Últimas noticias
Inicio » Temas Publicaciones: barcelona

Temas Publicaciones: barcelona

El rey de copas arrolla a un pésimo Sevilla (0-5)

El FC Barcelona celebra su 30ª Copa del Rey. Fuente: La Liga.

Lo que parecía ser un partido muy igualado entre dos de los mejores equipos de España acabó siendo un paseo militar para los de Valverde, que logran su 30ª Copa del Rey, la cuarta consecutiva; ante un inocente Sevilla que no plantó cara en ningún momento del encuentro.

Montella apostó por su once de gala para intentar lograr un título que salvara el desastre de temporada que están haciendo los hispalenses (con la clasificación a cuartos de Champions como único dato positivo). Valverde, por su parte, solo realizó un cambio respecto a su once habitual, poniendo a Cillessen la titularidad en detrimento de Ter Stegen. Los primeros diez minutos fueron un completo monólogo blaugrana. El Sevilla era incapaz de salir de su campo y los de Valverde tenían todas las ocasiones. La mejor oportunidad para hacer el 0-1 la tuvo Leo Messi con un libre directo dirigido a la escuadra que salvó Soria. Poco a poco el Sevilla comenzó a superar la presión del Barcelona y se acercó al área de Cillessen; pero en el 13, un saque del meta holandés dejó solos a Coutinho y Suárez, que remató a placer el pase de la muerte del brasileño. Los de Montella trataron de responder al gol del uruguayo, pero sus ocasiones, como viene siendo habitual a lo largo de la temporada, no veían puerta. En el minuto 30 llegaría el 0-2, obra de Messi, que entró solo al área sevillista y aprovechó un gran pase de Jordi Alba. El Barça, lejos de relajarse, fue a por el tercero, lográndolo tan solo nueve minutos después con un gran derechazo de Suárez, el cual no desaprovechó una genial asistencia de Messi.

En un intento de revertir la situación, Montella dio entrada a Sandro en sustitución de Correa, que había estado desaparecido por completo durante toda la primera mitad. Las primeras ocasiones fueron para los hispalenses, pero, al igual que sucediera en la primera mitad, el gol no llegaba. Lo que sí llegó fue el cuarto tanto barcelonista, obra de Andrés Iniesta, que lograba su gol en el que puede haber sido su última final como blaugrana. Los de Valverde, lejos de frenar y dejar al Sevilla tener el balón, siguieron acechando el arco de Soria en busca de la manita, la cual llegaría gracias a un penalti por mano de Lenglet que transformaría Coutinho. El Sevilla tuvo alguna ocasión para anotar el gol de la honra, pero este no llegó, a pesar de los intentos de su afición, que no dejó de animar hasta el final para intentar motivar al equipo.

El Barcelona logra así una nueva Copa del Rey con un resultado histórico. Desde 1980 no había una diferencia de cinco goles en una final de Copa, siendo en aquella ocasión un 6-1 del Real Madrid contra su filial. Para encontrar un 5-0, hay que remontarse 103 años, cuando el Athletic le endosó una manita al Espanyol. El Barcelona tratará ahora de cerrar la Liga lo más pronto posible para certificar su doblete; mientras que al Sevilla le tocará sufrir si quiere estar el año que viene en competiciones europeas.

Ficha técnica:

  • Sevilla FC: Soria; Jesús navas, Mercado, Lenglet, Escudero; N´Zonzi, Banega; Sarabia (Layún min. 82), Franco Vázquez (Nolito min. 86), Correa (Sandro min. 45) y Muriel.
  • FC Barcelona: Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Busquets (Paulinho min. 76), Rakitic, Iniesta (Denis Suárez min. 88), Coutinho (Dembélé min. 82); Messi y Luis Suárez.
  • Árbitro: Jesús Gil Manzano.
  • Incidencias: Estadio Wanda Metropilotano, 69.069 espectadores.
  • Goles: Luis Suárez min. 14 y 40 (0-1 y 0-3), Messi min. 30 (0-2), Iniesta min. 52 (0-4) y Coutinho min. 69 (0-5 pen.).

El Barcelona gana “el clásico” y sentencia La Liga (0-3)

El Barcelona gana “el clásico” en el Bernabeu tras un repaso al Madrid en la segunda parte y dejan a los blancos prácticamente sin Liga sin llegar a enero.

Nada más comenzar la mañana llegaba la primera sorpresa de este clásico. Zinedine Zidane alinearía a Mateo Kovacic en lugar de Isco Alarcón, en principio para marcar individualmente a Lionel Messi. Por lo demás lo esperado en ambos equipos.

El partido comenzó con un Madrid presionando en campo propio al FC Barcelona y explotando la banda izquierda de Sergi Roberto. A los 2 minutos de juego llegaría el primer aviso de los blancos tras ser anulado un gol de Cristiano Ronaldo por claro fuera de juego. El ritmo del partido lo llevaba el Real Madrid de las botas de Luka Modric, que seguía un nivel por encima de sus compañeros como ya se vio en el Mundialito. Pero era un dominio territorial sin apenas  ocasiones claras. Pasada ya la primera media  hora llegaría el primer detalle de Leo Messi que filtró un gran pase por alto para que el brasileño Paulinho rematara a puerta e hiciera responder a Keylor Navas. En la siguiente jugada llegaría la respuesta blanca, ya que Cristiano Ronaldo hizo que Ter Stegen diera muestras de sus grandes números en esta liga al sacar con el pie una gran ocasión del portugués. Pero la ocasión más clara de la primera parte seria para los blancos tras un gran remate de cabeza de Benzema que se estrelló en el palo. De lo poco destacable del delantero francés, al que hoy, una vez más, el partido le vino muy grande. Con 0-0 llegaríamos al descanso.

En la segunda parte, la buena presión del Real Madrid arriba desapareció y dejo la posesión para los blaugranas. En el minuto 53 el Barcelona lograría adelantarse en el marcador, ya que Luis Suarez remató a gol un gran pase de Sergi Roberto. Mateo Kovacic le dejó un pasillo a Rakitic que aprovechó para acercarse al área dando fruto al 0-1. El gol dejó muy tocado a los de Zizou, que encadenaban errores tras errores. El segundo gol llegaría de penalti, y de milagro, ya que tras una juagada embarullada en el área blanca, en la que Keylor Navas salvó el segundo varias veces, Carvajal cometería manos y dejaría a los suyos con 10. Leo Messi convertiría el penalti y sentenciaría el partido. Zinedine Zidane intento enmendar su error quitando a Casemiro y Kovacic y dando entrada a Bale y Asensio. A partir de ahí el Madrid logró acercarse varias veces al área blaugrana e incluso dando trabajo a Ter Stegen, pero no eran ocasiones peligrosas. Ya al final del partido en el minuto 92 ,Aleix Vidal cerraría el año, el clásico e incluso La Liga, colocando el 0-3 en el marcador.

El Barcelona con esta victoria se aleja a 14 puntos de los blancos y se proclama campeón de invierno y prácticamente campeón de liga ya que se coloca a 9 puntos del segundo clasificado, el Atlético de Madrid, a falta de lo que haga el Valencia en el derbi contra el Villarreal. El Madrid en cambio se va de vacaciones con una imagen preocupante en la segunda parte y una liga prácticamente perdida.

Vuelta a la realidad (2-1)

Tras dos victorias consecutivas, el Sevilla vuelve a sumar una nueva derrota ante un Barça que llegaba invicto y que deja a cuatro puntos al Valencia. Los de Valverde se hicieron dueños del partido desde el primer momento, encerrando a un Sevilla que solo gozó de una ocasión de Muriel en la primera media hora de partido. A los 22 minutos, llegaría el primero del conjunto blaugrana, obra de Paco Alcácer, que volvía a la titularidad y anotaba su primer gol en esta edición de la Liga, aprovechando un mal control de Escudero para quedarse solo ante David Soria. Tras el gol, el Barcelona bajó el ritmo y el Sevilla pudo desplegar su juego, buscando un gol que no llegaría en esta primera mitad.

Paco Alcácer ante Lenglet. Fuente: El País.

La segunda parte arrancaría de manera muy distinta a la primera, con un Sevilla muy volcado arriba y con una fuerte presión que anuló por momentos al Barça. Las ocasiones sevillistas llegaban, y el gol no tardaría. En el minuto 59, Guido Pizarro cabecearía un córner ejecutado por Banega, picando el balón y mandándolo a la escuadra sin que Ter Stegen pudiera hacer nada. Pero le duraría poco la alegría a los de Berizzo, ya que en el 64 Alcácer firmaría un doblete que no lograba desde el partido ante Osasuna la temporada pasada. Solo cuatro minutos después, los de Valverde reclamarían penalti por mano de Lenglet que no señalaría González González. Con el 2-1 el número de ocasiones fue disminuyendo, llegando ambos conjuntos en cotadas ocasiones al área rival, con posible penalti de Escudero sobre Rakitic incluido. A pesar de los intentos del conjunto hispalense en tiempo de descuento, la victoria se quedaría en la ciudad condal, dejando más líder al FC Barcelona y alejando de nuevo (en caso de victoria madridista) al Sevilla de puestos de Liga de Campeones.

Ficha del partido:

  • FC Barcelona: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Busquets, Rakitic (Mascherano min. 89, Iniesta (Paulinho min. 59), Paco Alcácer (Deulofeu min. 65), Messi y Luis Suárez.
  • Sevilla FC: David Soria, Corchia, Kjaer (Geis min. 72), Lenglet, Escudero, Pizarro, N´Zonzi, Banega, Jesús Navas, Sarabia (Nolito min. 61) y Muriel (Ben Yedder min. 75).
  • Árbitro: José Luís González González.
  • Goles: Paco Alcácer min. 22 (1-0), Guido Pizarro min. 59 (1-1), Paco Alcácer min. 64 (2-1).

Lucha de colosos en el Metropolitano

Partido de poder a poder en el Metropolitano entre Atlético de Madrid y Fútbol Club Barcelona con empate a uno final, que no contenta ni a rojiblancos, ni a blaugranas, tras un encuentro en el que ambos pudieron haberse llevado los tres puntos, pero en el que el reparto final puede haber sido lo más justo. Griezmann y Messi no vieron puerta pese a ser protagonistas en diversas ocasiones; Oblak y Ter Stegen, los principales culpables, sublimes; y Saúl, capo, imperial en el mediocampo colchonero, y Suárez, que no terminaba de encontrarse esta temporada, esta noche sí a su nivel, pusieron los goles.

Trepidante inicio de partido, espectacular jugada de Messi para arrancar el encuentro que a los treinta segundos de partido se plantó ante Oblak tras zafarse de media defensa rojiblanca con una pared que le devolvió Suárez , su disparo, blando, al dejarse el balón atrás se marchó fuera. La respuesta del Atlético no se hizo esperar, Griezmann golpeó dos veces encontrándose en las dos ocasiones con un imponente Ter Stegen. En la primera ocasión, llegada desde la derecha y espectacular manopla del meta alemán desviando el balón a la madera y posteriormente a córner, la segunda, apenas dos minutos más tarde, precioso caño del francés a Piqué, y en el mano a mano Ter Stegen volvió a ser decisivo sacando la pierna para despejar el balón de la zona de peligro.

Tras unos minutos de dominio territorial blaugrana, en el minuto 20, el Atlético parecía sacudirse ese dominio con una jugada colectiva jugando de derecha a izquierda, tocaba Filipe para Carrasco, el belga se la entregaba a Saúl, y el inteligentísimo futbolista ilicitano que vio delante a Piqué y a Umtiti decidió que no iba a pasar por ahí pero que iba a chutar desde ahí, y menudo disparo se sacó desde la frontal Saúl Ñíguez, ajustado al palo más lejano, muy difícil para Ter Stegen que no llegó y vio como se introducía en su meta el primer gol de la noche para el Atlético de Madrid.

Andrés Iniesta estaba siendo el jugador con mayor clarividencia en el juego culé pero se encontraba una y otra vez con un defensa rojiblanca muy sólida y seria que rechazaba los balones uno tras otro, tantos los pases del genio manchego, como los disparos de Suárez y Messi que no conseguían conectar con el objetivo de la portería. Al descanso, el mayor peligro para el Atlético, tras la ocasión de Messi del primer minuto, fue la amarilla que vio Gabi por una falta sobre Messi y con la que debió andar con mucho ojo y en un par de ocasiones rozó la que sería su segunda y su adiós al partido.

El comienzo de la segunda mitad tuvo unas pautas parecidas a las del arranque de la primera, con un Barcelona tratando de llevar la iniciativa del balón y copando poco a poco y cada vez más ocasiones que el Atlético. A destacar entre el minuto 55 y 57, dos ocasiones blaugranas clarísimas, la primera un misil tierra-aire que repelió Oblak con una gran estirada, y la segunda un golpeó de falta de Messi que estrelló contra el poste derecho. Octava vez en lo que llevamos de Liga que el astro argentino se encuentra con la madera. Con el paso de los minutos el Barça fue aumentando el nivel de su presión y el ritmo de juego ante un Atlético que por momentos parecía verse desbordado. Simeone dio paso a Nico Gaitán por Correa, mientras que Valverde hizo un doble cambio retirando a Semedo y Iniesta, este último estaba siendo el mejor del partido pero no podría aguantar más físicamente, entraron, Sergi Roberto y Deulofeu. Messi en el minuto 71, tuvo una gran ocasión para igualar con un balón que quedó suelto en la frontal, y su fuerte disparo se fue inesperadamente fuera.

Zozobra y desasosiego en el Metropolitano, Simeone retiraba a Carrasco por Thomas quedando Griezmann como única referencia ofensiva, lo que terminó dando más alas a un Barcelona que estaba dispuesto a asediar al Atlético para conservar su ventaja en la tabla. Con Paulinho en el campo, que había entrado por Rakitic, el Barcelona tenía un recurso más por alto y fue a sacar provecho de él, pero fue Luis Suárez, quien rematando picado un centro de Sergi Roberto logró batir a Oblak, que pese a tocar el balón no consiguió despejarlo, ni evitar el tanto del empate en el minuto 82. Torres entró por Gabi para tratar de devolver la ventaja en el marcador a los locales, pero la inercia que llevaba el Barcelona, sumado al gol, y a lo solos que se encontraban Torres y Griezmann arriba, hizo que hasta el final las ocasiones solo fueran para los de Valverde. André Gomes le puso un pase-chut a Suárez que no pudo llegar, y en el 93 ya cumplido, Messi tuvo un tiro libre directo por una infantil falta de Griezmann al borde del área, con la que el ‘diez’ no logró superar a Oblak.

El reparto de puntos sitúa al Atlético de Madrid en tercera posición, a falta de lo que haga el Valencia en la noche del domingo en el Benito Villamarín, a un punto del Real Madrid que ganó en Getafe y a seis del Barcelona. Los de Valverde ven, de esta forma, reducida su distancia a cinco puntos con los blancos.

La Prórroga de la Liga (6)

Concluyó el primer gran maratón liguero de la temporada (tres jornadas en una semana) con triunfos de los primeros clasificados, excepción hecha del Sevilla y porque jugaba contra el Atlético de Madrid (segundo contra tercero). Ganó el Barça con facilidad, el Atleti pudo con los sevillistas, el Valencia sufrió para imponerse en Anoeta, el Betis acabó a golazo limpio con la racha del Levante y el Real Madrid venció con muchos apuros en Mendizorroza. Contrastan las victorias de los primeros con los tropiezos de los últimos; esta semana tampoco ganó ninguno: el Dépor fue goleado, el Málaga goleó para no sumar más que un punto y el Alavés no hizo el milagro ante el vigente campeón, ergo vuelve a ser el colista. Y aunque no sea uno de los últimos, esta semana ha caído otro entrenador: Fran Escribá, en el Villarreal, al que sustituye Javi Calleja. Van dos entrenadores cortados en una semana.

Resultados de la 6ª jornada: victoria cómoda del Barça en el derbi catalán, el Atlético se impuso al Sevilla en el duelo por el segundo puesto, el Valencia volvió a ganar en Anoeta, el Betis goleó al Levante, el Madrid ganó al colista con apuros y el Villarreal y el Deportivo fueron goleados a domicilio.

En el tiempo reglamentario

Diego Costa estuvo en el Wanda Metropolitano por primera vez para ver ganar a los antiguos compañeros de su próximo equipo.

Seis jornadas, seis victorias. El Barcelona suma y sigue tras golear con holgura (0-3) en Montilivi en el primer derbi catalán que juega el Girona en Primera (el Barça lleva 217). No mojó Messi, muy bien marcado al hombre por Pablo Maffeo, sino que lo hicieron Aday y Gorka Iraizoz en propia puerta (ya ha provocado 3 tantos de rivales en su propia portería), y Luis Suárez, que firmó el tercero para alcanzar los 86 goles en 100 partidos jugados con el Barca. Ernesto Valverde se une a Van Gaal (1997), Vilanova (2012) y Martino (2013) como los 4 entrenadores que debutaron en el conjunto culé con 6 victorias. Con 18 puntos de 18 posibles, el líder ya tiene a 4 puntos al segundo, que pasa a ser el Atlético de Madrid después de imponerse al Sevilla (2-0) en el segundo partido en la historia del Wanda Metropolitano y con Diego Costa, el fichaje de la temporada, en el palco. Griezmann marcó por segundo partido consecutivo en su nuevo estadio y sigue la racha de Simeone contra el conjunto sevillista (8 victorias, 5 empates y 1 derrota).

El Valencia ganó en Anoeta 7 años después y se mantiene en puestos Champions por 2ª jornada consecutiva.

Tras cosechar en el Metropolitano la primera derrota después de 5 victorias y 3 empates, el Sevilla cae a la tercera plaza. Los de Berizzo vieron rota así su buena racha tras 4 victorias ligueras seguidas dejando la portería a cero. Aprovechando el resultado del partido que abrió la jornada, el Valencia se acerca a un punto de la tercera posición por su apurada victoria (2-3) en un estadio tan complicado como Anoeta, donde no ganaba desde hace 7 años (1-2 con un gol de Aduriz en el último minuto), aunque es, junto al Madrid, el visitante que más puntos ha sumado (15) en el campo de la Real. El nuevo equipo de Marcelino, que nunca perdido en Donosti, ya ha logrado tantos puntos en esta Liga (12) como los conseguidos en la última hasta el parón navideño, una campaña que comenzó con 4 derrotas seguidas que le costaron el puesto al entonces entrenador valencianista, Pako Ayestarán.

El Betis ya es quinto después de tres victorias consecutivas, una de ellas en el Bernabéu, y la más reciente este lunes goleando al Levante.

El Betis ya es quinto, ergo está en puestos europeos y con los mismos puntos que el cuarto, después de darse un homenaje de goles (4-0) frente a un Levante que vio truncada así su buena racha y encajó la primera derrota del curso. El conjunto de Quique Setién no ganaba 3 partidos seguidos en Primera desde la temporada 2011-12, con Pepe Mel como entrenador, y en Heliópolis desde 2005, con Serra Ferrer en el banquillo. El triunfo bético en el partido que cerró la jornada, sumado al del pasado miércoles, les permite dejar un punto y un puesto por detrás a todo un Real Madrid, que vuelve a puestos europeos tras imponerse (1-2), no sin sufrimiento, al colista. El doblete de Dani Ceballos, el primero que logra en categoría profesional, permite a los blancos igualar la racha de 12 victorias seguidas fuera de casa del Barcelona de Guardiola.

El Deportivo de La Coruña, lejos de levantar la cabeza, se hunde más en el pozo de la clasificación después de caer goleado (4-1) en Cornellá. La mala racha del Dépor no se limita a esta temporada, pues solo ha ganado 11 de sus 111 últimos partidos de Primera a domicilio (43 empates y 57 derrotas), donde lleva desde noviembre de 2015 sin ganar dos partidos seguidos. Los de Pepe Mel se quedan a un punto de la salvación y 3 por encima del Málaga, que sumó el primer punto de la temporada (3-3) contra el Athletic.Ya es la liga con más goles en contra del Málaga (14) a pesar de que este sábado marcaron 2 estando en inferioridad. El Alavés se queda como el farolillo rojo tras cosechar contra el Madrid su sexta derrota consecutiva, uniéndose así a Racing (1929), Zaragoza (1952), Extremadura (1996) y Sporting (1997), que tampoco puntuaron en las 6 primeras jornadas (todos terminaron bajando).

Así está la clasificación: el Barça sigue líder sin haber cedido un solo punto, el Atlético supera al Sevilla, el Valencia se mantiene en Champions, el Betis se coloca quinto, el Madrid vuelve a Europa y por abajo siguen los mismos, aunque el Alavés es otra vez colista.

La cara: el Valencia de Marcelino

Marcelino, el gran artífice del buen momento que vive el Valencia, se lesionó en Anoeta celebrando el gol de Zaza.

Hace un año, después de 6 jornadas, estaba 12º tras ganar al Alavés (2-1) y ya había cambiado de entrenador (Voro por Ayestarán). Un año después, el Valencia es 4º, repite puesto de privilegio en Liga de Campeones por segunda jornada consecutiva, y firma 12 puntos de 18 posibles tras sumar 3 victorias y 3 empates, con 10 goles a favor y 5 en contra. Un equilibrado balance sin derrotas y con el sello inconfundible de Marcelino, el principal artífice del gran cambio que ha experimentado el conjunto valencianista en 365 días.

Ya hay entrenador, ya hay una idea de juego y ya hay un compromiso colectivo que le permiten al Valencia ganar en complicadísimas canchas como Anoeta con un once lleno de novedades. Por ejemplo, apostó por Jaume bajo los palos o por Nacho Vidal en el lateral derecho en un guiño claro a la cantera que le salió bien, porque el portero hizo varias paradas de mérito y el defensa marcó el segundo gol valencianista en su segundo partido en Primera. Queda el borrón de la expulsión de un imprescindible como es Kondogbia, que aún así queda equilibrada por la anterior de Zubeldia en la Real. Gracias a las asistencias de Carlos Soler, el gran descubrimiento de Paterna, que ya lleva 4 este curso y es el mejor asistente che, junto a las correrías de Guedes, una gran cesión del PSG de Unai Emery, el valencianismo tiene motivos, al fin, para ilusionarse.

Marcelino García Toral tiene todo el mérito del cambio de rumbo que ha pegado este curso un histórico como el Valencia, que está a punto de ser centenario. El asturiano puede ser tranquilamente el mejor entrenador que ha tenido la entidad de Mestalla desde Rafa Benítez, precisamente uno de sus referentes. Ni Valverde, ni Emery, ni mucho menos Nuno, llevaron al Valencia tan lejos como lo puede llevar Marcelino con su cuerpo técnico.

La cruz: Escribá destituido del Villarreal

https://twitter.com/VillarrealCF/status/912385788729483277

Aunque no sea uno de los tres últimos, el Villarreal ha decidido dar un cambio de rumbo a su dinámica en el último año y ha destituido contra pronóstico al entrenador, Fran Escribá. La goleada encajada en Getafe lo ha precipitado todo, aunque el submarino venía de no perder desde la segunda jornada (3-0) en Anoeta; sin embargo, 3 derrotas en 6 jornadas ante Levante, Real Sociedad y Getafe, con 2 victorias ante Betis y Alavés, más el empate a nada ante el Espanyol, precipitaron el relevo en el banquillo.

Las quejas de gran parte de la afición y la irregularidad han terminado por condenar al bueno de Fran Escribá pese a que tiene al equipo disputando la Europa League. Eso no es suficiente para gozar de una confianza ilimitada ni para cubrir la alargada sombra que dejó Marcelino en tierras castellonenses. El actual entrenador del Valencia lideró el último ascenso, dejó al equipo en Champions y se ganó a los groguets. Ni seguir disputando competición europea conforma ya a la afición y a la directiva del Villarreal, que se había acostumbrado a tener la hegemonía del fútbol valenciano.

La directiva ha decidido cortar por lo sano y apostar por el cambio. El elegido para sustituir a Escribá es Javi Calleja, un ex jugador y hombre de la casa, que tendrá la difícil misión de mejorar la herencia que le deja su antecesor e intentar mantener al Villarreal en lo más alto de nuestro fútbol, compitiendo por la supremacía regional con un viejo conocido como Marcelino, e incluso con el Levante, que le saca 2 puntos. El submarino amarillo navega en aguas turbulentas.

Y la próxima semana…

El líder recibe a Las Palmas, derbi madrileño entre Leganés y Atlético en Butarque, el Sevilla se medirá al penúltimo en el Pizjuán, Valencia y Athletic se cruzarán en Mestalla, el Betis juega en Anoeta y el Espanyol viaja al Bernabéu.

Un repaso con nocturnidad y alevosía

El Real Madrid se llevó la Supercopa de España ante el Barça y ya lleva 4 títulos este año.

Historia que tú hiciste, historia por hacer“, reza el himno que Manuel Jabois le escribió al Real Madrid con motivo de la décima Copa de Europa del año 2014. Hicieron, están haciendo y harán Historia. Porque, tal y como se dijo hace unos días después de que ganaran ante el Manchester United su cuarta Supercopa de Europa, el Madrid no juega finales, el Madrid las gana. Estamos hablando del mejor equipo del siglo XX, el vigente campeón de Europa y España, una auténtica máquina de ganar partidos y  devorar títulos. Si usted quiere apostar a cabello ganador, apueste por el Real Madrid; los rendimientos pasados aseguran las ganancias futuras. Apostar por la victoria del Madrid siempre fue, es y será una apuesta ganadora. Este miércoles, con nocturnidad y alevosía, en un clásico que se disputó a la hora golfa de las once de la noche, le dieron un soberano repaso a su eterno rival.

¿Cuántos titulares de este Real Madrid lo serían también en este Barcelona? ¿Y al revés? Basándonos en los onces de este miércoles, con la poderosa y polémica ausencia de Cristiano Ronaldo, no sería descabellado decir que todos los madridistas que salieron de inicio en este clásico de vuelta de la Supercopa de España serían titulares también en el Barça, a excepción de Lucas Vázquez, pues en su lugar jugaría un tal Leo Messi, al que hay que seguir respetando y venerando como D10S que es. El resto de madridistas (Keylor, Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo, Kovacic, Kroos, Modric, Benzema y Asensio) serían indiscutibles en el Barça; solo Umtiti, Busquets y Suárez les podrían discutir la titularidad, aunque la inercia ganadora de los blancos acabaría decantando la balanza. Es más, los teóricos suplentes del Madrid que jugaron en el segundo tiempo (Casemiro, Theo Hernández y Dani Ceballos) también jugarían en Can Barça, por no hablar de Bale e Isco. Ni siquiera un mito culé como Andrés Iniesta, baja en el Bernabéu por lesión, jugaría en el actual Real Madrid, como tampoco otros mitos azulgranas todavía en activo como Valdés, Xavi o Villa. Así de crudo es el fútbol y el paso del tiempo. En los casos de Marlon, Mascherano, Rakitic, André Gomes, Digne y Semedo, cabría preguntarse en cuántos equipos de Primera División acostumbrarían a jugar de inicio.

Piqué, que fue sustituido en el Bernabéu, es la viva imagen de la frustración y la impotencia culé.

Retratados. Han quedado retratados, que diría un ilustre presentador de la televisión. El Barcelona no es que sea un retrato, ni siquiera un cromo (casi mejor que no lo sea para evitar engañifes como el de Neymar), es una auténtica caricatura de equipo, una parodia de sí mismo y de lo que fue no hace tanto. Esta banda es una broma de mal gusto para la sufrida gent blaugrana. Uno, que ya tiene costra croniqueando a un equipo tan modesto y humilde como es el Real Sporting de Gijón, no puede más que sorprenderse e incluso sonreír, con perdón, al ver la piltrafa de institución en la que se ha convertido el Fútbol Club Barcelona, que sigue siendo, pese a todo, uno de los mejores equipos de la historia. Pero Bartomeu y su junta directiva se lo están cargando, si no se lo han cargado ya del todo, que cerquita estarán. Solo un gol fueron capaces de marcarle al Madrid en 180 minutos; tuvo que ser precisamente Messi, y de penalti injusto, el encargado de maquillar en la ida una eliminatoria con claro color blanco.

Si no lo es ya, Josep María Bartomeu va camino de convertirse en el peor presidente de la historia del Fútbol Club Barcelona. Y no es el mejor de la del Real Madrid porque ahí está Florentino Pérez, cuya gestión puede ser equiparable a la leyenda de Santiago Bernabéu con el paso del tiempo. Perseguido por la sombra de su mentor Sandro Rosell, un convicto, Bartomeu se está erigiendo prácticamente en una suerte de submarino del eterno rival que está dinamitando Can Barça desde adentro. Desde que se puso al frente de la nave en enero de 2014 por la renuncia de Rosell, al margen de un sinfín de líos extradeportivos coronados por el sobrecoste del fichaje de Neymar, el Madrid de Florentino ha ganado 11 títulos (3 Champions, 3 Supercopas de Europa, 2 Mundiales de Clubes, una Copa del Rey, una Liga y una Supercopa de España -siete de ellos con Zidane en el banquillo) mientras que el Barça lleva 9 en este tiempo (3 copas, 2 ligas, una Champions, un Mundial, una Supercopa de Europa y otra de España). La etapa de Luis Enrique en el banquillo, desde 2014 hasta mayo de 2017, tiene mucho que ver con este palmarés, pues con él como entrenador se ganaron esos 9 títulos de 13 posibles. Estamos ya en condiciones de asegurar que, en los próximos años, mucho van a echar de menos en Can Barça al técnico gijonés.

Sergio Ramos y Marcelo levantaron la 10ª Supercopa de España de la historia del Real Madrid.

Con los dos títulos que ha ganado el Madrid esta semana ya suma más en los últimos tres años que los que acumula Bartomeu en este tiempo. Ergo, un dato que debería invitar a la reflexión de los que lo votaron en 2015 y le otorgaron un mandato hasta 2021. Ergo, aún le quedan cuatro años en la poltrona que pintan a vía crucis del barcelonismo. Ellos lo han querido así. Barcelonistas, esta es vuestra obra. Bartomeu podrá ser un mal gestor, pero ni es un tirano al que nadie ha votado ni dio un golpe de estado para secuestrar al club. El soci tuvo la oportunidad de apostar por un modelo campeón, otorgando su confianza a un tal Joan Laporta, que fue el presidente del mejor Barça de la historia (el de Cruyff, Guardiola, UNICEF y el sextete), pero prefirieron votar mayoritariamente a Barto. Y de aquellos votos llegan estos lodos. Las cosas no suelen ocurrir porque sí.

Se pueden impulsar hashtags en redes sociales y criticar su gestión, aunque haya un poso de hipocresía y ventajismo entre esas críticas, pues muchos de los que lo critican ahora lo avalaron antes con sus votos; lo que no es de recibo es que nsulten a Bartomeu y lo amenacen a él y a su familia. Hasta ahí podíamos llegar. Que impulsen y ganen una moción, pero que se dejen de zarandajas y maniobras ilegales. Para la próxima elección, que se piensen mejor el voto. Ahora solo les toca tragar y rezar (los que sean creyentes) para que las cosas no vayan a peor.

A los cuatro minutos y para consumar un arranque brillante de los blancos, que parecían tener más necesidad de remontar que sus rivales, Marco Asensio volvió a frotar esa lámpara mágica que tiene por pierna izquierda para clavar un misil por la escuadra derecha que dejó clavado en el sitio y haciendo la estatua a Ter Stegen. Marcó el golazo que cerró el partido de ida en el Camp Nou y marcó otro en el de vuelta en el Santiago Bernabéu. Uno desde dentro del área y otro desde fuera, uno en casa y otro a domicilio, pero la genialidad sigue siendo la misma. Patrimonio de un prodigio del fútbol, de un chaval que tiene un don innato para marcar golazos en todas las competiciones. Así es, a sus 21 años, uno de los jugadores españoles más en forma, por no decir el que más en estos momentos.

A falta de Bale y Cristiano, el tercer integrante de la BBC también quiso dejar su sello en un primer tiempo de baño y masaje para los madridistas. Benzema marcó el segundo de la noche y ya lleva 9 goles y 6 asistencias en los 26 clásicos que ha disputado. En este clásico tan decantado y de claro color blanco, no podía faltar el golito del francés, el ojito derecho de Florentino, la gran debilidad del presidente blanco, que por algo se ha resistido ante sirios y troyanos para mantener en el equipo a su Karim. Su tanto y el del hijo pródigo dejaron la eliminatoria decantada en 39 minutos con un rotundo global de 5-1 que deja a los culés con sus vergüenzas y miserias al aire. Y pueden dar gracias de que el correctivo no fue mayor, que bien pudo serlo si el remate de Lucas Vázquez no se hubiese estrellado en el palo.

El segundo tiempo fue un mero trámite que Piqué no se quiso comer y fue sustituido por Valverde, que a este paso no tardará en añorar su reciente pasado en el Botxo. Bien haría el míster, no obstante, si se hiciera mirar lo de los cambios. Acabar en el Bernabéu con una defensa formada por Semedo, Marlon, Mascherano y Digne es tentar a la fortuna. Suerte tuvieron de que el Madrid no quiso hacer sangre, no estaba CR7 en el campo y estamos a mediados de agosto, pero muchos cambios tendrá que hacer el Barça para competir con garantías, no sólo por los títulos, sino por acabar entre los cuatro primeros de nuestra liga.

El Barcelona se alza con su 29ª Copa del Rey

Triunfo del Barcelona frente al Alavés por 3-1 en la final de la Copa del Rey celebrada en el Vicente Calderón en la que tuvimos dos partes claramente diferenciadas entre sí, una primera en la que se decidió, y otra segunda en la que ambos equipos trataron de hacer algo más pero no llegó al gran nivel ofrecido en la primera, especialmente por Messi que con un gol y una asistencia decisiva decantaron la final para el Barcelona.

Inicio con alternativas para ambos conjuntos, cada uno a su estilo pero sin temor al rival. El Barcelona tocando la pelota para tratar de encontrar un hueco en la red defensiva vitoriana, mientras que el Alavés trataba de robar el balón y pillar al Barcelona al contragolpe. A los ocho minutos de partido, Mascherano tuvo que ser sustituido tras un choque de cabezas con Marcos Llorente, el jugador argentino, con una brecha tuvo que ser retirado en camilla. Luis Enrique dio paso en su lugar a André Gomes.

El dominio del partido era blaugrana pero durante el primer cuarto del partido las ocasiones de gol eran casi inexistentes, y pese al dominio, la primera ocasión fue para el Alavés. Error en la salida de balón de Piqué, robo de Ibai Gómez en banda izquierda, se va para dentro y lanza un disparo al primer palo, en teoría fácil para Cillesen, pero que se le escapó y el balón se paseó por la línea de gol, Deyverson no llegó a tiempo para empujarlo a gol, y en lugar de jugar con dos compañeros que llegaban francos para rematar decidió inexplicablemente hacerlo él a la media vuelta enviando el balón fuera. El conjunto alavesista había lanzado su primer aviso y llegó el turno del Barcelona a la jugada siguiente. Disparo de Iniesta, el primero de los culés, a los 28 minutos de juego, con el que se quedó Pacheco.

Llegada la media de juego empezó el show de Messi. Recibió en tres cuartos de campo, tenía metros por delante, no le encimaba nadie, cuando decidieron los mediocentros del Alavés trenzó un pase entre los dos para Neymar que se la devuelve a Messi que desde la frontal realizó su disparo favorito, más visto, y pese a ello, más difícil de anular. Rosca hacia fuera y ajustado al palo interior de la portería, inalcanzable para Pacheco y que abría el marcador al más puro estilo Messi. La respuesta alavesista tardó tres minutos en producirse, el tiempo en el que Ibai llegó a las inmediaciones del área del Barcelona, fue trabado por Iniesta, y Clos Gómez le dio permiso a Theo Hernández para lanzar la falta. Extraordinario lanzamiento del jugador francés con pierna izquierda desde el pico derecho del área a la escuadra más lejana, imposible para el neerlandés Cillesen y con el que conseguía igualar la contienda el Alavés.

Tras el empate el dominio volvió a ser blaugrana pero con el paso de los minutos la sensación era que se podía llegar con empate a un gol en el marcador, o al menos eso hubieran deseado los aficionados alavesistas tras los locos minutos finales. Minuto 44, buen movimiento de André Gomes que habilita a Neymar en el segundo palo y remacha en boca de gol, 2-1. Minuto 47, extraordinaria arrancada de Messi desde la derecha, se va tres jugadores blanquiazules y asiste a Alcacer entre líneas para que el delantero valenciano remate cruzado para hacer el 3-1, en el tiempo añadido, momento clave que decidió la final.

Aunque en una tónica similar a la del primer tiempo, el ritmo del partido bajó considerablemente en la segunda mitad. El Alavés tuvo ocasiones aisladas, un libre directo lanzado por Ibai Gómez que se fue alto por muy poco o un disparo que erró Edgar. El Barcelona pese a algunas llegadas alavesistas, cada vez con menos peligro, tenía el partido bajo control, y estaban al borde de un cuarto gol que no terminaba de llegar. Pellegrino trató de revolucionar el partido e hizo un doble cambio, dando paso a Camarasa y Rubén Sobrino por Edgar e Ibai Gómez a la hora de partido, los intentos de Sobrino fueron varios pero infructuosos. Se le fue anulado un gol a Deyverson en fuera de juego tras pase de Manu García, dentro del área, el jugador brasileño remató a romper en boca de gol pero la jugada estaba invalidada.

El partido que no estaba siendo sucio aunque por momentos estuviera bordeando la línea, en los minutos finales ocurrió una tángana tras un empujón de Sobrino a Neymar que solucionó el colegiado con tarjetas para Messi y Sobrino por encararse e Iniesta por protestar. Buen detalle de Luis Enrique dando paso a Aleix Vidal que volvía a jugar tres meses y medio después tras la lesión que sufrió precisamente frente al Alavés, para que el lateral disfrutase de los instantes finales.

De esta forma el Barcelona conquista su vigésimo noveno título copero, cinco de ellos en la última década. Luis Enrique se despide con nueve títulos de su banquillo y logrando la tres Copas del Rey que ha disputado. Pero el dato más sorprendente en números, si sorprendescon algo en estos jugadores, son los 30 títulos que suman Iniesta y Messi.

En la otra cara de la moneda queda el Alavés que tras volver a Primera División y realizar una gran temporada consiguen llegar a su primera final de Copa del Rey tras hacer un gran torneo. Un proyecto que ha devuelto la ilusión a Mendizorroza, como hemos visto en los 19.500 que no han dejado de cantar, saltar y agradecer el esfuerzo de sus jugadores tras el partido.

El Atlético de Madrid Féminas conquista la Liga

El Atlético de Madrid Féminas se ha proclamado campeonas de la Liga Femenina tras vencer por 2-1 a la Real Sociedad en el Cerro del Espino con goles de Esther y Amanda Sampedro. El Barcelona que estaba al acecho, igualados a puntos antes de iniciarse la la jornada, jugaba ante el Levante y debía ganar y esperar un pinchazo del Atlético. Nada de eso ocurrió, el cuadro granota sorprendió al blaugrana, y a las jugadoras rojiblancas con su victoria no les hizo falta estar pendiente de sus rivales.

Los goles no tardaron en hacer acto de presencia frente a la presión o los nervios. A los siete minutos del inicio excelente jugada de Amanda Sampedro por banda derecha, se va de un rival apura línea de fondo, su centro lo rechaza la guardameta, no acierta a despejar la defensa txuri-urdin y Esther la más lista, caza el balón en boca de gol y aprovecha para adelantar a su equipo en el marcador. El Barcelona no tardaría en responder y Marta Torrejón le ponía en bandeja un extraordinario balón a Jennifer Hermoso para marcar el primero en Valencia y meter presión al Atlético, pues con esta momentánea victoria blaugrana al Atlético solo le valía ganar para alzarse con el título.

Prácticamente no había llegado la noticia del gol de Jennifer Hermoso al Cerro del Espino cuando Sonia Bermúdez habilitó con un gran pase a Amanda Sampedro que con un buen control orientado dejaba atrás a dos rivales y con un buen disparo lograba marcar el segundo gol. Aún estaba saboreando el equipo rojiblanco el segundo gol cuando la Real Sociedad recortó distancias por medio de Nahikari con una vaselina estratosférica ante Lola Gallardo que nada pudo hacer a mitad al quedarse a medio camino. Nahikari no sería la única artista invitada a la finalísima, en Valencia, gran jugada granota, Charlyn disparó tras dos buenos amagos, el disparo lo rechazó Sandra Paños y Nagore Calderón, ex jugadora del Atlético, empataba el partido para el Levante y complicaba las opciones de título para el Barcelona.

A los pocos minutos del inicio de la segunda el Atlético que sabía que necesitaba una distancia mayor, y la estuvo buscando, tuvo una triple ocasión por media de Amanda Sampedro, regate y dos disparos que no encontraron puerta, y posteriormente Esther se volvió a encontrar con la guardameta Quiñones, formidable bajo palos. En el campo del Levante sorprendía Xavi Llorens haciendo un triple cambio en el que entraron Andressa Alves, Olga García y Ange Koko por Mariona, Patri Guijarro y Melanie Serrano. Triple cambio que al menos de forma inmediata no tuvo el efecto deseado por el técnico blaugrana pues escasos minutos más tarde el Levante se adelantaría en el marcador tras una jugada a balón parado. Balón colgado de Nagore Calderón, Sandra Paños que no sale bien por alto, el balón queda suelto al segundo palo donde Prim en boca de gol ponía al Levante por delante.

La situación era crítica para el Barcelona, no solo necesitaba remontar el partido, también necesitaba que la Real Sociedad empatara en el Cerro del Espino al Atlético. Los minutos fueron pasando y las ocasiones no llegaban, el Levante se encontraba seguro atrás e incluso tuvo una gran oportunidad para ampliar diferencias, un disparo de Charlyn que trató de despejar Sandra Paños pero dió en el larguero. Nahikari también inquietó al Atlético con un buen disparo que por muy poco se fue fuera golpeando en el lateral de la red.

No pudo el Barcelona con el Levante, el Atlético de Madrid venció a la Real Sociedad, y no hizo falta tirar de golaverage, las Féminas rojiblancas se proclamaban campeones de Liga, invictas y con tres puntos de ventaja sobre el Barcelona. Primer título liguero del Atlético de Madrid Féminas, una liga femenina que cada vez tiene más repercusión y reconocimiento entre los aficionados y los clubes que durante la temporada abrieron sus estadios y con gran respuesta de la afición. En breve, la Copa de la Reina que puede ser un gran broche final a la temporada.

El Atlético Féminas logra un empate de oro en el Mini

Reparto de puntos en el Mini Estadi entre Barcelona y Atlético de Madrid Féminas en la penúltima jornada del campeonato nacional de liga pero que bien valía por una final. Empatadas a puntos y tras la victoria del Atlético en diciembre en el Calderón el Barcelona estaba en la obligación de ganar por golaverage particular. Encuentro de respeto mutuo y gran presión para todas las jugadoras pero de ocasiones y alternativas que pudo haber terminado decantándose para cualquier conjunto.

El Barcelona empezó llevando la iniciativa en los primeros minutos del encuentro, intención de dominar al Atlético, encerrarlo en su área por medio de una muy participativa Jennifer Hermoso que se encargaba incluso de robar en campo contrario y en una de las ocasiones inquietar al Atlético con un buen disparo cruzado que se marchó fuera por poco. Pasados los primeros veinte minutos el conjunto de Villacampa se fue soltando, sintiéndose más cómodo, llegando al área de Sandra Paños, y aunque sin el dominio territorial de las blaugranas, sin con algo más de peligro cuando pisaban área rival. Tanto Barcelona como Atlético les faltó mordiente y acierto en los metros finales, tanto en los pases como en los disparos. Desacierto provocado en cierta parte por la gran presión sobre ambas y el respeto que se tienen y que les evitó desarrollar su mejor fútbol durante la primera mitad.

Tras el descanso pareció repetirse la misma tónica que en el primer tiempo y el Barcelona empezó con una intensidad similar a la del primer tiempo, con la línea de presión muy adelantada e incomodando a un Atlético que al contragolpe se iba liberando poco a poco. En uno de esos contra ataques, Amanda Sampedro fue trabada dentro del área por Patri Guijarro y el árbitro no dudó en señalar penalti. Sonia Bermúdez fue la encargada de lanzarlo, algo blando y al centro para Sandra Paños que lo rechazó pero con la mala fortuna para la guardameta culé que el balón de nuevo para Sonia que con un toque en la rodilla introducía el balón en la portería anotando el primero para el Atlético.

Este gol ponía al Barcelona ante las cuerdas pues aunque quedase media hora necesitaba dos goles para depender de sí mismo en la última jornada liguera. Tras los intentos de Mariona, llegó el empate de Jennifer Hermoso, la máxima goleadora del campeonato, que tras un gran regate consiguió batir a Lola Gallardo. A falta de veinte minutos para el final del encuentro el Atlético con un gol podía cantar el alirón en el Mini y el Barcelona con un gol podría hacerlo en la última jornada al igualar el golaverage particular y tener ganado el general. Las ocasiones se sucedieron, fue un final de alternativas que pudo decantarse para cualquiera. Unzué, que ya marcó en la última jornada un gol vital ante el Valencia, tuvo en el tiempo añadido la ocasión más clara al mandar alto un remate.

El título liguero se decidirá la próxima semana en la última jornada, en la que el Atlético recibe a la Real Sociedad, aún no se sabe si en el Cerro del Espino o en el Vicente Calderón, mientras que el Barcelona visitará al Levante. Las cuentas son fáciles, el equipo que mejore el resultado del rival será campeón. En caso de que tanto Atlético como Barcelona hagan el mismo resultado, ganen, empaten o pierdan, el Atlético de Madrid será campeón de la Liga Femenina por primera vez en su historia debido al golaverage particular.

Messi vuelve a decidir en el Calderón

Victoria del Barcelona por 1-2 en el Vicente Calderón frente al Atlético de Madrid en el que Messi volvió a decidir en los minutos finales, tras un partido igualado en el que los porteros de ambos equipos fueron mejores que los delanteros rivales y una vez más los rojiblancos volvieron a fallar en exceso tanto en defensa como en ataque.

Frío Barcelona en los primeros compases del encuentro en los que no lograba mantener la posesión ante la agobiante presión rojiblanca de la que no sabían salir. Las recuperaciones de balón del Atlético en campo rival otorgaron el dominio durante gran parte de la primera mitad a los de Simeone a quienes solo les faltaba convertir ese dominio en goles. Un remate de Godín en el área chica que se fue alto, un disparo de Griezmann taponado por Umtiti o un pase en boca de gol también del francés que blocó Ter Stegen fueron algunas de las ocasiones rojiblancas, pero sin duda la más peligrosa fue un disparo de Griezmann con la derecha desde la frontal del área que forzó a Ter Stegen a meter una gran mano enviando el balón a córner.

Pasada la media hora de juego el Barcelona se fue acercando más al área de Oblak pero sin la soltura que les caracteriza. Una falta de Savic sobre Suárez y el posterior lanzamiento de falta de Messi dio lugar a una gran parada de Oblak a mano cambiada evitando que el lanzamiento del astro argentino que estaba descendiendo peligrosamente se introdujera en la portería colchonera. Minutos más tarde un lanzamiento de Suárez en un buen contragolpe que se marchó muy alto y un remate de cabeza de Piqué que paró Oblak pero que fue anulado por falta de Umtiti sobre Vrsaljko fueron las oportunidades blaugranas en un primer tiempo de escaso protagonismo ofensivo culé.

El Barcelona salió con otro ritmo tras el descanso, tratando de llevar más la iniciativa ante un Atlético al que se le estaba notando el cansancio de la semana europea. Suárez desperdició un mano a mano ante Oblak disparando muy desviado a la derecha. La réplica rojiblanca no tardó en producirse y esta vez era Ter Stegen quien salvaba al Barcelona con su pierna izquierda repeliendo un buen disparo de Griezmann. Pasada la hora de partido el Barcelona se adelantó en una jugada embarullada en el área rojiblanca, no acertó a despejar ningún defensor y el balón le quedó rechazado a Rafinha que remató raso, cruzado ante Oblak marcando el 0-1. El Atlético no se rindió y menos Simeone que dio paso a un tercer delantero, Torres retirando a Carrasco, y cinco minutos después de encajar el gol, en un saque de esquina se levantó Godín en el primer palo ante un inmenso Umtiti y peinó un balón que no pudo ver Ter Stegen estableciendo así el empate a un gol.

Tras el empate, Simeone sustituyó a Gameiro por Correa y Luis Enrique a Iniesta por Rakitic, que más tarde retiró Sergi Roberto para dar paso al luso André Gomes. Partido muy dividido en sus compases finales que lo decidió Messi, de nuevo por un balón que no supo despejar de su área el Atlético. El balón quedó para el argentino que disparó frente a Savic, Oblak se quedó a medio camino por el rechace y Messi que estuvo más despierto llegó, remató y ganó el partido prácticamente sobre la bocina, con el golpe moral que supone, con apenas cuatro minutos para reaccionar para el Atlético que no tuvo más oportunidades.

El Barcelona que suma tres puntos en un difícil estadio, hace buena la victoria del Valencia sobre el Madrid del pasado miércoles y ahora quedan pendientes del encuentro de los merengues en Villarreal que les podría dar el liderato. El Atlético de Madrid se aleja en exceso de la tercera posición tras esta derrota y se debe centrar en defender la cuarta posición ante una Real Sociedad que aprieta por ella, a tan solo un punto. Cabe destacar también el mal partido del colegiado Mateu Lahoz que pese a no incidir directamente en el resultado final señaló más de cuarenta faltas, la mayoría de ellas lances habituales del juego interrumpiendo así el juego en numerosas ocasiones y bajando el ritmo y la calidad del espectáculo.

A %d blogueros les gusta esto: