Últimas noticias
Inicio » Motor » Motociclismo » Moto3

Moto3

Jorge Martín se impone con una jugada maestra

El madrileño realizó un ataque en el momento adecuado para llevarse la victoria. Enea Bastianini fue segundo y Marco Bezzechi cerró el podio.

La gran mayoría de los pilotos optaron por el medio trasero, sin embargo, algunos pilotos, entre los que se encontraban Martín y Bastianini, escogieron el duro. La carrera comenzó accidentada. En la primera curva se fueron al suelo Rodrigo, Ramírez, Masiá, Norrodin y Toba. En la 12 se unió Antonelli a la lista de caídas. El viento hizo acto de presencia y provocó que el ritmo fuera bajo.

Nadie pudo llegar al 2:16, por lo que muchos pilotos con los que no se contaba entraron en el grupo de cabeza. Hasta 12 pilotos componían el grupo. No obstante, Foggia, Di Giannantonio, Bezzechi, Martín y Canet eran los que se rifaban los puestos de cabeza. Algo le tenía que pasar a Arón Canet, ya que el español iba perdiendo posiciones progresivamente. En ese mismo momento Bezzechi rompió el grupo, marchándose en cabeza junto a los dos pilotos del Conca Gresini, Oettl y Bastianini.

No fue hasta que quedaban cinco vueltas cuando Jorge Martín cogió el mando. Atacó en el momento exacto, con Canet fuera del grupo y Bastianini cuarto. El piloto del Leopard intentó actuar, pero mientras superaba a Di Giannantonio y Bezzechi, el español le metió un segundo. Ambos se intercambiaban vueltas rápidas pero la diferencia no se reducía. Bastianini tiró la toalla y consiguió el primer podio del año, mientras que Jorge Martín sumó la segunda victoria del año. En la lucha por la tercera plaza, Di Giannantonio adelantó a Bezzechi en la última curva aunque se fue largo y tanto el piloto de KTM como Migno le superaron. Canet finalmente fue octavo.

En el Mundial, Jorge Martín es nuevo líder con 55 puntos, mientras que Canet ahora está segundo a 7 puntos. Bezzechi es tercero, Di Giannantonio cuarto y Bastianini quinto.

Bezzechi se estrena en el caos con los neumáticos

El piloto italiano consigue su primera victoria mundialista y cosecha también una victoria para KTM, algo que no conseguían desde Mugello el año pasado. Arón Canet y Di Giannantonio completaron el podio.

La pista estaba mojada, pero había un cierto carril que hizo al hombre de la pole Tony Arbolino, así como Ramírez y Bulega, optar por nuemáticos de seco. Tras la vuelta de calentamiento, tanto Oettl como Jorge Martín entraron a poner slicks.

Comenzó la carrera con Bezzechi liderando. Ni Bastianini ni Rodrigo lograron tapar el hueco obtenido por el italiano, que se fue para no volver. Arbolino se hundió en la clasificación, superado por todos los que llevaban agua. Con Bezzecchi destacado, detrás se formó un grupo con Canet, Masiá, Foggia, Rodrigo, Di Giannantonio, Norrodin, Bastianini, Dalla Porta, Antonelli y Alonso López.

Justo en el ecuador de la carrera, Jorge Martín logró ser el más rápido en pista, aunque fuera sólo por unas décimas. Sin embargo, la diferencia era tan amplia que fue imposible llegar al grupo de cabeza. Dicho grupo se fracturó, encontrando a Canet, Di Giannantonio, Masiá y Norrodin con un segundo de ventaja respecto al resto.

El momento clave fue a cinco vueltas del final. En ese momento los neumáticos de lluvia comenzaron a perder el dibujo y llegaron las caídas de Foggia y Arenas. También fue el momento de Bastianini, que llegó a ir 11º y fue escalando posiciones. Norrodin se quedó y Canet abrió un pequeño hueco. La lucha del podio se centró en Masiá y Di Giannantonio, que acabó con el español por el suelo. Intentó acometer el adelantamiento, pero al no tener la posición completamente ganada, el piloto italiano cerró la puerta y tocó al rookie, que se fue al suelo.

https://twitter.com/MotoGP/status/983007148119547907

El accidente pareció ser un estímulo para el piloto de Gresini, que recortó en una vuelta toda la diferencia que tenía Arón Canet, pero no tuvo tiempo de adelantarle. Bastianini les siguió. Por otra parte, Jorge Martín logró cazar a un grupo numeroso para adelantarlos a todos y finalizar 11º, justo por detrás de Arbolino, que pese a salir en parrilla con neumáticos de seco, sólo obtuvo un segundo de ventaja respecto al madrileño. Y mientras todo esto sucedía, Bezzechi ya estaba celebrando su victoria, liderando todas y cada una de las vueltas.

La estrategia utilizada por Jorge Martín le ha costado el liderato del Mundial, siendo ahora 2º, por detrás del nuevo líder, Canet, que tiene 10 puntos de ventaja. Bezzechi es tercero y Di Giannantonio cuarto.

Martín empieza como acabó

El piloto madrileño ganó la primera carrera del año por delante de Arón Canet y Lorenzo Dalla Porta.

Antonelli partió desde la pole, y aunque aguantó las primeras curvas, Martín se puso líder. El madrileño comenzó a abrir un hueco, y sus máximos rivales, Canet y Bastianini reaccionaron. Se rompió la carrera en dos grupos, el primero con Martín, Canet y Bastianini, y un segundo grupo de numerosa participación. Martín lideró en todo momento y Bastianini pasó a la acción. Adelantó a Canet y cuando marchaba segundo, se fue al suelo en la curva 6.

https://twitter.com/MotoGP/status/975360024431046656

La caída del italiano provocó un hueco entre Martín y Canet que le costó recuperar al valenciano. Finalmento volvió a cogerle, pero no pudo intentar el adelantamiento en ningún momento, ya que Martín lo llevaba al límite. 23 milésimas les separaron. Además de reducir a dos la lucha por la victoria, la caída de Bastianini permitió al grupo perseguidor luchar por el podio. Bezzechi y McPhee se fueron al suelo tras un toque, y el que pescó en río revuelto fue el propio compañero de Bastianini, Dalla Porta, que superando a Antonelli sumó el primer podio de su carrera.

Martín, Bastianini y Canet favoritos al título

En Moto3, al igual que en Moto2, ha perdido a sus referencias del año pasado. Joan Mir y Romano Fenati han subido de categoría, y todo parece indicar que los pilotos que lucharon habitualmente contra ellos son los favoritos al título.

Muchos indican que Jorge Martín tiene un poquito más para ganar el título. Las lesiones y la falta de capacidad para cerrar las carreras le lastraron el año pasado, pero finalmente ganó su primera carrera y en esta pretemporada se ha visto que sigue siendo el mejor a una vuelta. Si es capaz de empezar a ganar los duelos en carrera, podríamos estar viendo al campeón del mundo. Otro de los favoritos es Arón Canet. En su caso, lo que le lastra al valenciano es la irregularidad. El último de los favoritos es Enea Bastianini. El año pasaddo no logró adaptarse al Estrella Galicia hasta final de temporada, y desde ese momento no se bajó del podio. Este año se ha adaptado a la perfección al Leopard, y es de sobra conocido el talento de Bestianini.

En un segundo plano se encuentras el resto, aunque si hay una categoría en la que cualquier cosa puede pasar es en Moto3. Los debutantes Foggia y Alonso López ya han mostrado su calidad encima de la moto. Oettl, Migno, Arenas, Di Giannantonio, Rodrigo… Son muchos los pilotos capaces de ganar una carrera y luchar por el campeonato. Todo puede pasar.

El resto de pilotos son:

Por fin llegó el día de Jorge Martín

Jorge Martín ganó en Valencia, liderando de principio a fin, y es acompañado en el podio por otros dos españoles: Joan Mir y Marcos Ramírez.

Martín era el que mejor ritmo tenía en entrenos y se notó desde la salida. Salió como un relámpago y sólo Rodrigo y Mir le pudieron seguir. Rompió el grupo y todo se le puso de cara cuando Rodrigo se fue al suelo y Mir tuvo que salirse de la pista para evitar caerse. El resto fue un monopolio de Martín.

https://twitter.com/MotoGP/status/929652105358577664

 

En la siguiente vuelta, Di Giannantonio hizo el afilador con Marcos Ramírez y se fue al suelo en la recta. Por suerte, se fue al lado contrario de los pilotos y no tuvimos que informar de un accidente más grave. Entonces cogió Bastianini el liderato del grupo, pero ni él, ni cuando Foggia o Ramírez cogían el liderato, recortaban tiempo a Martín. Mir, que llegó a ser 19º, consiguió llegar a este grupo de 13 pilotos e ir adelantándolos. Se colocó segundo y recortó casi un segundo a Martín. El arreón sólo lo aguantaron Bastianini, Ramírez y Fenati. El de Conil de la Frontera se colocó tercero y un toque entre Fenati y Bastianini permitió a Valencia ver un triplete español.

En la clasificación general, en la gala veremos acompañando como tercero a Mir y Fenati a Arón Canet, que por tres puntos, mantuvo la posición con respecto a Jorge Martín.

La décima de Mir

El mallorquín se impone en Sepang por delante de Jorge Martín y Enea Bastianini, sumando así la décima victoria del año.

La salida no fue buena para Joan Mir, perdiendo varias plazas. Sorprendió a todos Jorge Martín, ya que en dos vueltas llegó a tener casi dos segundos. El mallorquín se puso a liderar el grupo perseguidor. Iba recortando poco a poco la diferencia al mismo tiempo que se escapaba del grupo. No fue hasta la mitad de carrera cuando ambos españoles conectaron en cabeza de carrera. Eran los que mejor ritmo tenían y lo demostraron pero, sin embargo, llegó un invitado inesperado. Enea Bastianini llegó a la rueda de ellos, y el grupo pasó a ser de tres. Al italianó no le importó coger el mando de la carrera y así fue hasta que Mir decidió atacar. El mallorquín se puso a liderar a falta de cuatro vueltas para el final, mientras que Martín, que no quería dejar pasar la posibilidad de victoria, superó a Bastianini. Lo hizo de manera bastante polémica, ya que sacó de la pista a Bastianini. Ninguno pudo alcanzar ya al piloto del Leopard, pero Bastianini si llegó otra vez a Martín, para acabar necesitando 39 milésimas para ser segundo.

En el campeonato, Joan Mir verá como le acompañará como subcampeón Fenati, mientras que Maartín y Canet se jugarán la tercera posición en Valencia.

Joan Mir es campeón del mundo de Moto3

Joan Mir se impuso en Phillip Island, en una carrera marcada por la bandera roja marcada por la lluvia. El Leopard hizo doblete gracias al segundo de Livio Loi y Jorge Martín fue tercero.

La carrera fue declarada en seco, pero claramente se distinguían en el cielo muchas nubes. Estuvo chispeando de manera intermitente durante las primeras vueltas. Las caídas fueron frecuentes: Di Giannantonio, Canet, Danilo, Guevara o Ramírez se cayeron en el grupo de cabeza. Mir se sentía superior, y era el más rápido. Dio varios arreones pero las aspiraciones en recta no le permitían escaparse. Entonces pasaron por la vuelta 15. Joan lo hacía en cabeza, seguido de Loi, Martín, Rodrigo, Bastianini y Fenati era 6º. Justo una vuelta después, justo cuando Ramírez, que se había levantado de la caída, pasaba por línea de meta, también pasaba la cabeza de carrera. Entonces todos los pilotos levantaron al unísono la mano, y dirección de carrera sacó la bandera roja por lluvia. Tardó en darse cuenta, pero Joan Mir logró el campeonato del mundo.

La sexta posición de Fenati le ha dejado a 70 puntos de Mir, pero a su vez, el italiano se ha distanciado de su perseguidor por el subcampeonato, debido al cero de Canet.

Fenati arruina la fiesta

El piloto italiano vuelve a dar una lección en agua. Gran día de los italianos, ya que Nicoló Antonelli y Marco Bezzechi cerraron el podio.

La carrera comenzaba con retraso y acortada tras el aceite que había dejado Migno en el warm up, cuya limpieza llevó más de una hora de retraso. Fenati salió como un tiro y se colocó tras Antonelli. Los dos se fueron y Canet trató de alcanzarles en vano. Mientras, Joan Mir se encontraba 20º, con claros síntomas de ir sin tirar al 100%. Fenati pegó un tirón, dejó atrás a Antonelli y se fue en busca de una victoria histórica, ya que suma 20 victorias en Moto3 (más que nadie) y 23 podios (empatado con Rins como los que más). Bezzechi y Suzuki llegaron y superaron a Canet pero no pudieron con Antonelli, que volvió al podio tras un nefasto año. Bezzechi cerró el podio, que para él es el primero de su carrera, y el primero del año para Mahindra. Finalmente, Fenati recuperó 25 puntos a Mir, que sólo pudo ser 17º.

Ahora Joan Mir llega con 55 puntos de ventaja a Australia, mientras que Canet ya ha perdido sus opciones de título.

Mir tiene medio Mundial en el bolsillo

Carrera perfecta del mallorquín para imponerse en Aragón por delante de los italianos Di Giannantonio y Bastianini.

La carrera comenzó con sólo 13 vueltas, debido a la reducción producida por la mañana. La niebla atrasó los warm up y para cuadrar los horarios habituales, se reddujo la distancia de la carrera de Moto3.

La carrera transcurrió como se esperaba: un grupo grande (alrededor de 20 pilotos) y continuos adelantamientos en la recta. A pesar de la magnitud del grupo, los primeros siempre eran Bastianini, Canet, Mir y Martín. A mitad de carrera también apareció Di Giannantonio. Estos cinco se turnaron en cabeza hasta que llegó la definitiva última vuelta. Mir comenzó la vuelta en cabeza, a pesar de que sabía que en la recta final le podían superar. Bastianini y Di Giannantonio se adelantaron varias veces para colocarse segundo. Finalmente fue Di Giannantonio segundo. Enfilaron la larga recta, y Mir comenzó a zigzaguear de tal manera que ninguno de los italianos le pudieron superar y acabar consiguiendo la octava victoria de la temporada. Martín fue cuarto y Canet quinto. Fenati, perdido durante toda la carrera, sólo pudo ser décimo, por detrás de Foggia, que realizó una gran carrera.

https://twitter.com/MotoGP/status/911896149065392128

En el campeonato, la victoria de Joan Mir le permite tener un match ball en Motegi. 80 puntos tiene sobre Fenati, por lo que aunque ganara allí Fenati, Mir podría ser campeón si acabara segundo. Canet también puede ser campeón, pero sus opciones ya son mínimas.

No hubo sueño cumplido para Pulkkinen

El mundo en el que vivimos es cruel, y en el GP de San Marino, el finés Patrik Pulkkinen lo ha vivido de primera mano.

La categoría de Moto3 es el comienzo para muchas de las jóvenes promesas en el Mundial. A lo largo de los años de esta categoría, pilotos como Álex Rins, Maverick Viñales o Jack Miller (que compiten actualmente en MotoGP) se dieron a conocer a partir de esta cilindrada. Sin embargo, no todas las promesas triunfan. Pilotos como Cortese o Kent, ganadores de la categoría, no han podido repetir los buenos momentos que vivieron en esta categoría. Otros ni siquiera cumplen las expectativas puestas en ellos, como Fabio Quartararo o Karel Hanika, por nombrar algunos. Ciertos pilotos llegan al Mundial con mucha hambre pero siempre tiene que haber un último. Este año es Patrik Pulkkinen.

El finés es el piloto más joven de la categoría. Nació el 14 de marzo del 2001 en Helsinki, Finlandia. Este año dio el salto al Mundial tras disputar el año pasado la Red Bull Rookies Cup. Muchos no conocían a este piloto antes del GP disputado en Misano. Culpa tampoco tienen. Pulkkinen corre en el equipo SaxoPrint, con la peor moto de la parrilla, la Peugeot. Tampoco el finés ha demostrado ser un gran piloto, ya que su compañero Jakub Kornfeil le supera con facilidad y se deja ver más por la tabla de tiempos. Para encontrar al finés, tenemos que bajar la mirada a la penúltima o última posición, siempre muy lejos de la cabeza de carrera (su mejor posición hasta ahora había sido la 22º cosechada en Assen).

No obstante, bajo el diluvio de Misano, aparecieron rayos de luz para Pulkkinen. Seguía rodando lejísimos de la cabeza, pero las múltiples caídas le habían aupado al sueño de poder puntuar en el Mundial de motociclismo. Algo que parecía impensable estaba ocurriendo. Marchaba 13º, rodando en solitario. Mientras Fenati llegaba a línea de meta, Pulkkinen seguía en el primer sector, pero nadie le podía adelantar ya que el 14º había sido doblado y ya había pasado por meta. Era su momento pero la vida es cruel y truncó su sueño. Probablemente entró a la curva 15 igual que en el resto de vueltas, pero esta vez se fue al suelo. Los comisarios lo empujaron pero desistieron al no poder arrancar la moto. El bueno de Patrik no. Tenía una gran oportunidad y no se iba a rendir. Corriendo con la moto superó la curva 16 y vislumbró la línea de meta. Un hombre (presumiblemente un mecánico suyo) le empujó un pequeño tramo, aunque paró por la advertencia de un marshal. Cruzó la línea de meta Pulkkinen. Había cumplido su sueño. O eso parecía. Uno de los jueces le dijo rápidamente que había sido descalificado. Todos pensaron que fue por la ayuda de su mecánico, pero la confirmación oficial fue que entró a más de 5 minutos desde que el primero lo hizo, y acabó siendo descalificado.

Quiso y pudo acabar la carrera. Tuvo su sueño muy cerca, tanto, que le dolió demasiado ver cómo se le escapaba de las manos. Él mismo sabe que no lo tendrá fácil para puntuar. Los comisarios no tuvieron piedad y le descalificaron, arruinando así el esfuerzo de Pulkkinen. Aún así hay que aplaudir su esfuerzo y desearle que pueda dar un vuelco a su situación y entrar en los puntos. Una gran historia con un trágico final.

 

A %d blogueros les gusta esto: