Últimas noticias
Inicio » Baloncesto » Seleccion española

Seleccion española

Triste epílogo a unos muy buenos JJOO. USA se pasea de la mano de una Serbia conformista

USA

USA y Serbia disputaron una de las finales más descafeinadas de la historia de las olimpiadas.

El precedente de la primera fase entre ambos equipos, con Bogdan Bogdanovic lanzando un triple camino de la prórroga, y las dos finales olímpicas perdidas por España, crearon una expectación que no fue correspondida.

Los serbios salieron al encuentro guiados por un Teodosic (enésimo base que saca vergüenzas a Irving, preocupante, tal vez una temporada demasiado larga), que mientras se mantuvo acertado dejó a los suyos en franquicia para disputar el encuentro.

En el segundo cuarto, la salida de Cousins comenzó a abrir una brecha en el rebote, que al traducirse en brecha en el marcador, terminó con todo atisbo de competitividad. Los Serbios no estaban por la labor de estrujarse mucho la cabeza, y dejaron de jugar tan pronto como se vieron 10 abajo.

Demérito de la actitud dudosa serbia, pero también mérito de la actitud ganadora de los americanos. El espejo devuelve la imagen del 4 de 24 en triples de Serbia, muchos de ellos lanzamientos sencillos, o relativamente sencillos; y el +21 en el rebote para USA. Durant ponía la puntilla, y con 21 puntos al descanso, y el doble doble que a esas alturas ya llevaba Cousins, lideraban a su equipo.

La segunda parte rozó lo avergonzante, y ni siquiera los tímidos intentos de USA por animar el encuentro justificaron la entrada. Oro deslucido, plata sin brillo.

Podio

La poca historia de esta final no desluce el brillante partido por el bronce de las selecciones que (USA al margen) más hicieron por la medalla. Estos juegos olímpicos han dejado marcas para la historia. Durant y sus hitos anotadores. El tercer oro de Carmelo, único jugador en conseguirlo en la historia. La actuación de Pau Gasol, que aún no dice adiós. El adiós, esta vez sí, de los Parker, Ginobili, Scola… La mejor Australia de la historia, siempre competitivos, los aussies se quedaron a las puertas de una plata que se habían merecido a pulso. La decepción de una Brasil que entró con mal pie en los juegos y salió de peor manera. Los juegos de DellaVedova, Mills, Durant, Anthoyn y Gasol un justo quinteto ideal con el de Sant Boi por encima de todos. La Lituania bipolar, como ya demostró ante Asutralia, o ante España. La Croacia a las puertas otra vez de casi todo. 

Stats

El destino estaba grabado en bronce

La selección española, liderada por Pau Gasol, consiguió ayer su tercera medalla olímpica seguida, después de ganar a Australia en un partido épico.

Juegos Olímpicos Río 2016

Logo Juegos

Tercer y Cuarto Puesto

Australia – España (88 – 89)

Foto: FIBA

Foto: FIBA

Quizás nuestro hoy exitoso baloncesto empezó a cambiar aquel verano de 1999. Por un lado, la selección absoluta, dirigida por Lolo Sainz, se alzaba con la medalla de plata en el Eurobasket de Francia tras estar sumida en un agujero durante casi la totalidad de la década. Por otro, la selección española junior se proclama en Portugal campeona del mundo ante los mismísimos Estados Unidos. A esa generación de excepcionales jugadores, entre los que destacaban: Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes, Raül López, Germán Gabriel y Carlos Cabezas; se les iba a conocer con el nombre de los Junior de Oro.

Diecisiete años después, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el salto inicial, en el partido por el bronce, se lo llevó Australia que salió convencida de arreglar la imagen dada en semifinales ante Serbia. Pau Gasol, la mayor leyenda de la historia del baloncesto español se sentía pletórico de ánimos y fuerzas e hizo que sus compañeros se sintieran más asentados en los primeros minutos. En el ecuador del primer acto los nuestros dominaban la contienda (5-11). Los de Andrej Lemanis no se sentían muy cómodos en la canha del Carioca Arena, pero habían aprendido de algunos de sus errores ante Serbia y se mantenían cerca de España llegados al abroche de los primeros 10 minutos (17-23). Los hombres de Scariolo dominaban en prácticamente todas las facetas estadísticas pero no eran lo suficientemente duros para herir de gravedad al combinado aussie. Pese a todo, a falta de 5 minutos para el intermedio, el equipo español se sentía cómodo (28-35). El partido por instantes amenazaba con romperse en cualquier momento pero al descanso Australia se mantenía con vida (38-40).

España había perdonado la vida a los australianos y a gente como Andersen, Bogut, Mills o Dellavedova no se les pueden dar otras oportunidades. En dos minutos ya se habían puesto por delante (43-42) y habiendo alcanzado en lo alto de la montaña a la selección española, ya no se querían despegar de ella hasta el sprint final. En la exacta mitad del tercer cuarto la igualdad era total (52-52). La calidad del baloncesto, sobretodo el realizado por encima del aro, se iba multiplicando a niveles de clímax para los espectadores y a falta de sólo un periodo para que terminara la batalla, parecía que todavía nos quedaba lo mejor (64-67). Pese a la superioridad de los nuestros, Australia se resistía a claudicar, gracias a los excepcionales minutos del inagotable Patty Mills. El tiempo pasaba y a falta de sólo 5 minutos para el final de los juegos (para los dos contendientes) la medalla de bronce estaba flotando en el caliente aire del pabellón brasileño (77-78). El columpio en el puntaje hacía que cada equipo saliese ganando tras cada canasta anotada, el intercambio de canastas era cada vez más espectacular y a falta de sólo 60 segundos para que sonara la bocina final España ganaba por un punto y tenía el balón, pero Sergio Rodríguez falló su tiro (84-85). Quedaban 40 segundos y Australia manejaba la posesión. Tras un fallo en el tiro de Mills, el ex del Barça, David Andersen, capturó el rebote y fue objeto de falta. Desde la línea de tiros libres no perdonó. Australia ganaba por uno, quedaban 35 segundos, pero nuestra España tenía el balón. Tras el tiempo muerto pedido por Scariolo, el balón terminó llegando a Gasol al que inmediatamente hicieron falta. Dos tiros para Pau. Los dos dentro, España por delante (86-87). Los australianos al ataque y 30 segundos para el final. Tras una buena circulación de balón, éste le llega a Baynes que con un gancho al más puro estilo old school, anota ante la perpejlidad general (88-87). Quedan 9 segundos y hay tiempo muerto. Rudy saca y se la da a Sergio Rodríguez, que bota, penetra a toda velocidad y es víctima de la falta de Mills. “El Chacho” tiene en su mano la victoria, y no falla, los dos para dentro y España roza la medalla, pero quedan 5 segundos y Australia saca desde medio campo. Ingles se la da a Andersen, que posteriormente no mide bien su pase, el cual es interceptado por Víctor Claver. España es ¡Medalla de Bronce!

 

El Mejor: No sólo hoy, sino de todo el torneo. Pau Gasol, nacido en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), el 6 de Julio de 1980, ha agrandado su ya de por sí agigantada leyenda convirtiéndose en el jugador más valorado de los Juegos Olímpicos de Río. Gasol lo ha jugado todo en Brasil, los ocho partidos, con una media de 28 minutos jugados en cada uno de esos encuentros, en los que ha promediado la friolera de 19.5 puntos, 9 rebotes y 2.2 asistencias.

 

La posición final de cada uno de los 12 equipos que han disputado los Juegos Olímpicos de Río, es la siguiente:

Posici F 1

Posic F 2

 

 

Fernando Serrano (@FerSerrano83 )

Cronómetro Deportivo.

La misma vieja orilla del Río. España claudica ante USA en otro partido igualado.

USA 82-76 España

No hay manera, esta generación de ensueño para el baloncesto español se retirará sin haberle echado mano a ningún Dream Team.

Lo había intentado España en ediciones pasadas a través del juego rápido y vertiginoso que en aquel momento convenía a los americanos, y lo ha intentado ahora tirando al barro a dos jugadorazos como Durant e Irving, que a partir de hoy lo serán un poco menos. No hubo un sólo momento del encuentro en el que España se viese con posibilidades fuertes de ganar, pero tampoco se fueron del partido, ni siquiera cuando los americanos se fueron 15 arriba.

Todo el encuentro se terminó decidiendo en la cantidad de posesiones que ambos equipos pudieron jugar. Los americanos gozaron de 21 oportunidades de tiro gracias a rebotes de ataque, y alguna más gracias a las técnicas; España respondió al golpe cargando muy bien su propio rebote de ataque, pero terminó el encuentro con 7 tiros menos. No hubo atraco arbitral, ni ayuda involuntaria para España. El listón nos costó dos técnicas de las que nos repusimos en la primera parte, cuando USA mandaba 23 a 33 en el segundo cuarto.

 

Pero a España le faltó un poquito, y no vale hablar de Marc Gasol: porque entonces, señores, hay que meter en la conversación a LeBron James, a Stephen Curry, a James Harden, a Anthony Davis… los americanos casi pueden hacer un equipo mejor con lo que NO han traído.

Pau está sano, o por lo menos 23 puntos y 8 rebotes después, lo parece. Su entrega es total y absoluta, y su actitud, unida a la de un Rudy Fernández a quien estos partidos le vuelven loco; casi por sí solas nos permitieron estar ahí, al acecho… pero sin llegar. Los otros tres titulares no estaban en su día. Ricky se cargó de faltas pronto y apenas jugó 13 minutos en los que fallo los 6 tiros que intentó. Llull jugó unos tal vez demasiado largos 31 minutos y anotó 2 pero de tan sólo 5 tiros; completamente desactivado y algo errático atrás, donde Mirotic fue la tercera decepción de esos titulares. Desaparecido hasta los 2 minutos finales, no supo imponerse a cuatros más pequeños; se me antoja que se ha encasillado en la NBA. Rudy, Sergio y Mirotic hicieron 3 de 15 en triples…y si…

En USA el hombre del partido fue DeAndre Jordan, utilizado magistralmente por coach K, hasta ocupar la mayor parte del hueco destinado a nuestras ideas en ataque. Cerró la zona a la perfección, y se llevó 9 puntos 16 rebotes y 3 tapones a la final. Irving hizo 13 y Durant 14, pero las defensas les ganaron la partida, así que el mérito de la ofensiva USA recae sobre un infravaloradísimo Klay Thompson, un crack en defensa y un brutal jugador en ataque.

Los dos mejores equipos en ataque del campeonato se jugaron la final con las dos mejores defensas que se han visto en Brasil. El resultado, otra vez, el de siempre…

KLay cabrón

(Quedó un detalle con el encuentro decidido que merece la pena resaltar: Rubio y Cousins se saludaron, el Ala-Pívot de los Kings se demoró especialmente en ese saludo, quien sabe si saludando a su ya nuevo compañero, o animándole a marcharse con él a California. A eso apuntan ciertos rumores.)

España y USA se jugarán la final tras destrozar a Francia y Argentina

Cuartos

España 92-67 Francia

Por enésima vez nos veíamos las caras con Francia.

Ese rival tan incómodo que no nos deja descansar tranquilos la noche anterior ni aún habiéndonos clasificado. Sin embargo esta generación ha guardado un último As en la manga.. no, usted, crítico como el que escribe y quizás mucho más, ya vendió su piel hace varios campeonatos; para usted esto tampoco es lo que esperaba, pero sin embargo, todo esto ya le suena…

Le suenan los nervios, la tensión, el saber que pueden, pero que cuesta, y que ellos también pueden, y a veces parece que no les cuesta.

Esta selección española es especialista en cerrar bocas; ha sido y será siempre su sello. Porque cuando aparecieron tuvieron que cerrar la boca de toda esa prensa especializada que pedía un poco más de los Herreros, De Miguel, Dueñas, Azofra… qué pequeños nos parecen ahora, ahora que somos gigantes. Y lo hizo cada vez que pensamos que ya estaban viejos, y el que escribe recuerda esto cuando tenían apenas 30 años.

Empezó el partido con un 0-4 pero buenas sensaciones, tanto que apenas duró unos instantes la ventaja de los galos. 5-4 con Rudy y Mirotic castigando cada exceso de atención sobre Pau. Permítanme que le afee un poco la victoria a España, y es que los que deben dar el paso adelante en este partido no son los Pau o Parker, sino los Mirotic o Batum, y por ahí, teníamos mucho partido ganado. El sensacional alero francés no ha aparecido por Río (y Fournier en casa querido Vincent…).

España tomó el mando en el encuentro en el primer cuarto y forzó a Francia a pedir su primer tiempo muerto. Buen inicio. La reacción gala llegó, pero como se espera, no fue suficiente, y así ha aplastado España de manera consecutiva a Lituania, Argentina y Francia. Aplastando a base de parciales. A veces bajamos un poco el pistón, pero siempre a ese bajón le sucede otro nuevo arreón Español. 

Así tras cerrar el primer cuarto con 19 a 16, abrimos el segundo hasta un 27 a 17, había aparecido de nuevo Hernangómez. El poste de los Knicks está siendo la gran sorpresa de la selección, y contesta a sus minutos con mucha presencia, sobre todo física, y muchos puntos. Las defensas tienden a la relajación cuando Gasol descansa, y ahí Hernangómez se agiganta. 8 puntos consecutivos en un momento clave.

Y después más de lo mismo, reacción francesa más escueta que la contra reacción española. Y se abre el marcador, Ricky y Mirotic ponen el 33 a 22. Llull y Mirotic, que está soberbio, aplacan los escasos ánimos franceses, y Gasol machaca a pase de Navarro. 41 a 28 que llevará al 43 a 30 del final de la primera parte.

Mirotic está dispuesto a hacer el encuentro de su vida y sale en la segunda parte, entre el caos que busca Collet para frenar la ofensiva española, erigiéndose como el único jugador entonado en pista. 48 a 30 y el partido se rompe definitivamente. Si Francia estuviese jugando rematadamente mal, tendría esperanzas, pero España es la que se está imponiendo a los franceses cuando ejecutan mal…y cuando lo hacen bien. La siguiente reacción la cortará Rubio ¡con un triple! Y la goma que se ha roto.

España no volverá a dejar que Francia se meta en el encuentro y la diferencia llegará a los 30 puntos. Un reacción timidísima de Francia les pondrá a 22 sin tiempo para corregir, pero Scariolo no permite que los brazos se bajen, tiempo muerto y otra vez a lo nuestro. El último cuarto sirve para que Claver, Abrines (5 puntitos, “se le caen de las manos”) o Calderón, anoten, lo hicieron todos los jugadores españoles.

Resumen: juego casi perfecto de una selección española que fue netamente superior en todo el encuentro a una Francia decepcionante (Batum 0 puntos en 17 minutos) e impotente. Gasol discreto en números (5 puntos, 8 rebotes 3 asistencias y 3 tapones) y Rubio (6 puntos sin fallo y 5 asistencias) forman parte del mejor quinteto (+42 acumulado en 40 minutos) de una selección en la que ya hacen daño todos (Rudy, otro que no destaca por sus números se marcó un partidazo en defensa, circulación de balón, rebote…). Mirotic fue el mejor del encuentro con 23 puntos 5 rebotes 2 asistencias y 9 de 15 en tiros (5 de 8 en triples). Hernangómez con 18 puntos en 17 minutos, hizo otro encuentro sensacional. Los franceses contaron con un 3 de 18 de los jugadores no NBA (más de Colo) mientras en España anotaron todos.

 

USA 105-78 Argentina

Las selecciones de USA y Argentina no pueden ser más diferentes entre ellas. Unos veteranos y los otros inexpertos; tiradores frente a penetradores; anotadores frente a defensores; postes de tacto frente a postes de músculo… más o menos, porque en cada diferencia, los estadounidenses se meten un poco en el terreno del otro.

Salieron los argentinos metidos en el encuentro y tal vez demasiado pronto, hicieron que USA probase el sabor de la sangre. Un 19 a 9 de salida auguraba… mentiras. Al descanso la inercia ya había cambiado, el punto de inflexión se llama Kevin Durant y ha fichado por los Warriors. Los triples del alero ponían a los suyos por delante primero, y muy por delante más tarde.

Por el camino Facu Campazzo nos dejó los momentos más gloriosos de quienes pensamos que Irving está sobrevalorado, defiende fatal y abusa del bote. Durant se fue al vestuario con 18 puntos 3 rebotes y 5 asistencias. Pero las mejores pinceladas las dejó un Campazzo en estado de hiperactividad. 13 puntos 2 rebotes 3 asistencias y Kyrie en 1 de 4.

Un parcial de 9-0 dejaba a Argentina en un digno 56 a 40; pero por momentos pareció que USA les iba a borrar del mapa; en los 12 minutos que jugó Paul George (mortal como escolta de 2,06 frente a los “pequeños” argentinos) parcial de +21.

La segunda parte empezó con Durant en estado de gracia. Dos triples suyos cerraron el encuentro (por si no estaba suficientemente cerrado) y dejaron el tercer partido de cuartos en una pachanga deslucida. Triste epílogo para un Ginóbili del que se depidió una afición Argentina que estuvo por encima de lo desplegado en el campo…. por ambos equipos.

El resultado final dejó una curiosa circunstancia, USA ganó por 27 su cruce, Australia por 26 y España por 25. Las palizas de moda.

Kevin Durant fue el mejor jugador de USA donde también brillaron un suficiente (en el mal sentido de la palabra) Coursins y Paul George. +68 en 62 minutos acumulados. Durant acabó con 27 puntos 7 rebotes y 6 asistencias (7 de 9 en triples), Cousins con 15 puntos en 13 minutos y George con 17 puntos 8 rebotes 3 robos y 3 tapones. Por Argentina, tras la buena primera parte de Campazzo, no volvería a lanzar un tiro de 2 en la segunda mitad (6 de 8 en la primero, incomprensible….) y deslució unos buenos 13 puntos 9 asistencias y 4 robos. Scola con 15 y 10 rebotes, Ginobili con 14 y 7 asistencias y Nocioni con 12 y 5 rebotes, no habrían estado mal de no ser por su 15 de 42 acumulado en tiros.

Resumen: USA vence con mucha defensa y mucho tiro de tres. Cuando comienzan a enchufar triples, se acaba el partido. Cuando no los anotan, son sensacionales cargando el rebote de ataque (17). Durant está en forma, y George es determinante cuando se junta con él en el campo. Los Argentinos dicen adiós a su mejor generación en un momento bajo. 8 de 32 en triples les dejó sin oportunidades en un encuentro que precisaba de todo el acierto de antaño. Son pequeños, no son fuertes, y no están preparados, así es el relevo generacional en Argentina. 

 

 

Lo importante es llegar al destino

España pasa como segunda y estará en cuartos tras batir a Argentina en un partido vibrante, y firmar una primera fase tan complicada como exitosa.

Logo Juegos

Juegos Olímpicos

Primera Fase

Grupo B

Resultados:

1ª Jornada: Croacia – España (72-70)

2ª Jornada: España – Brasil (65-66)

3ª Jornada: Nigeria – España (87-96)

4ª Jornada: España – Lituania (109-59)

5ª Jornada: España – Argentina (92-73)

Estamos a mediados de agosto, mes vacacional por excelencia, y en el cual se refuerzan de manera importante todas la medidas destinadas a concienciar a la población sobre la seguridad en la carretera. Siempre se dice, sea cual sea el origen de cualquier tipo de la persona que lo pronuncia, que lo importante es llegar, da igual lo que se tarde en el trayecto, lo vital es llegar sanos y salvos a la meta. Y eso mismo es lo que ha hecho España durante esta fase de la competición. Se pinchó una de las ruedas del potente vehículo español, y en la reparación se quedó sin batería, pero una vez solucionados estos problemas, el rojo coche del equipo nacional llegó a meta adelantando a casi todos.

Las pequeñas alarmas que sonaron a lo largo y ancho de nuestro país durante la preparación del combinado entrenado por el italiano Sergio Scariolo, terminaron por concretarse en el estreno del campeonato ante Croacia. Es verdad que la baja final de Marc Gasol en estos JJ.OO de Río de Janeiro fue un golpe de consecuencias múltiples, pero el turbulento río ya sonaba desde hacías semanas. Aunque también estaban aquellos que decían a bombo y platillo que esta selección no se podía conformar con la plata.

No obstante, el inicio ante Croacia fue motivador. La calidad del mejor jugador de la historia del baloncesto patrio, Pau Gasol, sumada al acierto exterior de su ya ex-compañero en los Bulls de Chicago, Nikola Mirotic, parecía ser suficiente para batir al equipo croata. Con ventajas cercanas a la decena, los discípulos de Aleksandar Petrovic vivían de arreones que eran contenidos por España, pero en uno de ellos, tal vez en el momento preciso, en forma de parcial de 10-2, todo se tambaleaba (57-56). Las sensaciones habían cambiado de bando y en un agónico final, ni Gasol ni los demás, pudieron evitar la dolorosa derrota.

Foto: FIBA

Foto: FIBA

Menos de 48 horas después, la selección volvió a caer, ésta vez vez frente a la anfitriona, Brasil, en un encuentro muy irregular e igualado y que Marquinhos Vieira desniveló a falta de 5 segundos para que sonara la bocina de final de partido.

Foto: FIBA

Foto: FIBA

La selección española se había desubicado y las críticas provenientes tanto de los medios como de los aficionados empezaban a ser feroces. Pese a estar en fase de grupos ya no se podía fallar, cada partido era una eliminatoria. Y la contienda ante la “débil” Nigeria parecía ser el momento idóneo para cambiar el rumbo en el torneo, como al final resultó ser, pero lo cierto es que fue un auténtico vía crucis.

Foto: FIBA

Foto: FIBA

Pese a la victoria casi nadie de los medios profesionales deportivos daba un duro por España, digamos que sólo una persona de cada cinco creía en el combinado nacional. Por delante quedaban dos encuentros ante los, a priori, rivales más potentes del Grupo B, Lituania y Argentina. Pero justo en ese preciso instante, España apareció en Río de Janeíro.

El rodillo hispano trituró de principio a fin al potente equipo lituano, que en ese momento era el líder del grupo. España se encontró consigo misma y realizó uno de los mejores baloncestos vistos en Río durante estos días. Con un sideral Gasol que metió los cinco triples que intentó, nuestra selección dio un golpe sobre la mesa cuando más falta hacía.

Foto: FIBA

Foto: FIBA

España había dado un paso de gigante de cara a su clasificación pero todo quedaba pendiente para la última jornada. Pese a las múltiples opciones existentes, Brasil había ganado a Nigeria antes de que los nuestros saltasen a la pista. Ellos sabían que había que ganar, o ganar, para estar en los cuartos de final.

Y llegó la hora de la verdad. Con más nervios y presión, si cabe, que ante el partido ante Lituania, a la selección le costó encontrar su sitio en el partido ante la férrea defensa albiceleste. Ni siquiera los tres triples de “Manudona” Ginobili impedían que tras los primeros cinco minutos de contienda España ya ganara por 5 (16-11). Sólo los fallos de España permitían a Argentina respirar un poco, y al cierre del primer periodo los nuestros abrían hueco (25-15). Navarro se abría paso entre los brazos rivales para asistir a sus compañeros o bien lanzar sus tradicionales bombas y la selección entranada por Sergio Hernández no conseguía restañar la ventaja española. Quedaban cinco minutos para el descanso y todo continuaba de la misma manera (35-25). Scola y sus compañeros empezaban perder los nervios debido a la honda impotencia causada por Gasol, Navarro, Rudy y el resto de guerreros hispanos que volvían loca a la numerosa afición de los pibes. Estábamos en el descanso y España lo tenía todo en su mano para estar en los cruces (48-35).

Foto: FIBA

Foto: FIBA

Las sensaciones eran muy positivas, había que seguir así costase lo que costase. Argentina quería endurecer el partido pero España mantenía su equilibrio entre el juego interior y exterior con un alto contenido rítmico. En un visto y no visto la ventaja era ya de 20 puntos (55-35), los cuartos se tocaban con la yema de los dedos. Sólo Ginobili parecía estar a la altura de las circunstancias y en el ecuador del tercer acto todo parecía estar sentenciado (62-42). Y es que los argentinos lo intentaban pero no aprovechaban las oportunidades que les brindaba una relajada España. Sólo dudosas decisiones arbitrales que terminaron con Navarro descalificado por dos técnicas, permitieron tomar vida a Argentina a falta de los últimos y decisivos diez minutos (71-57). El tiempo pasaba de manera veloz y ninguno de los dos equipos veía aro con facilidad, todo ello beneficiaba a una selección española que pese a las embestidas albicelestes no dejaba que la oquedad bajase de los diez. Sólo quedaban cinco minutos para que sonara la bocina final y el equipo de todos rozaba los cuartos (79-64). Argentina ya no pudo hacer más, su esfuerzo no había servido de nada y España, nuestra España, estará entre los ocho mejores de los Juegos Olímpicos.

El Mejor: Pau Gasol demuestra en cada partido lo que se espera de él. En lo que llevamos de torneo el barcelonés ha sido el mejor jugador español con diferencia, estando además entre los 5 mejores jugadores de los 144 que disputan los Juegos. Gasol ha anotado un total de 97 puntos (19.4 por partido), ha capturado 44 rebotes (8.8 por encuentro) y ha repartido un total de 11 asistencias (2.2 por contienda). Además, a lo largo de estos juegos Pau Gasol se ha convertido en el tercer máximo reboteador de toda la historia de los Juegos Olímpicos, teniendo ya sólo por delante a los míticos Dino Meneghin y Arvydas Sabonis.

La situación final del Grupo B queda de la siguiente manera:

Grupo B

España llega a cuartos, donde se enfrentará a la siempre difícil Francia, el miércoles a las 19:30.

Brack

 

 

Fernando Serrano (@FerSerrano83 )

Cronómetro Deportivo.

Top 10 Deporte Español 2015 #RESPECT

Solo por tener el privilegio de poder escoger entre distintos campeones, de diferentes disciplinas deportivas, ya sea a nivel continental o mundial, crea una sensación de orgullo, que hace que empecemos acordándonos, y mostrando respeto a quienes no han podido entrar en este Top 10. Leer Más »

Resumen Deportivo 2015: Récords y Futuro

El fútbol es y será el deporte rey por excelencia por los siglos de los siglos… amén. Más de un siglo de historia y todavía se siguen rompiendo récords. Leer Más »

Serbia no es rival y ya espera Senegal en octavos

Por Enrique Molina (@CronoBasket)

La selección española superó también el último escollo de la fase de grupos, pese a no jugarse nada, y superó a la talentosa y peleona Serbia por un claro 73-89. La primera mitad fue una exhibición de los de Orenga, que además de dominar el rebote como es habitual brillaron en ataque con unos porcentajes de tiro de escándalo. España ya piensa en los octavos de final, que disputará el sábado a las 22 horas en Madrid ante Senegal.

España 89 – 73 Serbia

No pudo aguantar la Serbia de Djordjevic la embestida inicial de la generación de Oro. España dio un nuevo recital para despedir a la afición del Palacio de Deportes granadino, pese a no jugarse nada en la clasificación. El equipo de Orenga pasó por encima del rival serbio en la primera mitad, con un día inspiradísimo en los porcentajes de tiro. Y es que cuando la selección española funciona también a alto nivel en el tiro exterior es imposible frenarla. El combinado nacional cierra su participación en el Grupo A como primero e invicto y con excelentes sensaciones de cara a los octavos de final, que disputará el sábado ante Senegal en Madrid.

60481_1

Orenga desvela los 12 elegidos

Ya es oficial la lista de Orenga para el mundial de España. Hace unos días contamos que ya estaba casi decidida con la única duda de San Emeterio o Abrines. Finalmente será el joven del Barça quien jugará el mundial:

Bases: Sergio Rodríguez – Calderón – Ricky Rubio

Escoltas/Aleros: Rudy – Navarro – Claver – Llull – Abrines

Pivots: Marc – Pau – Felipe Reyes – Ibaka

Como invitados a la concentración irán Dani Díez, Willy Hernangómez y Pau Ribas, tres jugadores que podrán formar parte en el futuro del equipo nacional.

España reaparece con su juego ante Italia

España gana el amistoso contra Italia en el Calderón recuperando la intensidad de su juego. El encuentro era importante por el homenaje que se brindaría a Luis Aragonés en la que fue su casa durante una década. Diego Costa debuto con la roja completando los noventa minutos del partido. Pedro, el mejor de España, marcó el gol de la victoria en un partido donde brillaron también Iniesta y Silva.

image
El año pasado, en los amistosos de Guinea y Sudáfrica, se crearon muchas dudas sobre la campeona del Mundo teniendo en frente el próximo mundial. Todas esas dudas desaparecieron esta noche, en un partido contra Italia, ante un rival siempre difícil. Del Bosque para este partido convoco a 22 jugadores, los fijos y algunos nuevos, dejando fuera de lista algún jugador habitual, donde en su manera pausada pero firme, dio una lección para enseñar que la selección no es ninguna broma. A parte, vienen muchos jugadores jóvenes apretando las tuercas por detrás, poniendo las cosas difíciles a los fijos de la Roja.
El partido de hoy era un examen para Del Bosque que sin ninguna duda supo afrontarlo con nota. España debía reafirmarse y demostrar a los aficionados que están al nivel suficiente para ser unas de las mayores candidatas para ganar el mundial. El seleccionador español volvió a dar mensajes a través del once inicial, coloco a Azpilicueta en el lateral derecho, a J. Martínez como central (ya que Pique esta lesionado), y a Thiago en el centro para manejar la batuta del equipo. El debutante, Diego Costa, comenzó desde inicio, mostrando una imagen tímida, pendiente de no romper mucho el esquema de juego de la selección. Aún así, la presencia del delantero rojiblanco es positiva para la roja ya que presiona, defiende y siempre busca espacios, lo que supone un autentico caramelo en dulce para sus compañeros. España mostró un juego vertical, juego que no se veía desde hace año y medio, y se vio gracias a la conexión entre Jordi, Iniesta y Pedro. Entre los tres, rompieron constantemente la defensa italiana, la cual no sabía como deshacerse de la ofensiva roja – negra esta noche con el estreno de su segunda equipacion-.
Aunque Italia tuvo la mejor ocasión del partido en los primeros minutos iniciales cuando Cerci lanzo la pelota al poste. Dicha ocasión fue puro espejismo ya que España estaba realizando una primera mitad para retratar, teniendo espacios suficientes por detrás de Costa donde Cesc se deslizaba con mucha movilidad con la ayuda de Thiago que sorprendía llegando constantemente. Según fue avanzando el partido, la roja fue aflojando el ritmo e Italia aprovecho la situación para acercarse más al área de Casillas.
Llegaron al descanso con el empate a cero, al ser un amistoso ambos seleccionadores realizaron cambios para el segundo acto. Prandell reforzó el centro del campo, mientras que Del Bosque movió banquillo en general. Entraron Valdés, X. Alonso y Silva. Precisamente fue el canario quien revoluciono el partido activando el juego de sus compañeros. Silva conjuntó con Iniesta y Pedro desquiciaron la zaga defensiva italiana que no sabían como parar el huracán español. La conexión entre ellos poco tardo en dar sus frutos. En una combinación espectacular entre Iniesta y Silva se benefició Pedro, que en un rebote de la jugada marcó el gol de la victoria.
Los transalpinos reaccionaron dando un paso al frente, presionando y recuperando la posesión del balón. Los italianos con superioridad en el medio campo, pasaron a dominar ante una España acomodada y con falta de frescura. Del Bosque para recuperar un poco el aliento, metió a Cazorla para mantener más el balón. El jugador del Arsenal entro en sustitución de Pedro. El canario se retiró ovacionado por el público. Protagonista por el gol y por jugar un auténtico partidazo. Cazorla pudo marcar el 2-0 en el minuto 84 tras un gran pase de Silva, pero lo evito la defensa italiana. La última jugada clara de ocasión del partido fue de Italia en un saque de esquina despejado por Alonso. En los minutos de descuento, España tuvo dos ocasiones claras pero el marcador continuo sin moverse. El amistoso finalizo con la victoria española ante Italia donde ambas selecciones protagonizaron un gran partido.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: