Últimas noticias

Eurocopa

España golea a orillas del Báltico

Contundente triunfo de España por 5-0 sobre Macedonia en la primera jornada de la fase de grupos del Europeo sub-21 de Polonia. En Gdynia, a orillas del Báltico, el conjunto dirigido por Celades salió dispuesto a presentar su candidatura en el torneo por medio de un gran juego de toque y coral que hizo posible que estrellas como Saúl o Asensio lucieran con luz propia.

Fulgurante inicio de partido por parte de la selección que se supo sobreponer a un buen comienzo del combinado macedonio que trató de empezar llevando la iniciativa en los primeros compases pero España tomó el control del partido a base de goles. A los diez minutos de juego, cabalgada de Gayá por banda derecha y centro al área donde Saúl con una espectacular chilena que no supo blocar Aleksovski adelantaba a España en el marcador con un golazo como acostumbra. Vendaval español en Gdynia, Deulofeu se marchó con un buen regate del meta Aleksovski pero tardó demasiado en rematar y su pobre disparo fue repelido por la defensa balcánica. En la misma jugada y tras un par de pases tras el despeje macedonio el balón quedó suelto para Asensio que desde tres cuartos de campo lanzó un misil teledirigido a la escuadra del meta Aleksovski, que aunque estaba adelantado casi ni vio el disparo que establecía el 2-0 para el combinado de Celades. Macedonia que pese a los goles encajados ni le perdía la cara al partido y trataban de buscar la portería de Kepa aunque con poco acierto, especialmente en la salida de balón donde España comandada por Saúl ejercía una gran presión que ocasionaba robo y contragolpe, de forma que ampliar el marcador era sólo cuestión de tiempo. En el minuto 35, Deulofeu transformó un penalti tras una mano dentro del área de Bejtulai que cortaba el centro de Gayá quien estaba percutiendo de formidablemente por banda derecha.

El comienzo de la segunda mitad no fue muy diferente a como se desarrolló la primera mitad, España fue ampliamente superior ante una Macedonia que no dejó de tratar de llegar al área de Arrizabalaga lo hacía con un relativo peligro, a destacar un disparo de Babunski al larguero. A lo largo del segundo tiempo Marco Asensio se erigió como la gran figura del partido con dos goles más, debutando de esa forma con un hat-trick en el Europeo. El jugador balear anotó el cuarto gol con un disparo cruzado que fue levemente desviado por un defensor macedonio y el quinto gol tras una cabalgada que inició en su propio campo, trazó una diagonal desde banda derecha al centro, avanzando metros Asensio comprobó que ningún defensor se atrevía a quitarle el balón y decidió ejecutar un magnífico disparo pillando por sorpresa a Aleksovski que nada pudo hacer una vez más. Con el partido sentenciado con bastante tiempo Albert Celades tuvo tiempo de dar descanso a algunos jugadores y minutos a otro sustituyendo así a Deulofeu, Sandro y Asensio por Ceballos, Williams y Oyarzabal.

De esta forma España lidera el grupo B tras la primera jornada. Portugal es segunda tras haber vencido por 2-0 a Serbia. El próximo martes 20 se enfrentan España y Portugal en un encuentro que se antoja vital para la clasificación a semifinales.

Eder da la primera Eurocopa a Portugal con un gol en la prórroga (1-0)

image

Se citaron Portugal y Francia en la finalísima de la Eurocopa en Saint Denis para suceder a España en el palmarés. Desde el comienzo planteó Deschamps una presión intensa, calcando el plan de juego de la semifinal contra Alemania. Portugal, conocedor de sus defectos y, sobre todo, de sus virtudes, esperaba agazapado en busca de lanzar una contra para Nani y Cristiano.

La primera ocasión clara vino de una recuperación excelente de Francia en campo rival y una asistencia de Payet a Griezzman para que el goleador francés rematara de cabeza y se luciera Rui Patricio despejando a corner. Eso fue en el minuto diez, y hasta el diecisiete el ritmo bajó de forma considerable. En ese instante Cristiano se iba al suelo, aquejado de la rodilla tras un choque con Payet. Cinco minutos después, el astro portugués salía del campo.

image

En ese momento emergió la figura de Sissoko para reclamar protagonismo con arrancadas y remates dignos del mejor Pogba. Aunque no tuvo el premio del gol, pudo romper las líneas de presión portuguesas, mejor colocadas con Renato en el medio y Quaresma en banda. Sin más ocasiones, y con Portugal adelantando líneas, se llegó al descanso.

image

En la reanudación comenzó a pisar con asiduidad Portugal el terreno francés, aunque no conseguía incomodar a la anfitriona, fiable también jugando a la contra. Salió Coman por Payet para dar más mordiente a la vanguardia de Francia. Hubo que esperar hasta el ecuador de la segunda mitad para ver la primera ocasión clara, otra vez en la cabeza de Griezzman, aunque su remate se marchó fuera.

Portugal acusaba la falta de ideas, sin un organizador que sacara la pelota ante la presión de Francia. Eso sí, siempre que pudo correr dio sensación de peligro. Un centro chut de Nani en el ochenta casi sorprende a Lloris y Sissoko, de nuevo, respondió con un latigazo despejado por Rui Patricio. No hubo más hasta la prórroga.

En el tiempo extra se acentuó aun más el dominio francés pero fue Eder , tras un corner, quien a punto estuvo de perforar la meta francesa. Esa ocasión dejó en estado catatónico a Francia, porque tras la pausa, Cedric botó una falta al larguero y acto seguido, Eder se erigió como el héroe de todo un país al batir a Lloris. Aguantó entonces Portugal el arreón final francés y estrena así su palmarés con su primera Eurocopa.

Ficha técnica:

Portugal: Rui Patricio; Cedric, Pepe, Fonte, Guerreiro; Sanches (Eder, ’77), Carvalho, Silva (Moutinho, ’66), Joao Mario; Nani y Cristiano (Quaresma, ’22).

Francia: Lloris; Sagna, Koscielny, Umiti, Evra; Pogba, Matuidi, Sissoko, Payet (Coman, ’58); Griezmann y Giroud (Gicnac, ’77).

Goles: 1-0 (Eder, ‘109).

Árbitro: Mark Clattenburg. Amonestó a Cedric, Mario, Umtiti.

Francia jugará la final de su Eurocopa (0-2)

Cmym_d9UMAAVndv

Partido enorme en Marsella, donde dos selecciones de las grandes se veían las caras por un puesto en la final.

Salió mejor la anfitriona y durante los diez primeros minutos encerró a Alemania sobre el área de Neuer. Tuvo incluso una ocasión clara Griezzman tras una bonita combinación con Payet, pero su remate con la diestra lo detuvo el portero del Bayern. Tras la salida en tromba de Francia se sacudió el equipo de Low la presión y comenzó a amasar la pelota llegando con peligro sobre Lloris. Al cuarto de hora ya había tenido un remate desviado de Muller y un chut de Can desde la frontal que detuvo el guardameta francés.

Pasado el frenesí vinieron los minutos de  tanteo. Alemania buscaba llegar con el control de la pelota y Francia se desplegaba rápido, a la contra, con Pogba, Payet y Griezzman. Lloris, en el 25, despejó a corner un disparo lejano de Kroos. La sensación era de que estaba más cerca el gol teutón que el francés. Curiosidades del fútbol, fue Francia la que se adelantó gracias a un penalti de
Schweinsteiger que transformó Griezzman al filo del descanso.

Cmym4TgVYAAOWW2

Tras el intermedio el partido siguió la misma tónica, aunque las prisas comenzaron a atenazar pronto a Alemania, jugando largo y precipitándose en la entrega y en pases en teoría sencillos para Kroos u Ozil. Francia, por contra, aguantaba tenaz el empuje alemán y disfrutaba de alguna contra clara que no supo culminar.

Aún así, para despejar dudas apareció de nuevo Griezzman para empujar un balón suelto en el area y subir el dos a cero al electrónico. Tuvo entonces hasta tres ocasiones claras Alemania y las tres las marró en lo que hubiera sido el clásico de que siempre ganan los germanos. Murió el partido en un ida y vuelta aunque no se movió más el marcador.  Francia, la anfitriona, jugará la final ante Portugal.

Ficha técnica :

Alemania: Neuer; Hector, Howedes, Boateng (Mustafi, ’61), Kimmich; Schweinsteiger (Sané, ’79), Ozil, Draxler, Can (Gotze, ’67); Kroos y Muller.

Francia: Lloris; Sagna, Koscielny, Umtiti, Evra; Pogba, Matuidi, Payet (Kanté, ’71), Sissoko; Griezmann(Cabaye,’92) y Giroud (Gicnac, ’77).

Goles: 0-1 (Griezzman, ’45). 0-2 (Griezzman, ’72).

Árbitro: Nicola Rizzoli. Amonestó a Schweinsteiger, Draxler y Kanté.

Portugal llega a su segunda final

Antonio Gutiérrez (@antgutierrez95)

Cristiano comparte ya el título de máximo goleador histórico de una Eurocopa con Platini. El de hoy le sirve a su selección para jugar su segunda final en una Euro. Partidazo de los lusos que controlaron el partido de principio a fin y que mataron el partido gracias a la estrategia y un poco a la suerte. Por su parte, la Gales de Bale llega al fin de su sueño, se merecen un gran reconocimiento por parte de su país, han logrado una proeza en esta Eurocopa. Portugal espera rival en la final, que se decidirá mañana. Sin duda alguna, Portugal hará todo lo posible por ganar en esta segunda oportunidad.

607137771_MH_8381_5A19BFF945619B8957D2FF39CCE73900_3531

Cristiano, celebrando enloquecido el pase a la final de su selección // FOTO: Uefa.com

Portugal sin Pepe, Bale sin Ramsey. ¿Quién pierde más? ¿Quién es más importante para su equipo? Partido marcado por ambas bajas. Cristiano vs Bale. Gales vs Portugal. Distintas sensaciones a lo largo de esta Eurocopa. Una Gales convincente, con una forma eficiente de jugar al fútbol, a la contra, con velocidad. Por el contrario, una Portugal que no sabe a qué jugar, que empezó con un buen fútbol de ataque, y que ha ido reconvirtiéndose en conservador en su juego, prevaleciendo la solidez defensiva.

Partido aburrido en la primera mitad, siendo poco arriesgados

Ambos equipos se vigilaron muy de cerca durante el comienzo del partido. Midiendo que peligro tenía cada uno y cuál era la intención de cada conjunto. Se enfrentaban dos equipos a los que le gustaba esperar al rival sin dominar el balón. Por ello al principio, Portugal tenía más el balón y los galeses esperaban a su rival, que arriesgara, que se agobiara. Ya que Portugal es el que más partidos ha jugado en una Eurocopa sin ganar un trofeo. El favorito era Portugal y debían de proponer una idea sólida para derrotar a los galeses.

Los minutos pasaban en un partido aburrido, trabado en el centro del campo sin ninguna llegada clara para ninguno de los dos equipos. Mucho juego en el centro del campo. Para Portugal, mucha combinación de sus tres centrocampistas que no eran capaces de encontrar el hueco necesario para contactar con sus dos delanteros. Cristiano Ronaldo tenía que bajar para poder contactar con el balón. El juego de los lusos se constituía de balones en largo y por alto a Cristiano que no podía imponerse a los dos centrales altos de Gales.

Por su parte, Gales ofrecía un fútbol mucho más directo cuando estaba en posesión del balón, con un Bale organizador y un Robson-Kanu peleando con los centrales portugueses. Se notó la ausencia de Ramsey, que era el termómetro de este equipo, ese lazo de unión, ese equilibrio. Y por lo tanto, los galeses gozaron de pocas oportunidades. Un disparo de Gareth Bale en el 22 tras una jugada en solitario que acabó en las manos de Rui Patricio. Y un cabezazo de King que desvió Fonte. Ninguna disparo que hiciera esforzarse a Rui Patricio.

Pero los portugueses llegaron menos que sus rivales. Tan solo Cedric, Adrien Silva o Joao Mario intentaron inquietar a Hennessey sin lograr ni coger puerta. Cristiano al borde del descanso logró rematar de cabeza pero tampoco cogió portería. No era el día de los delanteros. No porque no se estaba proponiendo un futbol rápido y asociativo que rompiera las defensas, y se estaba optando por balones aéreos que defensas altos estaban achicando sin mayores dificultades. Ambos equipos se fueron a vestuarios con esta premisa, lograr la fórmula para penetrar en la defensa rival, tras una primera mitad donde la precaución fue la protagonista y donde la afición se aburrió. El partido necesitaba de la dinamita que aportan sus dos estrellas, Cristiano y Bale.

Cristiano apareció para dinamizar el partido

En los primeros compases de la segunda mitad se iba a decidir el partido. La estrategia y la suerte iban a inclinar la balanza del lado de los portugueses. A los 4 minutos, en un córner, Cristiano Ronaldo saltó más que nadie para poner a su equipo por delante con un cabezazo precioso. Golazo del crack portugués que ya ha alcanzado a Platini y que de marcar en la final será el máximo goleador histórico de la Eurocopa. Primer golpe gracias a la estrategia, gracias a su estrella, que marcaba el camino para la final.

La suerte les llegó para marcar el segundo gol del partido en el 52. Cristiano recoge un despeje de los defensas galeses, se perfila y dispara mal, con la suerte de que Nani estaba en el sitio para meter la punta de la bota y poner el 2-0 en el marcador. Nada pudo hacer Hennessey en el segundo gol en el que Nani se le anticipó a la perfección.

A partir de este momento, Gales quedaría muy tocada, totalmente noqueada. El partido se enfrió y tuvimos unos veinte minutos donde la resaca de ambos goles estaba presente. El tiempo pasaba sin que nada sucediera. Portugal tocaba el balón sin arriesgar, esperando una reacción de los galeses que nunca llegó. Coleman arriesgó e hizo los cambios pronto buscando un aluvión de fútbol que hiciera a los suyos reengancharse al partido, introdujo a Vokes y Church pero no tuvo recompensa.

Portugal, se aprovechaba de la posición volcada al ataque de los galeses y tuvo varias ocasiones para matar totalmente el partido. En el 65 la tuvo Joao Mario tras un gran disparo de Nani, que despeja Hennessey y recoge Joao Mario para disparar rozando el palo. Portugal se sentía cómoda en el terreno de juego, con espacios cuando le tocaba jugar en ataque y defiendo las pocas oportunidades que generaban los galeses. Gareth Bale se encontraba solo intentando la machada, el galés lo hacía todo, sacaba de banda, creaba oportunidades, las remataba y solo él tuvo unas ocasiones a través de disparos lejanos que solucionó Rui Patricio de una forma sencilla, alejando el peligro.

Portugal pudo matar el partido en el minuto 77 cuando Danilo la tuvo tras un intento de lanzar la contra de Gales, que el luso leyó muy bien anticipándose y entrando al área a placer, pero su disparo fue detenido por Hennessey. Portugal de aquí al final se gustó, Cristiano tuvo dos faltas para ampliar su cuenta personal que no materializó y Fernando Santos hizo cambios para controlar el partido, como meter a André Gomes y a Moutinho.

Portugal espera rival en la final de Saint-Dennis. En su primer partido ganado en 90 minutos esta Euro. Le sirve para estar en la final. Un equipo que deja mucha que desear, pasando como tercera de su grupo tras practicar un buen futbol de ataque que no tuvo recompensas. Después supo preparar las eliminatorias según el rival que fuera y llega a esta final metiendo miedo. Su segunda final. Por su parte, a Gales le toca recibir el calor de su afición por la gran Eurocopa que han hecho, en la que podrían haber llegado a la final, en la que se han quedado a un paso.

Ficha Técnica

Titulares

Portugal: Rui Patricio, Cedric, Fonte, Bruno Alves, Guerreiro, Danilo, Joao Mario, Renato Sánches, Adrien Silva, Nani y Cristiano Ronaldo

Gales: Hennessey, Gunter, Chester, Collins, Williams, Taylor, King, Ledley, Joe Allen, Robson-Kanu y Gareth Bale

Suplentes

Portugal: Eduardo, Moutinho, Éder, Vierinha, Lopes, Gomes. Silva, Eliseu, Carvalgo, Quaresma

Gales: Church, Williams, Vokes, Williams, Ward, Vaughan. Cotterill, Edwards, Richards, Williams

Cambios: 57′ Sale Ledley entra Vokes, 62′ Sale Robson-Kanu entra Church, 65′ Sale Collins entra Jonathan Williams, 73’Sale Renato Sanches entra André Gomes, 78′ Sale Silva entra Moutinho, 85’ Sale Nani entra Quaresma

Árbitro e incidencias: Jonas Eriksson (Suecia). 7′ Tarjeta Amarilla Joe Allen, 61′ Tarjeta Amarilla James Chester, 70′ Tarjeta Amarilla Bruno Alves, 71′ Tarjeta Amarilla Cristiano, 87′ Tarjeta Amarilla Bale

Fiesta en Saint-Denis

IMG_20160703_230217

FRANCIA 5–2 ISLANDIA
La selección islandesa, como ya sabemos, ha hecho historia, y aunque ha finalizado con este resultado, no cabe duda de que se ha ganado el apoyo de todos/as los/as futboleros/as.
Comenzó el partido en ‘Saint-Denis’ con un gran ambiente, del cual se contagiaron los chicos de Deschamps. La primera ocasión clara, llegaría pronto, pasados tan solo 5 minutos y caería del lado francés, de los pies de Payet, que tras una pared con Giroud, remató desde fuera del área pero detuvo muy bien Halldórsson. Justo después, Sissoko remató de nuevo pero volvió a toparse con el meta islandés.
Giroud fue el encargado de abrir la lata pronto. En el minuto 12’, un pase largo por la banda izquierda, doblaría a la zaga islandesa, dejaría a Giroud solo ante Halldórsson, aunque escorado, pero con gran audacia, cruzó el esférico al palo derecho y puso el 1-0 en el electrónico. ¡GOL DE FRANCIA, GOL DE GIROUD!
Tan solo siete minutos más tarde, Francia tuvo una nueva ocasión que acabó con un saque de esquina ejecutado por Griezmann. El centro del jugador del Atlético de Madrid finalizó con un gran testarazo de Pogba, que puso el balón en el fondo de las mallas defendidas por Halldórsson. ¡GOL DE FRANCIA, GOL DE POGBA!
La primera ocasión de los chicos de Hallgrímsson tuvo lugar en el minuto 24’. Se marchó muy bien por la banda derecha Gunnarsson y el centro, rematado por Bödvarsson se marchó fuera por muy poco y a punto estuvo de asustar a Lloris.
El ritmo de juego fue ‘in decrescendo’ tras los dos goles tempraneros y el juego islandés. Pasada la primera media hora de juego en el ‘Stade de France’, los galos dominaban sin profundidad y los islandeses esperaban a tener de nuevo un contraataque que le diera alas en el encuentro.
Cuando el partido iba a marcharse al descanso con un 2-0, una buena jugada por la banda derecha y un centro fallido, acabó con el balón en pies de Griezmann, que estaba de espalda, decidió ceder a Payet y éste no falló, clavó el balón en el palo derecho colocando el 3-0 en el electrónico. ¡GOL DE FRANCIA, GOL DE PAYET!
No había dado tiempo casi a que sacará desde el punto central Islandia, cuando un pase largo dejó a Griezmann solo ante Halldórsson y con un gran chut, quitó las telarañas a la escuadra izquierda, marcó el gol número 100 de esta Eurocopa y provocó la fiesta en ‘Saint-Denis’ poniendo el 4-0. ¡GOL DE FRANCIA, GOL DE GRIEZMANN!
Comenzada la segunda parte, Francia seguía llevando la batuta del partido pero en el 56’, Gunnarsson sacó de banda, rebotó en un jugador de la zaga francesa, cayó en los pies de Saevarsson, que jugó de nuevo con Gunnarsson, éste cedió a Sigurdsson y con el centro raso, Sigthórsson metió la pierna para poner el 4-1. ¡GOL DE ISLANDIA, GOL DE SIGTHÓRSSON!
Poco le duró la alegría al conjunto islandés pues pronto los galos harían el 5-1. Desde el centro del campo, ejecutó una falta el conjunto dirigido por Deschamps y un atentísimo Giroud, remató de cabeza para batir al meta islandés y hacer el quinto tanto francés. ¡GOL DE FRANCIA, GOL DE GIROUD!
Con este gol, el partido volvió a bajar el ritmo tras el final de la primera parte y comienzo de la segunda tan frenético. Islandia mantendría el control del juego a pesar de que la posesión sería francesa.
Poco a poco, Islandia se fue haciendo a la idea de que su historia ya la había conseguido, que todo el país había estado volcado en su selección y que su papel en la Eurocopa 2016 finalizaba con un ‘10’. Francia se hizo con el esférico y el control pero como si de un amistoso de verano se tratara.
En el 83’, Finnbogason consiguió marcharse y zafarse de la defensa sólida de Francia y consiguió centrar para que Birkir Bjarnason, con un testarazo, pusiera el 5-2. ¡GOL DE ISLANDIA, GOL DE BJARNASON!
Tras este gol, poco más de interés hubo en el encuentro salvo el pitido final que metía a la selección francesa en las semifinales de la Eurocopa 2016 y que se enfrentará a Alemania para luchar por un puesto en la final.
Podemos decir que el nivel de Francia a lo largo del torneo ha ido ‘in crescendo’ y que Islandia nos ha dejado a todos/as una huella en el corazón.

FICHA TÉCNICA

ALINEACIONES:

FRANCIA- Hugo Lloris; Evra, Koscielny, Umtiti, Sagna; Payet, Matuidi, Pogba, Sissoko; Griezmann y Giroud.
Míster: Didier Deschamps.
ISLANDIA- Halldórsson; Saevarsson, Árnason, Sigurdsson, Skúlason; Gudmundsson, Gunnarsson, Gylfi Sigurdsson, Bjarnason; Sigthórsson y Bödvarsson.
Míster: Heimir Hallgrímsson.

BANQUILLOS:
FRANCIA- Jallet, Cabaye, Gignac, Martial, Schneiderlin, Mangala, Mandanda, Digne, Coman y Costil.
ISLANDIA- Hauksson, Hermannsson, Ingason, Finnbogason, Kristinsson, Jónsson, Sigurjónsson, Elmar Bjarnason, Magnússon, Hallfredsson, Traustason y Gudjohnsen.

SUSTITUCIONES:
FRANCIA
-Minuto 60’, se marcha Giroud y entra Gignac.
-Minuto 72’, se retira Koscielny y le sustituye Mangala.
-Minuto 80’, Payet es sustituido por Coman.
ISLANDIA
-Minuto 46’, se marcha Bödvarsson y entra Finnbogason.
-Minuto 46’, se retira Árnason y le sustituye Ingason.
-Minuto 83’, Sigthórsson es sustituido por Gudjohnsen.

ÁRBITRO: Björn Kuipers, de Países Bajos. Amonestó a Umtiti (75’), por Francia y a Bjarnason (58’), por Islandia.

INCIDENCIAS: Partido de cuartos de final de la Eurocopa 2016, disputado en el Stade de France, Saint-Denis ante un lleno total.

CRONÓMETRO ROJO: Sigurdsson, que pudo haber hecho bastante más en defensa.
CRONÓMETRO AMARILLO: Islandia, que a pesar del resultado, ha realizado una gran Eurocopa.
CRONÓMETRO VERDE: Giroud, que ha sido el protagonista de la goleada con dos tantos.

Es un juego de 11 vs 11 donde siempre gana Alemania

Nervios, suspense y miedo. Mucho miedo para decidir el pase a una semifinal entre dos países que aspiraban a alzarse con el trofeo de mejor equipo de Europa. Ni siquiera en los penaltis parecían querer ganar. Schweinsteiger ganó el sorteo y el gol de Hector, después de 18 penaltis, ya pasará a la historia. El 1-1 no importa, la semifinal espera a los germanos.

Alemania sorprendió. Salió al césped con la idea de taponar a Pelle y Eder, para ello Höwedes, Hummels y Boateng formaron un trío de defensores. Löw quiso ser diferente y copió el sistema de Antonio Conte. Italia, fiel a su idea durante esta Eurocopa, presionó la salida de balón. Durante toda la primera mitad fueron valientes sin el esférico y temerosos sin él.

Los germanos poco a poco se fueron haciendo con el control del partido. La salida de balón se convirtió en cosa de Howedes y Kimmich. Era la solución para romper la primera línea de presión azzurra, atacar por donde Pelle no llegaba a defender e insistir en la banda defendida por De Sciglio. Durante los primeros minutos no cayó en la tentativa de enviarle un pase en largo a Mario Gomez para que este se peleara con los defensores italianos, sabían que esa guerra estaba perdida sin empezar a combatirla.

En el primer cuarto de hora, Khedira se rompió y Schweinsteiger entró en su lugar para intentar encontrar los huecos por donde desequilibrar la balanza, sin embargo todo era en vano ante la posición de Italia que impedía cualquier avance. Era una batalla táctica propia de la mejor Daenerys Targaryen frente a los Bondadosos Amos. Ninguna ocasión, pero tampoco ningún atisbo de aburrimiento. La posesión era germana, se intuía el peligro sin llegar a mostrarse. En el  41’ llegó la primera del partido en los pies de un Müller que parece seguir gafado en las Euros. Esto pareció despertar a los de Conte y un minuto después Sturaro estuvo cerca de hacer el 0-1 con un disparo desde la frontal que se marchó a saque de esquina. Todo se fue al descanso como comenzó.

En los primeros 10 minutos de la segunda solo Müller puso en peligro a la zaga azzurra, y qué ocasión. Salvó Florenci cuando el disparó del germano ya entraba.  Volvió el dominio de los de Löw que pareció nunca irse. Todo seguía igual. El cambio fue sútil. Özil pasó al mediocentro derecho y Schweinsteiger al izquierdo. Todo avanzaba lento. Hasta que en el minuto 65 Alemania decidió jugar por primera vez por la banda izquierda, donde cayó Gomez y fue Mesut quien se encargó de poner el 1-0 en el luminoso.

Özil emergió como estrella en estos minutos. Le devolvió el favor al delantero del Besiktas y este estuvo a punto de duplicar la ventaja con un maravilloso tacó que Buffon se encargó de detener. El tiempo en ocasiones no avanza y para el meta de la Juventus su momento es eterno. En esa ocasión llegó una nueva fatalidad para Löw y Gomez se retiró del campo lesionado dando lugar a Draxler. En el 78’ Pelle tuvo su ocasión para poner las tablas tras un centro raso de De Sciglio, sin embargo no encontró portería. Un minuto después, Chiellini remató de cabeza y Boateng con los brazos extendidos en alto provocó un penalti. Si un central lo provocó otro lo transforma. Gol de Bonucci. Se encontró y gol donde no había nada. En el minuto 80 el miedo hizo presencia e Italia, cerca estuvo de la victoria mediante otro disparo de Pelle. Los mejores momentos de los mediterráneos llegarán. Alemania quiso evitar por todos los medios treinta minutos extras, pero no tuvo éxito.

El miedo, el terror por quedar fuera aterrizó acompañado con el silencia en Burdeos. Así pasaron los quince primeros minutos de la prórroga, sin ocasiones. Solo Draxler en el 109 con una acrobacia pudo romper la igualada. La respuesta en el 112’ llegó en los pies de Insigne, sin embargo un disparo blando terminó bloqueado por Neuer. Exhaustos los dos equipos sin goles que evitasen que el duelo se decidiese desde los 11 metros.  Buffon, una vez más, y Neuer se disputarían el honor de ser el héroe de su país para estar en las semifinales.  El resto ya es de sobra conocido. 18 penaltis 6-5 para Alemania que vence por primera vez en su historia en partido oficial a los italianos. Francia o Islandia ya saben que por moral no podrán vencer a los germanos.

Ficha técnica

Alemania: Neuer, Howedes, Boateng, Hummels, Hector, Kimmich; Khedira (Schweinsteiger), Kroos, Özil; Müller, Gomez (Draxler).

Italia: Buffon; Barzagli, Bonucci, Chiellini (Zaza); Florenzi (Darmian), Sturaro, Parolo, Giaccherini, De Sciglio; Pelle y Eder (Insigne).

Goles: Özil 1-0 (65) Bonucci 1-1 (79’)

Árbitro: Viktor Kassai (Hungría)

Gales va a por el torneo

Antonio Gutiérrez (@antgutierrez95)

Segundo partido de cuartos de final. Gales llegaba siendo la revelación del torneo junto con Islandia. Bélgica por su parte llega muy motivada tras derrotar en octavos a Hungría de una manera majestuosa. Gareth Bale contra Hazard. Dos de las estrellas mundiales se iban a ver las caras en esta Eurocopa. Se preveía un partido dominado por Bélgica con una Gales atenta para sacar contras de una manera rápida. Salían con todo lo que tenía, conociendo su posible rival en semifinales en caso de pasar, Portugal, y sabiendo lo difícil que está siendo pasar de ronda en esta Eurocopa.

2387102_w1

Bélgica salió al terreno de juego como una auténtica moto. Presionando y practicando un fútbol muy participativo y vertical. Gales intentaba jugar también y realizó algunas contras debido a la alta velocidad del juego. Sin embargo, el mando del partido lo tenían los belgas. Hazard, Nainngolan y Witsel controlaban el partido tocando muy rápido. Y pronto abrirían el marcador los belgas por mediación de Nainngolan tras una combinación en el borde del área en la que el jugador decide finalizarla con un fuerte disparo que se cuela por toda la escuadro. Corría el minuto 12 y Coleman mantenía el silencio en el banquillo galés con una cara de sorpresa.

Justo antes habían tenido ya varias ocasiones, como una triple ocasión que tuvieron tras un gran centro que primero remata Carrasco solo contra el guardameta, después Lukaku y finalmente Hazard. A partir de aquí los belgas bajaron poco a poco la intensidad y el ritmo y Gales lejos de rendirse intentó reaccionar. Poco a poco la balanza se fue invirtiendo hasta que llegó el momento en el que los galeses empezaron a dominar y ofrecer un buen futbol. En el minuto 25 Taylor la tuvo ya tras un pase de la muerte de Ramsey, que Courtouis detuvo de una manera increíble, demostraron porque está entre los mejores porteros del mundo.

Pero el gol de Gales tampoco iba a llegar tarde. En el minuto 30 Williams cabecea al fondo de la red tras un gran centro de Ramsey en un córner. Golazo de Gales que ponía la justicia en el marcador. A partir de aquí hasta el descanso Gales seguiría en su ola de buenas vibraciones y dominaría el partido hasta el final. Bélgica, desaparecida, no llegó con peligro en lo que restaba de primer tiempo. Hazard, Lukaku y De Bruyne no lograban contactar con el balón y combinar entre ellos. De ello se encargaron Allen y Davies.

Tuvo más ocasiones Gales por mediación de Gareth Bale tras una gran carrera que remató con un disparo flojito con la derecha, o con un cabezazo de Robson-Kanu que detuvo fácil Courtouis. Los galeses demostraban que iban a por el partido y con se iban a contentar con un empate. Querían llegar lo más lejos posible y para eso debían rematar a los belgas cuanto antes, dejarlos sin vida. Ya que si Bélgica despertaba sería más difícil como pudimos comprobar durante los primeros minutos donde la oleada belga pudo con todo.

Así enfilaron los jugadores los vestuarios para poner en práctica las instrucciones de sus entrenadores. Coleman debían arengar a los suyos para que acabaran con este encuentro y por su parte, Bélgica debía de activarse y volver a jugar como solo ellos saben e intentar cerrar el coladero que suponía su banda izquierda, por la que Gales volcó todo su juego apenas se dio cuenta de este punto  débil que tenían los belgas, ya que la defensa en el día de hoy de Bélgica era totalmente improvisada.

La segunda mitad comenzó con un ritmo frenético. Otra vez con Bélgica imprimiendo una velocidad y una intensidad altas. Otra vez se pusieron el mono de trabajo y a Gales solo le quedaba achicar lo que le iba llegando. A los dos minutos ya Williamos le quita de la cabeza un remate a placer a Lukaku y en el 49 Hazard hace de las suyas metiéndose para adentro y sacando un gran disparo que no coge portería. Tirón de Bélgica que sirvió de poco, ya que enfado a Gales que hiló un jugadón en el 54.

Jugada que empieza Bale dando un pase preciso al espacio a Ramsey, éste controlo y se la dio a Robson-Kanu que con una finta se quitó a los dos defensores y define a la perfección. De los mejores goles que se han visto en esta Eurocopa, bello tanto por su preparación y su ejecución. Gales le daba la vuelta al partido, remontando una eliminatoria que se le puso complicada al principio. Golpe duro para Bélgica que veía como su planteamiento se rompía nada más empezar la segunda mitad, ya que había dado entrada a Fellaini para controlar más el juego.

Partido dividido que Gales estaba controlando. Los belgas estaban decaídos, hasta su entrenador les decía que mantuvieran la cabeza alta, que no se rindieran porque su nivel o su capacidad de reacción estaba siendo nula. Inexistente. Por su parte, Gales controlaba el partido, durmiéndolo, teniendo sus ocasiones y controlando a los belgas, vigilando que no hicieran una muestra de recuperarse y afrontar con más ganas este partido, con más valentía.

Jugaba con fuego Gales, poco a poco la bestia belga fue despertando llegando a su máxima expresión en el minuto 73. Donde Alderweireld en una subida centra al área y aparece Fellaini que remató fuera por poco. Poco a poco le iba comiendo terreno los belgas a los galeses, en parte normal, ya que debía de darlo todo porque iban por detrás en el marcador, y por el contrario los galeses no tenían que arriesgar y esperar que se acabaran estos últimos 15 minutos.

De aquí al final del encuentro los galeses se pondrían uno más por delante y pasaron a semifinales. Gran capacidad de reacción que les hizo remontar un partido que se les puso muy cuesta arriba. Por su parte, Bélgica vuelve a quedar como la eterna promesa que nunca se cumple, que nunca se lleva a cabo ya sea por la juventud de sus jugadores o por su inexperiencia. Gales se enfrentara a Portugal en semifinales. Cristiano Ronaldo contra Gareth Bale. Tan solo queda disfrutar.

Ficha Técnica

Titulares

Gales: Hennessey; Chester, Williams, Davies; Taylor, Allen, Ledley, Ramsey, Gunter; Hal Robson – Kanu y Bale

Bélgica: Courtois; Meunier, Alderweireld, Denayer, Jordan Lukaku; Carrasco, Nainggolan, Witsel, Hazard; De Bruyne y; Romelu Lukaku

Suplentes:

Gales: Vokes, Williams, Williams, Edwards, Richards, Cotterill, Church, Collins, King, Williams, Ward, Vaughan

Bélgica: Ciman, Gillet, Mignolet, Mertens, Origi, Kabaselé, Dembelé, Benteke, Batshuayi, Fellaini

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia)

Héroe Rui Patrício lleva Portugal a semifinales

Triunfo de Portugal en la tanda de penaltis tras empatar a un gol durante 120 minutos en el partido que abría los cuartos de final de la Eurocopa en Marsella ante Polonia. Rui Patricio se erigió como héroe luso con una mano inconmensurable.

El partido no puedo empezar de mejor forma para Polonia que al minuto y medio de juego se adelantó en el marcador. Buena cabalgada de Grosicki por banda izquierda, cuelga el balón al centro del área donde Lewandowski con un remate inapelable consigue así su primer tanto en la competición y adelantar a su país en el electrónico. Buenos minutos de fútbol de Polonia que pudo incluso haber marcado algún gol más. Lewandowski disparó un tiro seco desde la frontal que atajó Rui Patricio, y más tarde Milik, en un contragolpe se encontró su ‘chut’ con la pierna de Pepe, muy atento y rápido el central.

Pasaba la media hora de juego, Portugal apenas había creado peligro ni parecía tener un plan claro para ello pero una genialidad de Renato Sanches, el nuevo jugador del Bayern, se abrió hueco y desde el balcón del área sacó un disparo ajustado y fuerte al palo izquierdo de Fabianski que no pudo llegar.

En la segunda mitad bajó bastante el nivel del partido, menos ocasiones, mucho respeto entre ambos y por qué no decirlo, miedo a que un error los dejara fuera. Cristiano lo intentó con un disparo lejano que se marchó desviado. Blaszczykowski lo intentaba desde su banda derecha buscando a Lewandowski o Milik pero la defensa lusa cerraba muy bien sus filas y era prácticamente imposible rematar un balón en el área. Ambos equipos fueron aceptando la prorroga con el paso de los minutos.

Segunda prórroga del campeonato para ambas selecciones tras la que jugó y gano en penales Polonia ante Suiza y la que ganó in-extremis Portugal ante Croacia. Ambas se notaron en las piernas de los jugadores. Portugal trató de llevar la iniciativa través de los jugadores que mejor llegaron a este tramo como fue el caso de Eliseu, el ex-malaguista que lo intentó por banda izquierda pero unas veces sin encontrar rematador, y en otras sin acierto de los rematadores, Cristiano y Nani, no consiguieron batir a Fabianski. Piszczek cerró la prorroga con un disparo que se fue por encima de la portería.

Polonia cinco días más tarde se volvía a ver abocada a la tanda de penaltis. Mismo orden de tiradores que ante Suiza. En frente, empezó pateando Cristiano que anotó con un gran golpeo, como los demás jugadores que le precedieron que no parecían notar la presión del momento. Lewandowski, Renato Sanches, Milik, Moutinho e incluso el central Glik, por este orden, lanzaron a la perfección. Nani, cuarto lanzador portugués, primero en preferir colocarla, arriba a la derecha, le salió bien. A Blaszczykowski le tocaba igualar y disparó fuerte, abajo y ajustado a la izquierda de Rui Patrício que con una mano salvadora paró el primer penalti de su equipo. Quaresma no falló el quinto penalti que dio a Portugal el pase a semifinales. Será la quinta de la historia para los lusos, será el próximo 6 de julio en Lyon ante el ganador del Gales-Bélgica.

Polonia se vuelve a casa sin haber perdido un solo encuentro. Dos victorias y tres empates, firmando así su mejor actuación en una Eurocopa.

Islandia echa de la Eurocopa a Inglaterra

islandia

Arranco el partido y con penalti a favor de los ingleses en el minuto cinco con gol de Rooney. Pero poco duro la alegría inglesa al minuto. Saque de banda al área inglesa, peina Arnason y aparece  Sigurdsson en el área pequeña para fusilar a Hart y empatar el partido. Empezó el partido con mucho ritmo por parte de las dos selecciones aunque lo intentaba mas buscando el segundo Inglaterra. Pero cuando estaba mejor los ingleses una gran jugada colectiva de los de Lagerback. Combinan por banda derecha, tocan al medio, deja Sigurdsson para Sigthorsson, que amago en la frontal con el disparo, se acomodo y saco un golpeo raso que Hart toco y el balón entraba llorando en la portería. Agobiaba Inglaterra que intentaba achicar balones los islandeses dentro de su área. aunque los islandeses presionaban adelantados y ahogaban a los de Hodgson buscando el tercero. Pasaban los minutos e Inglaterra no encontraba el camino y se llegaba al descanso con sorpresa.

Empezó la segunda parte Hodgson se la jugo metiendo a Wilshere, pero Islandia quería mantener la pelota para no se le hiciera el partido largo. Los islandeses se iban arriba y tuvieron el tercero.  Balón con varias prolongaciones dentro del área que acabo Sigurdsson con una chilena a bocajarro que Hart desvío en un gran acto de reflejos. Se la jugaron ya los ingleses metiendo un segundo punta Vardy y al poco Dele Alli tuvo el empate. A la desesperaba Inglaterra buscaba el empate.  Al contragolpe tuvo el tercero de nuevo Islandia, los ingleses colgando balones muy nerviosa buscando el empate pero no llegaba aunque la tuvo Sturridge en un centro en el ultimo minuto.  

Islandia da la gran sorpresa de la Eurocopa metiéndose en cuartos de final, se medirá a la anfitriona Francia siguiendo su sueño de llegar lo mas lejos posible.

La vendetta de Italia

España cae ante la selección italiana, muy superior y justa vencedora ante la vigente campeona. Las paradas de De Gea mantuvieron con vida a los españoles hasta que hincaron definitivamente la rodilla por el postrero gol de Pellé. La Federación debe emprender la búsqueda de un nuevo seleccionador para sustituir a Del Bosque.

image

Chiellini abrió el marcador y lo celebró con rabia. Había muchas cuentas pendientes.

Perder entra en la lógica del deporte. La derrota forma parte de la esencia misma del fútbol. No siempre se puede ganar. España se vuelve para casa tras caer con justicia ante Italia, que se ha tomado su ansiada vendetta. Con v de venganza y en italiano se escribe el desenlace de la selección española en esta Eurocopa, que abandona en octavos de final, no en cuartos como sucedía antaño con el anterior formato, pero sí ha caído en el primer duelo a vida o muerte, como ya sucedió en la Euro 2000 contra Francia (el famoso penalti de Raúl) o en la Euro’96 frente a Inglaterra por penaltis. En ambas citas, el combinado nacional cayó en cuartos justo después de pasar el grupo, algo que no se consiguió en Portugal 2004 con Iñaki Sáez. Aquello sí que fue lamentable y desastroso.

¿Regreso al pasado? Es discutible. Cuando España quedó eliminada en las citas anteriormente mencionadas, a caballo de los noventa y la primera década del nuevo siglo, aún no había sido campeona del mundo y lo había sido de Europa pero en blanco y negro. Lo que sucedió en 2008 y 2012 está vivo en el recuerdo de todos y no sería justo cargar ahora las tintas contra una selección que nos hizo felices y la envidia del mundo entero. Otra cosa es la crítica constructiva, como la que sin ir más lejos hicimos por aquí tras caer con estrépito en la fase de grupos del Mundial de Brasil hace un par de años. Una vigente campeona del mundo y de Europa no podía hacer semejante ridículo cayendo en la fase de grupos por un 1-5 ante Holanda y un 0-2 contra Chile, pero perder dos a cero contra la eterna Italia en octavos de final simplemente porque fueron superiores, sin que nos pintaran la cara, entra dentro de lo razonable. Nos habíamos mal acostumbrado. En el mundo del deporte se construye la grandeza a base de derrotas y cuantas más veces pierdas, más cerca estarás de ganar y más lo disfrutarás cuando lo consigas. Que nos lo digan a nosotros.

Hoy les toca sonreír, disfrutar y celebrarlo a los italianos. Les tocaba. Llevaban varias derrotas seguidas en duelos decisivos contra España y la lógica del deporte invitaba a pensar que se iban a sacar la espina. En la Eurocopa 2008 cayeron por penaltis en Viena a costa de que España superara el Rubicón de cuartos, en la final de la Euro 2012 sucumbieron en la final por cuatro goles a cero ante la fiebre española, contra la que ya habían empatado a un gol en la fase de grupos, e incluso podemos recordar su derrota también desde el punto fatídico en la semifinal de la Copa Confederaciones 2013. Hacerles hincar la rodilla este año otra vez ya sería demasiado tratándose de la Squadra Azzurra, una selección que ha ganado cuatro mundiales, ahí es nada. Buffon por fin derrota a Casillas y seguro que en el saludo de los dos al final del partido, el portero español le dijo algo así como un “te tocaba”.

Veremos qué ocurre en la selección española a partir de ahora. Algunos creen que el adiós de Vicente del Bosque debería ser cuestión de horas y desde aquí creemos que, sin necesidad de que lo haga ya mismo, el actual seleccionador español debería dejar el cargo antes de iniciar la fase de clasificación para el Mundial de Rusia. “¿Mi futuro? Tengo que hablar con el presidente”, declaró Del Bosque a Telecinco al final del partido. Que hablen, a ser posible cuanto antes, y decidan emprender un nuevo proyecto con otro entrenador. Opciones hay muchas y algunas son muy interesantes; lo que no tiene sentido es que Del Bosque se aferre al cargo y se quede como ocurrió después del Mundial de Brasil, cuando debió dejarlo como hizo Luis Aragonés tras ganar con brillantez la Eurocopa 2008 en Viena, el kilómetro cero de la edad dorada de nuestro fútbol. El cambio generacional es un hecho y tiene que ser otra persona la que lo lidere.

Con o sin relevo en el banquillo, nombres como el de Íker Casillas están encima de la mesa. El portero pudo vivir desde el banquillo sus últimos momentos como internacional. Duele decirlo, pues hablamos del mejor portero de la historia de España, pero su papel no puede ser simplemente el de hacer grupo y dar ánimos desde el banquillo. Líos judiciales aparte, la portería española está en buenas manos con De Gea, tal y como demostró el portero del Manchester esta tarde en París. Si la selección española no perdió por más goles, fue gracias al guardameta madrileño que, a sus 25 años, está sobradamente preparado para ser uno de los pilares sobre los que se asiente el futuro proyecto español. Ante Italia hizo tres paradas, a cada cual más espectacular, que mantuvieron con vida a nuestro combinado.

Portería y banquillo al margen, esta eliminación sirve además para subrayar la inmensa dependencia que la selección española sigue teniendo de Andrés Iniesta. Cuando falla la varita mágica del mago de Fuentealbilla, España se bloquea y urge encontrar un centrocampista de garantías para dirigir la orquesta. Llegó la hora de Koke, Thiago, Saúl, Isco y de todo aquel que tenga la aptitud y actitud necesarias para llevar el peso del juego español en el futuro (no contamos a Bruno Soriano pues ya tiene 32 años). También es urgente encontrar repuestos de garantías para Piqué y Ramos en el centro de la defensa, y acompañantes fiables para Morata en la delantera. La ausencia de la convocatoria de Paco Alcácer es un lujo que no se puede permitir nuestra selección. Con Diego Costa habría que hablar para tantear su compromiso con la causa española; Torres ya es agua pasada, como Villa, salvo que la rompa con el Atlético. La opción Güiza, desgraciadamente, ya no es viable porque su prioridad actual es seguir goleando con el Cádiz, flamante equipo de Segunda, después de golear con España, con la que ganó la Eurocopa 2008, marcando dos goles (uno a Grecia en la primera fase y otro a Rusia en semifinales).

image

Partidazo de David De Gea, que mantuvo con vida a España a base de paradones como el que le hizo a Pellé en los primeros minutos.

Muy superior Italia en el primer tiempo
Bajo un incesante diluvio en Saint-Denis, España acusó el aquaplanning en los primeros minutos del partido. Les costaba a los españoles adaptarse a la humedad del terreno de juego y eso favoreció a Italia, que asumió el control del juego encontrando a balón parado la primera ocasión. Falta desde la izquierda que remata Pellé en boca de gol y De Gea reacciona con una gran estirada. Justo después, la escena resultó bien parecida porque el guardameta del Manchester también desvió al palo un remate de Giaccherini de media chilena; eso sí, la acción estaba invalidada por juego peligroso del jugador italiano.

Tras los dos avisos italianos, España tuvo una tímida reacción y Fábregas lo intentó con un chut desde la frontal que sacó la zaga italiana. Fue una pequeña advertencia que para nada inquietó a Italia, que tradicionalmente se ha sentido cómoda a merced del rival. Pasaba nulos apuros defensivos y sabía llegar con peligro al área española, siempre pasando por De Rossi, el principio de todo. Su distribución del juego habilitaba las subidas de los laterales, caso de De Sciglio, que puso un peligroso centro desde la izquierda para el remate desviado de Parolo. Los nervios empezaban a atenazar a España, que se perdía en reclamaciones inútiles y cometía errores de bulto en defensa y ataque.

image

Un central como Chiellini abrió el marcador aprovechando un rechace de De Gea, y marcó su 7º gol con Italia.

Como un error se puede interpretar la falta de Sergio Ramos a Pellé en la frontal del área que dio origen al primero de la tarde. Chutó Éder la falta, respondió bien De Gea por bajo, el rechace quedó muerto, la defensa estaba a uvas, Giaccherini impidió al portero español detener el cuero y el balón quedó muerto en boca de gol para que un defensa, Chiellini, marcara a placer. Hacía diez años que España no encajaba un gol en una eliminatoria de un gran torneo (el ultimo había sido contra Francia, obra de un tal Zidane, en el Mundial de Alemania 2006) y el defensa de la Juve marcó su 7º gol en los 87 partidos que ha disputado con Italia.

España estaba fuera del partido, Italia dominaba claramente el centro del campo, disfrutando de excesivos metros y de demasiado tiempo para pensar. Solo De Gea mantenía con vida a los españoles, que salvaron el pellejo antes del descanso gracias a otra extraordinaria parada del portero del Manchester, que sacó una buena mano a un disparo de Giaccherini que buscaba la mismísima escuadra.

La reacción española no tuvo premio
Italia volvió a la carga al inicio del segundo tiempo, pero Ramos y Piqué alejaron el peligro de las inmediaciones de De Gea. A partir de ahí, España reaccionó. Las subidas de Juanfran y Silva obligaron a los italianos a extremar las precauciones atrás porque España empezó a crear peligro. Primero avisó Morata con un cabezazo a las manos de Buffon y después lo hizo Cesc con un disparo muy alto. Ante la exigencia de los españoles, De Rossi no pudo seguir y Conte se vio obligado a sustituirlo por Thiago Motta.

Justo después del primer cambio italiano, pudieron sentenciar el partido a la contra, pero volvió a aparecer De Gea para salvar, con el mismísimo abdomen, un mano a mano con Éder. Respondió Aduriz, que había ingresado al terreno de juego por Nolito en el descanso, pero su cabezazo se marchó alto tras ganarle en el salto a Parolo, un lance que dejó malherido al delantero del Athletic.

El propio Morata probó suerte con una vaselina que se marchó fuera. España no dejaba de intentarlo, siempre buscando la referencia de Aduriz arriba, pero el vasco estaba tocado por el salto con Parolo. Pedía el cambio a gritos a pesar de que había ingresado al campo escasos minutos antes, Del Bosque prefirió sentar primero a Morata para dar entrada a Lucas Vázquez buscando ganar en frescura y movilidad en el ataque. En su primera intervención, forzó un córner que remató alto Sergio Ramos y después le señalaron un fuera de juego cuando se quedaba solo ante Buffon.

El eterno portero italiano empezó a ganar protagonismo a partir de aquí y su primera intervención del partido fue para rechazar con una tremenda seguridad y casi sin inmutarse una potente volea de Iniesta desde la frontal del área. Justo después fue más exigido todavía por un zurdazo de Piqué desde la frontal, pero lo sacó por abajo con una imponente estirada. El paso del tiempo y la lesión de Aduriz angustiaban a Del Bosque, que en el minuto 82 hizo el cambio que estaba cantado (Aduriz por Pedro). Con más razón por la ventaja en el marcador, Antonio Conte también movió el banquillo para dar entrada a Insigne por Éder, buscando no perder resolución en los últimos metros, y a Darmian por Florenzi para no perder consistencia en el centro del campo ganando a su vez en llegada.

image

Pellé remató la victoria italiana en la prolongación, marcando el segundo y definitivo tanto del encuentro.

De Gea volvió a aparecer para despejar un tiro de Insigne e Italia podía matar el partido en cualquier momento. La precipitación, la falta de ideas y el paso de los minutos condenaban a España, que aún así tuvo la última por mediación de Piqué, que remató solo en boca de gol y ahí volvió a aparecer Buffon para salvar a su selección. Acto seguido, Italia apuntilló su ventaja con una cabalgada de Darmian por la izquierda, sin oposición alguna, que remató Pellé para consumar la revancha y la eliminación de la campeona de las dos últimas ediciones. Se acabó así la andadura de la selección española por Francia 2016 y se vuelve a quedar apeada en las rondas finales de una Eurocopa, algo que no sucedía desde la edición que albergaron los Países Bajos en el año 2000, cuando cayeron ante Francia en cuartos de final.

image

Casillas se pasó prácticamente todo el segundo tiempo de pie, dando indicaciones a sus compañeros desde el banquillo.

A %d blogueros les gusta esto: