 Sergi Gómez y en el minuto 39 Aspas, esta última tras un fallo grave de Godín en la salida de balón. El conjunto gallego parecía haber despertado tras el dominio rojiblanco, pero el delantero francés se encargó de darle un mazazo en forma de genialidad. En el minuto 43, a la salida de un córner, Griezmann recogió el rechace de Giménez para dejar sentado a Jonny con un recorte dentro del área pequeña y puso el balón en la escuadra.

En la segunda mitad, el partido no tuvo un dominador claro pero los colchoneros lo resolvieron gracias a su efectividad y con algo de fortuna. En el minuto 53, Radoja envió un balón al palo de la portería de Oblak tras una gran jugada de Emre Mor, en lo que podía haber sido el empate. Tan solo dos minutos después, en el 56, de nuevo El Principito fue decisivo con una gran asistencia entre líneas que Vitolo resolvió delante de Rubén Blanco. Gol. 2-0 y casi la sentencia.

Simeone empezó entonces a mover banquillo y dio entrada a Correa, Gameiro y Torres para que Vitolo, Costa y Griezmann descansaran los minutos finales del encuentro. En el minuto 62, el delantero argentino aprovechó su oportunidad para poner el 3-0 en una jugada en la que se llevó varios rebotes tirando de fe. El tramo final del partido fue casi intrascente, sin ocasiones en ninguna de las dos porterías, con un Celta rendido y un Atlético que no buscó la goleada.

Este resultado matiene a los madrileños segundos, a 8 del Barça, y a los gallegos novenos, a 5 puntos del puesto europeo que ocupa en este momento el Girona.

 

 

 

Gameiro hace olvidar a Costa en Ipurúa

El delantero francés le da la victoria al Atlético y lo coloca provisionalmente a 6 puntos del FC Barcelona. El conjunto del Cholo dominó el partido y las ocasiones más claras en la primera mitad pero fue muy inferior a un gran Eibar en la segunda. El equipo armero mereció al menos el empate.


Se cruzaban en Ipurúa dos de los equipos más en forma de La Liga, ambos esperando acabar la primera vuelta de la mejor manera posible. El Eibar, que hasta hoy había enlazado 7 partidos consecutivos sin conocer la derrota, salió al partido con una gran intensidad. El Atlético hizo lo mismo pero estuvo mucho más preciso en ataque y pronto se hizo con el control del juego.

Las ocasiones claras no tardaron en llegar para los rojiblancos. Ya en el minuto 3, Correa, tras un gran pase de Griezmann, estuvo a punto de abrir el marcador pero su disparo se marchó muy cerca del palo. Unos minutos después Koke volvía a estar cerca de marcar gracias a un buen centro de Vrsaljko. A la tercera fue la vencida y en el minuto 27 Gameiro sí aprovechó la asistencia de su compatriota para darle la ventaja a su equipo.

A partir del gol, el partido cambió por completo a favor del Eibar. El conjunto colchonero se replegó atrás, renunciando casi por completo al ataque. Sin embargo, en los últimos minutos de la primera parte no sufrieron demasiado en defensa más allá de la concesión de varios corners y algún tímido remate de Charles.

En la segunda mitad, los locales dominaron la posesión casi por completo y se fueron acercando al área contraria progresivamente con más peligro. Aún así, las ocasiones más claras no llegaron hasta el último cuarto de hora. Antes, Griezmann desaprovechó un mano a mano que pudo sentenciar el partido en una de las pocas acciones ofensivas de su equipo.

En el minuto 78, Oliveira ya avisó en uno de los múltiples corners de los que disponía el Eibar pero se encontró con Oblak. Lo mismo le ocurriría a Inui 5 minutos después con un gran disparo al borde del área. El guardameta esloveno se vistió de héroe un día más y en el descuento del partido volvería a ser decisivo parando bajo palos otro remate de Oliveira.

Este resultado evita que el Eibar pueda acabar la primera vuelta en puestos europeos, algo anecdótico ya que ha sido la mejor de toda su historia en Primera División. El Atlético, por su parte, se mantiene vivo en su persecución al Barça por el título y recuperará ya para el próximo partido a su gran estrella, Diego Costa.

 

Sergio García acaba con la histórica racha del Atleti

Gracias a un gol en los minutos finales, el veterano delantero perico le dio la victoria a su equipo y un respiro a Quique Sánchez Flores. El conjunto del Cholo, sin embargo, dejó en 20 los partidos consecutivos sin perder en Liga y no pudo completar un 2017 redondo a domicilio.

La primera parte fue muy igualada, con alternancia de posesión entre los dos equipos. Ambos parecían sentirse más cómodos sin ella y buscando contras. Aún así, el Espanyol parecía acercarse con algo más de claridad al área contraria y Leo Baptistao dispuso de la única ocasión clara de los primeros 45 minutos. Esta fue en el minuto 18, en un mano a mano frente a Oblak que no resolvió bien con una vaselina.

Ya en la segunda parte, el Atleti siguió sin tener apenas presencia en ataque, debido a que el conjunto perico cerró muy bien los espacios y evitó cualquier posibilidad de contraataque. El único recurso rojiblanco fueron los balones largos que tanto Torres como Griezmann fueron incapaces de controlar en ningún momento. Además, cuando se trataba de tareas ofensivas, Gerard Moreno y Sergio García conllevaron más peligro que nadie sobre el terreno de juego.

Las ocasiones más claras se produjeron, primero en el minuto 67 con un remate de Sergio García que se marchó cerca del palo, y luego con un gol anulado a Godín por falta dos minutos después. Para desesperación de Simeone, que acababa de sacar a Gameiro al campo, este perdonó el gol en el minuto 75 completamente solo delante de Pau después de un excelente pase de Griezmann. Finalmente, en el minuto 88 gracias a una espectacular contra, Granero asistió a Sergio García para que este marcara el gol de la victoria.

Este resultado deja al Espanyol con 20 puntos, 5 por encima del descenso, y al Atleti segundo de la clasificación a falta del partido del Valencia. Sin embargo, no podrá acercarse en esta jornada al FC Barcelona en la lucha por el título ni alejarse del Real Madrid, ya que ambos disputan el Clásico y parecía una buena oportunidad para salir beneficiado.

 

El Metropolitano estrena el derbi sin goles

En un partido muy intenso y con pocas ocasiones, ni Atlético de Madrid ni Real Madrid encontraron la forma de desequilibrar el marcador. Habrá que esperar para ver quién marca por primera vez en un derbi en el nuevo estadio rojiblanco. Este resultado aleja a ambos equipos aún más del FC Barcelona, que se asienta como líder ya a 10 puntos.

El derbi madrileño estrenaba escenario y se encontró con un Wanda Metropolitano lleno hasta la bandera, con el ambiente habitual de las grandes citas. Sin embargo, el partido acabó por decepcionar tanto a colchoneros como madridistas. La primera parte comenzó fuerte gracias una ocasión clarísima en el minuto 3 en botas de Correa, tras un regalo de Varane que lo dejó completamente solo delante de Casilla. El delantero argentino desperdició la que acabaría siendo la ocasión más clara de su equipo en todo el encuentro.

El conjunto del Cholo Simeone salió mejor y llevó el ritmo del partido durante la primera media hora, presionando arriba y robando balones en campo contrario al equipo de Zidane. Los jugadores blancos no encontraron la forma de mantener la posesión y acercarse al área rival hasta los últimos 15 minutos del primer tiempo. La ocasión más importante llegó en el minuto 31 tras una buena combinación entre Cristiano y Kroos que este último no resolvió bien delante de Oblak.

En el descanso, Ramos tuvo que marcharse sustituido con el tabique nasal roto después de una polémica acción en el minuto 36, en la que Lucas le golpeó con el pie en la cara dentro del área. Ya en la segunda parte, el partido continuó con una intensidad muy alta pero sin dominador claro del juego. Las estrellas de ambos equipos estuvieron completamente desaparecidas y, en el caso de Griezmann, llegó incluso a ser sustituido de nuevo a falta de un cuarto de hora para el final.

El Real Madrid acabó el partido más metido en área contraria y poniendo a prueba a la defensa del Atlético, en la que Lucas acabó por ser el mejor. Aún así, la única ocasión realmente clara llegó en el minuto 78 en una contra rojiblanca llevada por Torres y finalizada por Gameiro con una vaselina frente al portero blanco. En este caso, fue Varane el que evitó el gol sobre la línea.

Finalmente, el resultado no dejó contento a nadie pero parece ser lo más justo visto lo que ocurrió sobre el terreno de juego. Sin duda, el verdadero vencedor tras este partido parece ser el FC Barcelona, que ya en la jornada 12 tiene el título de Liga muy cerca.

 

Un desastroso Atlético se queda con un pie fuera de Champions

El conjunto rojiblanco, que tan solo ha sido capaz de marcar un gol en esta edición de la Champions y de penalti, no pudo ganar tampoco al rival más débil teóricamente de la primera fase. Este empate a 0-0 frente al Qarabag le mantiene tercero en el grupo, con solo dos puntos tras tres jornadas disputadas.

El Atlético de Madrid era consciente de la importancia del partido pero no lo demostró sobre el césped del Estadio Olímpico de Bakú. El equipo del Cholo salió en la primera parte sin demasiada intensidad hasta los últimos 10 minutos. El conjunto azerí, por su parte, se mantuvo serio sobre el campo pero sin crear ninguna ocasión de gol, consciente quizá de su inferior calidad técnica.

Lo único destacable de esta primera mitad llegó de las botas de Carrasco y Griezmann. Ambos desperdiciaron un claro mano a mano frente al portero Sehic, en el minuto 27 y en el 39, respectivamente. Los colchoneros, aunque ganaron en posesión en el tercio final, no consiguieron trenzar ninguna ocasión más de peligro.

En la segunda parte, el guión del partido se mantuvo pero el Atlético tuvo aún menos oportunidades frente a la portería rival. Simeone se vio obligado a sacar casi simultáneamente a Thomas, Correa y Torres, en sustitución de unos muy desacertados Gaitán, Gameiro y Carrasco. Este último dejó el terreno de juego andando y visiblemente enfadado, lo que podría traerle consecuencias en el futuro.

Fue ya en el minuto 74 cuando el partido pudo haber mejorado considerablemente para los rojiblancos. El delantero sudafricano del Qarabag, Ndlovu, vio la segunda amarilla por fingir penalti. A partir de este momento, el Atlético se volcó sobre el área rival pero no estuvo nada preciso. La única ocasión hasta el final del partido llegó en el minuto 83, cuando Gabi robó en el área pequeña el balón tras un rechace del portero y centró para Torres, pero este no pudo rematar a puerta de cabeza. Muchos reclamaron penalti en esta acción, ya que El Niño se vio dificultado por un empujón de un central azerí, pero el árbitro no señaló nada.

Finalmente, no se pudo pasar del empate a 0. El conjunto rojiblanco ve su situación muy complicada en Champions y, con el paso de los partidos, sigue aumentando su preocupación con respecto a la nula efectividad de cara a gol. Ya no depende de sí mismo para clasificarse para octavos de final y tendrá que estar muy pendiente de los resultados que se den entre Chelsea y Roma en esta jornada y la siguiente.

 

El Atlético salva un punto con diez ante un gran Girona

El Girona estuvo cerca de entrar por la puerta grande en Primera División gracias sobre todo a una muy buena primera parte, en la que materializó su superioridad gracias a dos históricos goles de cabeza de Stuani. Sin embargo, el Atlético de Madrid tiró de casta y corazón tras la expulsión de Griezmann y consiguió igualar el marcador en apenas siete minutos por medio de Correa y Giménez.

El estadio de Montilivi estaba preparado para vivir una noche histórica tanto para el club como para la ciudad y registró un lleno absoluto. El gran ambiente festivo, solo interrumpido por un respetuoso homenaje a las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils, pareció empujar a su equipo hacia un gran debut en La Liga Santander.

El equipo de Pablo Machín salió muy enchufado al partido y dominó completamente a los colchoneros durante toda la primera parte. Fueron superiores en todos los aspectos del juego: presión, intensidad, posesión, ocasiones… El conjunto del Cholo Simeone  parecía estar abrumado ante tal aluvión de juego y despliegue físico por parte de su rival. Únicamente tuvieron un tímido acercamiento al área gerundense por medio de un lejano tiro de Saúl en el minuto 13.

Pero el premio no tardó en llegar para los locales, que vieron cómo en apenas 3 minutos, su equipo conseguía no uno sino dos goles. El uruguayo Stuani se encargó de escribir su nombre en la historia del club como primer goleador en Primera División después de dos grandes testarazos ante una defensa colchonera que tampoco estuvo acertada en estas acciones. El primero llegó en el minuto 22 tras un buen centro de Aday Benítez desde el pico izquierdo del área. El segundo llegó en el minuto 25 desde el otro costado, en una jugada algo más atropellada pero con idéntico desenlace.

En los segundos 45 minutos el guión del partido pareció no cambiar demasiado, aunque el Atlético empezó a dar más sensación de peligro. Griezmann, que sería protagonista posteriormente, se inventó una genial chilena en el minuto 50 que estuvo cerca de perforar la portería de Iraizoz.

El partido comenzó a cambiar realmente para el conjunto madrileño cuando Simeone dio entrada a Correa por Juanfran en el minuto 58 y pasó a un esquema de tres centrales y dos carrileros. Sin embargo, esta ligera mejora en el juego pudo verse condicionada cuando Griezmann fue amonestado en el minuto 67, primero con una amarilla por haber simulado un penalti y, unos segundos después, con roja directa por las protestas al árbitro. Una jugada polémica y que sin duda parecía sentenciar definitivamente a los visitantes. Curiosamente, no fue así.

El Atlético empezó a ir a por todas, con más corazón que cabeza. Correa, que desde su entrada estaba siendo el mejor de su equipo, lo corroboró con un gran gol desde fuera del área en el minuto 78. A partir de ahí, el Girona se vio superado por la situación por primera vez en el partido y, tan solo un par de minutos después del gol, la defensa llegó a conceder una clara ocasión a Vietto frente a su guardameta que fue desperdiciada por el delantero argentino.

Pero el equipo madrileño no frenó su arreón hasta conseguir el empate. Este llegó en una falta lateral rematada por Giménez en el minuto 85, ayudado también por una mala salida de Iraizoz. Los minutos finales fueron de continua ida y vuelta, e incluso el Girona gozó de una última ocasión en el descuento, muy clara, que fue repelida por una espectacular mano de Oblak sobre la línea.

Finalmente se produjo un resultado que no dejó contento del todo a nadie. Por un lado, el Girona no vio recompensado su buen juego y su gran superioridad durante casi todo el partido y, por otro, el Atlético de Madrid comenzó su temporada liguera con muchas dudas y dejándose ya dos puntos por el camino.

FICHA TÉCNICA

Estadio: Montilivi (11.500 espectadores)

Alineación Girona: Gorka Iraizoz, Maffeo, Alcalá, Espinosa, Muniesa, Aday (Planas, min. 71), Pons, Granell, Borja García, Portu y Stuani.

Alineación Atlético de Madrid: Oblak, Juanfran (Correa, min. 57), Giménez, Savic, Lucas, Koke, Gabi (Gaitán, min. 68), Sául Ñíguez, Carrasco, Griezmann y Torres.

Goles: 1-0, Stuani (min. 22). 2-0, Stuani (min. 25). 2-1, Correa (min. 77). 2-2, Giménez (min. 85)

Amonestaciones: Amarillas para Stuani, Carrasco, Saúl Ñíguez, Lucas y Griezmann. Roja directa para Griezmann (min. 67).

Fuente fotografías: La Liga 

A %d blogueros les gusta esto: