Últimas noticias
Inicio » Mas Deportes » JJOO

JJOO

La Prórroga de la Liga (4)

La Liga no para. Tuvimos jornada desde el pasado viernes hasta este lunes, también tendremos esta semana del martes al jueves, y el próximo viernes arrancará la sexta jornada. Esto significa que tendremos fútbol todos los santos días a lo largo de las próximas once fechas. De momento, eso se traduce en cambios en la parte alta, con Madrid, Barça y Atleti ya en las tres primeras posiciones. Aunque lo más destacado de esta jornada es que discurrió en paralelo a la clausura de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro y, al igual que hicimos coincidiendo con el final de los Juegos Olímpicos, los medallistas españoles deben ser la cara de esta jornada después de traerse 31 medallas (9 oros, 14 platas y 8 bronces) a nuestro país y acabar undécimos en el medallero. 

image

España acaba los Juegos Paralímpicos de Rio 2016 con 31 medallas (9 de oro, 14 de plata y 8 de bronce)

En el tiempo reglamentario

image

Resultados de la quinta jornada: victoria del Madrid en Cornellá, manitas de Barça y Atleti, nuevo triunfo de Las Palmas, pinchazo del Sevilla en Ipurua y cuarta derrota consecutiva del Valencia.

image

Así está la clasificación: el Madrid sigue líder, el Barça asciende a la segunda posición, el Atleti ya es tercero, Las Palmas se mantiene entre los cuatro primeros, el Villarreal vuelve a estar en Europa y el Valencia es otra vez el colista.

No solo de Bale y de Cristiano vive el Real Madrid. Les tocaba defender el liderato en Cornellá con las bajas de sus dos puntales ofensivos y lo consiguieron sobreponiéndose a la lesión de Casemiro en el primer tiempo. Ganaron al Espanyol (0-2) y ya son 16 victorias consecutivas en Liga de los blancos, igualando (en dos temporadas diferentes, eso sí) el récord del Barça de Guardiola. A tres puntos del Madrid está el Barcelona, ya en segunda posición, tras golear en la matinal del sábado (1-5) en su estreno en Butarque y el Barça ya es el equipo de Primera que ha ganado más partidos en más estadios (84).

Recuperando el orden de las últimas temporadas, el Atlético de Madrid vuelve a ser el tercero en discordia después de endosar una manita (5-0) al Sporting de Gijón en el Vicente Calderón, un partido histórico para Antoine Griezmann, que anotó un doblete que le permite igustar la cifra de goles (48) que marcó Kiko Narváez en Liga. Y Las Palmas no se resiste a desengancharse del vagón de cabeza; se impuso el sábado (1-0) al Málaga y suma los mismos puntos que el Barcelona, todo un hito de Setién y los suyos.

El Sevilla pierde el paso de los primeros clasificados y ocupa la quinta posición tras dejarse dos puntos en Ipurua (1-1), alargando así a 21 el número de partidos sin ganar como visitante (11 empates y 10 derrotas). El que continúa su escalada es el Villarreal tras su victoria del domingo ante la Real Sociedad (2-1) y se mantiene invicto en este arranque liguero tras lograr dos victorias y dos empates.

Y por abajo siguen los mismos, aunque hay baile de posiciones. Osasuna abre el pelotón de rezagados al haber sido capaz de sumar un solo punto (0-0) frente al Celta de Vigo, un rival directo en la pelea por salir del pozo. Con este punto, el Celta ya no es colista, pero sigue adoleciendo de una alarmante falta de gol tras haber marcado un solo tanto en las cuatro primeras jornadas, lo que se traduce en uno de los peores arranques ligueros del club vigués en toda su historia (un empate y tres derrotas). El colista vuelve a ser el Valencia tras cosechar en San Mamés (2-1) su séptima derrota consecutiva en Liga, la cuarta en esta temporada, y es el único equipo que todavía no ha puntuado. Por algo son la cruz de esta jornada.

La cruz: Valencia CF

image

Pako Ayestarán en la diana. La continuidad del entrenador del Valencia pende de un hilo.

La situación empieza a ser insostenible en la capital del Turia. El Valencia no va, pero no sólo es que no vaya en este arranque de temporada, es que no va desde finales de la pasada, que acabó con tres derrotas seguidas ante Villarreal, Real Madrid y Real Sociedad. En esta nueva campaña, las cosas no han ido a mejor y el equipo ya suma cuatro derrotas consecutivas ante Las Palmas, Eibar, Betis y Athletic. No es el peor comienzo valencianista de la historia porque ya arrancó así las ligas 1997-98 (acabó noveno) y 1999-00 (acabó tercero), pero el ambiente empieza a ser irrespirable en Valencia al ver a su equipo, a un histórico que ganó seis ligas (¡Qué lejos quedan esos títulos ya!), hundido en lo más bajo de la clasificación.

¿Y ahora qué?, se preguntan con razón los aficionados chés. La respuesta es la de siempre: lo que quiera el dueño. Peter Lim se compró el derecho a elegir y en sus manos está el futuro del Valencia. Podrá dejarse asesorar por el director deportivo, Jesús Vicente García Pitarch, pero la decisión final depende de él. Seguramente, Suso tendrá mucho que decir, pero que no se confíe porque él fue el principal valedor de Ayestarán. Si cae Pako, Pitarch perderá crédito pues a él también se le puede achacar la mala planificación deportiva de este verano y que se ha reflejado en las siete derrotas consecutivas entre el final de la pasada campaña y la actual.

Este jueves vuelve a haber fútbol en Mestalla y la inminente visita del Alavés dictará sentencia. Lim y Suso mantendrán a Ayestarán hasta este partido. Si el Valencia no gana con holgura o vuelve a perder, la destitución de Pako será inminente. Más le vale hacer cambios y ajustes en el equipo, empezando por cambiar ese 4-3-3 que se está demostrando absolutamente inválido para este Valencia, que ha encajado 10 goles en este curso y lleva encajando tantos en los últimos 33 partidos de Liga (desde el 1 de noviembre de 2015 frente al Levante). Más de diez meses y medio sin dejar la portería a cero una entidad que presume de tres grandes guardametas como Alves, Ryan y el recién renovado, Jaume Doménech.

Vale más jugar feo y puntuar, que no jugar bonito y no ser capaces de sumar un solo punto convirtiendo la defensa en una sangría. La necesidad de puntuar apremia, el club de Mestalla no puede seguir así y ante el Alavés solo vale ganar, ganar, ganar y volver a ganar, que decía el mito Luis Aragonés, precisamente un ex entrenador del Valencia.

La Prórroga de la Liga (y de Río 2016)

image

Diecisiete medallas se trae España de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Ya estamos otra vez aquí. En realidad nunca nos habíamos ido. Pero con el comienzo de la temporada 2016-17, recuperamos este tiempo de prolongación especial de cada jornada. Ha comenzado la Liga española o, si nos adaptamos a su nuevo patrocinador, la Liga Santander. Antes de centrarnos en lo estrictamente futbolístico, expresamos desde aquí nuestra más sincera enhorabuena a los 17 medallistas españoles en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Ellos y ellas son, de largo, las caras más alegres del primer fin de semana liguero, por encima de goles y demás parafernalia futbolera. Ya habrá tiempo para destacar caras y cruces futbolísticas de aquí al próximo mes de junio. Ahora toca pasar lista para recordar las medallas olímpicas.

ORO: Mireia Belmonte (natación), Maialen Chorraut (aguas bravas), el dúo Rafa Nadal-Marc López (piragüismo), Marcus Walz (piragüismo), la pareja Craviotto-Toro (piragüismo), Carolina Marín (bádminton) y Ruth Beitia (salto).

PLATA: selección femenina de baloncesto, Orlando Ortega (atletismo), Eva Calvo (taekwondo) y el quinteto de gimnasia rítmica (Sandra Aguilar, Artemi Gavezou, Elena López, Lourdes Mohedano y Alejandra Quereda).

BRONCE: Mireia Belmonte (natación), Lidia Valentín (halterofilia), Joel González (taekwondo) y Saúl Craviotto (piragüismo).

En el tiempo reglamentario

image

Resultados de la 1ª jornada de Liga: marcadores de tenis de Barcelona y Sevilla, holgada victoria del Madrid en Anoeta, empate del Atleti en casa, derrota del Athletic en El Molinón y buen triunfo de Las Palmas en Mestalla.

image

Así está la clasificación tras la 1ª jornada: líderes Barcelona y Madrid por goal average, Las Palmas está en la zona Champions, Dépor y Sporting ocupan los puestos de Europa League y valenxia, Real Sociedad y Betis cierran la tabla.

Tal y como refleja la clasificación adjunta, ya están al frente los mismos de siempre, aunque bueno es precisar que lo están por aquello del goal average, pues por puntaje hay hasta siete equipos empatados a tres puntos. El primer líder es el Fútbol Club Barcelona después de endosarle un set (6-2) al Betis en el Camp Nou, otra vez con Mtessi de abanderado y Luis Suárez como matador en el ataque. El segundo clasificado, reeditando el orden en el que acabó la pasada edición del campeonato, es el Real Madrid tras vencer y convencer (0-3) en Anoeta con una actuación estelar de Bale, que marcó dos goles y llevó todo el peso ofensivo ante la ausencia de los otros dos componentes de la BBC.

El marcador más escandaloso de la primera jornada se dio en Sevilla (6-4). Habrá que estar atentos esta temporada a lo que pase en Nervión porque estamos seguros de que van a pasar cosas con el equipo de Sampaoli, un torbellino ofensivo pero una verbena en defensa. No tan escandaloso, pero igualmente llamativo, fue el marcador del partido que cerró la jornada. En Mestalla, la Unión Deportiva Las Palmas remontó el gol inicial de Santi Mina y acabó goleando al Valencia (2-4) para ascender así al cuarto puesto que da derecho a disputar la previa de la Champions League.

Los puestos europeos, los que dan la opción de disputar la Europa League, los ocupan el Deportivo de La Coruña, tras remontar el tanto inicial de Ramis e imponerse al Eibar (2-1) el pasado viernes en Riazor, y el Sporting de Gijón, que derrotó al Athletic (2-1) con goles de Cop y Víctor Rodríguez, Isma López falló un penalti y Borja Viguera recortó distancias al final para darle emoción a los últimos minutos.

Y aunque sea simbólico a estas alturas prematuras, es importante consignar cuáles son los tres equipos que ocupan la indeseada zona del descenso. Condenado por una defensa de circunstancias, con Mustafi más fuera que dentro y el tándem Vezo-Abdennour haciendo méritos para ser “la mujer barbuda” de los centrales de esta liga, el Valencia es antepenúltimo por el póker de goles que le endosó Las Palmas en su campo. No menos disparatado es el penúltimo puesto que ocupa la Real Sociedad tras el 0-3 encajado ante el Madrid en Anoeta. Y el primer colista de la Liga 2016-17 es el Real Betis Balompié por el set que encajó el sábado en el Camp Nou. A estos tres equipos les sobra tiempo para salir del atolladero y engancharse a los vagones de cabeza, pero mal harían si no tapasen la sangría defensiva que han demostrado en la primera jornada.

Triste epílogo a unos muy buenos JJOO. USA se pasea de la mano de una Serbia conformista

USA

USA y Serbia disputaron una de las finales más descafeinadas de la historia de las olimpiadas.

El precedente de la primera fase entre ambos equipos, con Bogdan Bogdanovic lanzando un triple camino de la prórroga, y las dos finales olímpicas perdidas por España, crearon una expectación que no fue correspondida.

Los serbios salieron al encuentro guiados por un Teodosic (enésimo base que saca vergüenzas a Irving, preocupante, tal vez una temporada demasiado larga), que mientras se mantuvo acertado dejó a los suyos en franquicia para disputar el encuentro.

En el segundo cuarto, la salida de Cousins comenzó a abrir una brecha en el rebote, que al traducirse en brecha en el marcador, terminó con todo atisbo de competitividad. Los Serbios no estaban por la labor de estrujarse mucho la cabeza, y dejaron de jugar tan pronto como se vieron 10 abajo.

Demérito de la actitud dudosa serbia, pero también mérito de la actitud ganadora de los americanos. El espejo devuelve la imagen del 4 de 24 en triples de Serbia, muchos de ellos lanzamientos sencillos, o relativamente sencillos; y el +21 en el rebote para USA. Durant ponía la puntilla, y con 21 puntos al descanso, y el doble doble que a esas alturas ya llevaba Cousins, lideraban a su equipo.

La segunda parte rozó lo avergonzante, y ni siquiera los tímidos intentos de USA por animar el encuentro justificaron la entrada. Oro deslucido, plata sin brillo.

Podio

La poca historia de esta final no desluce el brillante partido por el bronce de las selecciones que (USA al margen) más hicieron por la medalla. Estos juegos olímpicos han dejado marcas para la historia. Durant y sus hitos anotadores. El tercer oro de Carmelo, único jugador en conseguirlo en la historia. La actuación de Pau Gasol, que aún no dice adiós. El adiós, esta vez sí, de los Parker, Ginobili, Scola… La mejor Australia de la historia, siempre competitivos, los aussies se quedaron a las puertas de una plata que se habían merecido a pulso. La decepción de una Brasil que entró con mal pie en los juegos y salió de peor manera. Los juegos de DellaVedova, Mills, Durant, Anthoyn y Gasol un justo quinteto ideal con el de Sant Boi por encima de todos. La Lituania bipolar, como ya demostró ante Asutralia, o ante España. La Croacia a las puertas otra vez de casi todo. 

Stats

El destino estaba grabado en bronce

La selección española, liderada por Pau Gasol, consiguió ayer su tercera medalla olímpica seguida, después de ganar a Australia en un partido épico.

Juegos Olímpicos Río 2016

Logo Juegos

Tercer y Cuarto Puesto

Australia – España (88 – 89)

Foto: FIBA

Foto: FIBA

Quizás nuestro hoy exitoso baloncesto empezó a cambiar aquel verano de 1999. Por un lado, la selección absoluta, dirigida por Lolo Sainz, se alzaba con la medalla de plata en el Eurobasket de Francia tras estar sumida en un agujero durante casi la totalidad de la década. Por otro, la selección española junior se proclama en Portugal campeona del mundo ante los mismísimos Estados Unidos. A esa generación de excepcionales jugadores, entre los que destacaban: Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes, Raül López, Germán Gabriel y Carlos Cabezas; se les iba a conocer con el nombre de los Junior de Oro.

Diecisiete años después, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el salto inicial, en el partido por el bronce, se lo llevó Australia que salió convencida de arreglar la imagen dada en semifinales ante Serbia. Pau Gasol, la mayor leyenda de la historia del baloncesto español se sentía pletórico de ánimos y fuerzas e hizo que sus compañeros se sintieran más asentados en los primeros minutos. En el ecuador del primer acto los nuestros dominaban la contienda (5-11). Los de Andrej Lemanis no se sentían muy cómodos en la canha del Carioca Arena, pero habían aprendido de algunos de sus errores ante Serbia y se mantenían cerca de España llegados al abroche de los primeros 10 minutos (17-23). Los hombres de Scariolo dominaban en prácticamente todas las facetas estadísticas pero no eran lo suficientemente duros para herir de gravedad al combinado aussie. Pese a todo, a falta de 5 minutos para el intermedio, el equipo español se sentía cómodo (28-35). El partido por instantes amenazaba con romperse en cualquier momento pero al descanso Australia se mantenía con vida (38-40).

España había perdonado la vida a los australianos y a gente como Andersen, Bogut, Mills o Dellavedova no se les pueden dar otras oportunidades. En dos minutos ya se habían puesto por delante (43-42) y habiendo alcanzado en lo alto de la montaña a la selección española, ya no se querían despegar de ella hasta el sprint final. En la exacta mitad del tercer cuarto la igualdad era total (52-52). La calidad del baloncesto, sobretodo el realizado por encima del aro, se iba multiplicando a niveles de clímax para los espectadores y a falta de sólo un periodo para que terminara la batalla, parecía que todavía nos quedaba lo mejor (64-67). Pese a la superioridad de los nuestros, Australia se resistía a claudicar, gracias a los excepcionales minutos del inagotable Patty Mills. El tiempo pasaba y a falta de sólo 5 minutos para el final de los juegos (para los dos contendientes) la medalla de bronce estaba flotando en el caliente aire del pabellón brasileño (77-78). El columpio en el puntaje hacía que cada equipo saliese ganando tras cada canasta anotada, el intercambio de canastas era cada vez más espectacular y a falta de sólo 60 segundos para que sonara la bocina final España ganaba por un punto y tenía el balón, pero Sergio Rodríguez falló su tiro (84-85). Quedaban 40 segundos y Australia manejaba la posesión. Tras un fallo en el tiro de Mills, el ex del Barça, David Andersen, capturó el rebote y fue objeto de falta. Desde la línea de tiros libres no perdonó. Australia ganaba por uno, quedaban 35 segundos, pero nuestra España tenía el balón. Tras el tiempo muerto pedido por Scariolo, el balón terminó llegando a Gasol al que inmediatamente hicieron falta. Dos tiros para Pau. Los dos dentro, España por delante (86-87). Los australianos al ataque y 30 segundos para el final. Tras una buena circulación de balón, éste le llega a Baynes que con un gancho al más puro estilo old school, anota ante la perpejlidad general (88-87). Quedan 9 segundos y hay tiempo muerto. Rudy saca y se la da a Sergio Rodríguez, que bota, penetra a toda velocidad y es víctima de la falta de Mills. “El Chacho” tiene en su mano la victoria, y no falla, los dos para dentro y España roza la medalla, pero quedan 5 segundos y Australia saca desde medio campo. Ingles se la da a Andersen, que posteriormente no mide bien su pase, el cual es interceptado por Víctor Claver. España es ¡Medalla de Bronce!

 

El Mejor: No sólo hoy, sino de todo el torneo. Pau Gasol, nacido en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), el 6 de Julio de 1980, ha agrandado su ya de por sí agigantada leyenda convirtiéndose en el jugador más valorado de los Juegos Olímpicos de Río. Gasol lo ha jugado todo en Brasil, los ocho partidos, con una media de 28 minutos jugados en cada uno de esos encuentros, en los que ha promediado la friolera de 19.5 puntos, 9 rebotes y 2.2 asistencias.

 

La posición final de cada uno de los 12 equipos que han disputado los Juegos Olímpicos de Río, es la siguiente:

Posici F 1

Posic F 2

 

 

Fernando Serrano (@FerSerrano83 )

Cronómetro Deportivo.

El conjunto de gimnasia rítmica se cuelga la plata

Veinte años después del oro olímpico del conjunto español en Atlanta 96, las chicas de gimnasia rítmica vuelven a conseguir medalla. El conjunto, formado por Alejandra Quereda, Lourdes Mohedano, Artemi Gavezou, Sandra Aguilar y Elena López, y acompañado durante estos años por Loreto Achaerandio, Lidia Redondo y Claudia Heredia, ha subido a recoger la plata tras dos ejercicios brillantes. Con un total de 35.766 puntos, el conjunto capitaneado por Alejandra ha cumplido el objetivo; la clave han sido unas cintas a ritmo de samba y un mixto con aires flamencos en el que ha colaborado Rafael Amargo.

España en el inicio del mixto

No era ninguna sorpresa que iban a por la medalla, y el fallo de las rusas en el ejercicio de cintas ha dejado la puerta abierta. Tras reponerse con aros y mazas, las soviéticas se han impuesto con un mixto rozando la excelencia y han sido oro. La lucha por el bronce ha estado ajustada y finalmente ha sido Bulgaria la que ha obtenido el metal. Italia, que se levó el bronce en Londres, ha tenido que conformarse con el cuarto puesto al que relegó a España en los pasados juegos.

Rusa en el ejercicio de cintas

En la competición individual, Carolina Rodríguez ha finalizado séptima y ha sido diploma olímpico. La leonesa cuelga las punteras a sus 30 años y con tres olimpiadas a sus espaldas. Más que satisfecha por el resultado obtenido, afirmaba que estar en la final de las diez mejores era un regalo, y ese diploma una medalla.

Carolina en Rio 2016

Neymar se alza y tiñe Brasil de Oro

Triunfo histórico de Brasil en Maracaná frente a Alemania para colgarse al cuello el Oro olímpico, el único título que le faltaba al fútbol brasileño. Neymar que abrió el camino con un gran gol de falta lo cerró marcando el penalti decisivo de la tanda de penaltis. Críticado por algunos sectores de la prensa brasileña rozando niveles de vejación pasó de villano a héroe logrando un hito histórico para su país, enterrando fantasmas y complejos, y dejando claro que tienen que confiar en él y en su fútbol.

Gran arranque de partido por parte de Alemania, para nada amedrentados por el espectacular ambiente de Maracaná con dos ocasiones de gol, una de ellas un disparo al larguero de Brandt, primer aviso serio del conjunto germano, que pese a sus llegadas no terminaba de hacerse dueño del partido. Brasil se acercaba a la portería defendida por Horn mediante jugadas a balón paradas, faltas laterales o peligrosamente cada vez más cerca del área alemana. Fue así, poco antes de cumplirse la media hora de partido, cuando Neymar transformó un libre directo desde la frontal del área. El astro blaugrana puso el balón en el larguero, en la zona de la escuadra izquierda, inalcanzable para Horn que no pudo evitar que el balón entrara convirtiéndose en uno de los mejores goles de la competición. Sven Bender con un gran testarazo se volvió a encontrar con la madera. No estaban teniendo fortuna de cara a puerta los alemanes que pese a llegar bien se fueron un gol abajo al descanso.

Al comienzo de la segunda mitad Alemania siguió en su línea habitual y al cumplirse la hora de partido, recuperación de Lars Bender en tres cuartos de campo, apertura a la derecha para Toljan que centró para que Meyer desde el punto de penalti rematara de primeras ajustado al palo izquierdo donde no pudo llegar Weverton. Precisamente Lars Bender, gran artífice de la igualada se tendría que retirar entre lágrimas por lesión. Mientras que Alemania a los 75 minutos ya había agotado los tres cambios, Rogerio en Brasil sólo había dado paso a Felipe Anderson por Gabriel Barbosa. Sólo un cambio pero la sensación es que Brasil llegó mejor al tramo final en el que le faltó finalizar ante una muy seria zaga alemana. Luan dispuso de la mejor ocasión brasileña pero Horn reaccionó con grandes reflejos con el partido prácticamente abocado a la prórroga.

Tras treinta valientes minutos de Brasil en los que se repitió la tónica del tramo final de la segunda mitad, arriesgando y buscando a Alemania por medio de Neymar, Felipe Anderson o Luan que se volvieron a encontrar de bruces con Horn y su férrea defensa. Sin más goles llegó la hora de los penaltis. Alemania empezaba tirando, la presión para los jugadores brasileños se veía en sus rostros. La tensión se mascaba en Maracaná. Los primeros cuatro penaltis de cada equipo se convirtieron en gol. No fallaron Ginter, Gnabry, Brandt ni Sule por Alemania, como tampoco fallaron Renato Augusto, Marquinhos, Rafinha ni Luan por Brasil. Weverton trató de añadir presión a los lanzadores alemanes cuando estaban ya preparados, dándose un paseo por la portería o buscando la toalla, no surtió mucho efecto hasta el quinto penalti, en el que Peterson lanzó sin ajustar al palo ni con la fuerza suficiente, fácil para Weverton. Era el turno de Neymar, su momento, si marcaba lograría el primer olímpico para la historia del fútbol brasileño. Disparó con decisión a la escuadra derecha, inalcanzable para Horn.

Explotó Maracaná y toda Brasil de felicidad. Neymar apenas corrió unos metros antes de derrumbarse a llorar. Nunca antes unos campeones habían llorado de una forma tan desconsolada. La presión que el equipo de Brasil cargó sobre sus hombros debió ser abismal, inhumana, durante las últimas semanas. Haciendo frente no solo a fantasmas como los del Maracanazo o el 1-7, también a las feroces críticas desde el comienzo del torneo por parte de prensa y muchos aficionados decepcionados que recuerdan tiempos mejores para el fútbol brasilero. Pese a todo ello, Neymar y los suyos se levantaron tras los dos primeros malos partidos de la fase de grupos y encarrilaron una buena fase eliminatoria culminándola con victoria ante una Alemania que venía más liberada y practicando mejor fútbol. Histórico primer oro olímpico para la Brasil futbolera que ayudará a cicatrizar o al menos aliviar heridas del pasado.

Saúl Craviotto hace historia consiguiendo su cuarta medalla

CqTctlgXgAA7we-

Saúl Craviotto consigue doblete olímpico y su cuarta medalla. Esta vez de bronce al acabar tercero en la prueba de K1 200 individual.

Una medalla muy disputada con el alemán Rahue, que también se subirá al cajón a recoger el bronce. Ambos llegaron con el mismo tiempo. Tras una mala salida de Craviotto, tuvo que remontar en la segunda parte de la carrera, una emocionante remontada que hizo falta foto finish. Da la cuarta medalla en estos Juegos Olímpicos al piragüismo español.

 

Serbia intentará conseguir El Milagro ante USA

España luchará por el bronce ante Australia.

Juegos Olímpicos Río 2016

Logo Juegos

Semifinales

Australia – Serbia (61 – 87) 

Foto: FIBA

Foto: FIBA

Era la hora de los valientes. Ambos equipos sabían que los americanos ya esperaban en la final. Jugar una final olímpica contra ellos es un premio sideral. El salto inicial se lo llevó Australia que sin embargo falló su primer ataque, al igual que Serbia, que sin embargo no perdonó en la segunda oportunidad. La estrella del CSKA, Milos Teodosic, tenía las cosas más claras que nadie y en apenas dos minutos lideraba un parcial inicial de 0-8 que obligaba a Andrej Lemanis a pedir el primer tiempo muerto. Tuvo que se Mills el que estrenara el marcador aussie, pero los serbios estaban muy fuertes en defensa y Australia se sentía enormemente desubicada. En el ecuador del primer cuarto Serbia se sentía segura (3-12). Los de Djordjevic manejaban a la perfección los tiempos del partido pero Australia poco a poco iba encajando sus piezas. Pese a todo, los balcánicos dominaban con claridad llegados al abroche de los primeros 10 minutos (5-16). La película estaba saliendo a pedir de boca para el conjunto serbio, pero lo lógico era que hubiera cierto punto de inflexión producido por una Australia que había mostrado un brillante juego a lo largo de todo el campeonato. Pero Teodosic no estaba dispuesto a consentir ningún tipo de conato de remontada y a falta de 5 minutos para el intermedio su selección conducía el timón de un braco destinado a llegar a la final (12-24). Los dos conjuntos se intercambiaron fallos durante varios instantes pero era Serbia la que sacaba siempre cosas positivas y con una titánica defensa zarandeaba por las pecheras a todos y cada uno de los integrantes de la selección australiana. Llegados al descanso el marcador era humillante (14-35).

Australia se tenía que encontrar, el paso por vestuarios tuvo que ser difícil pero aún estaban a tiempo, todavía les quedaba una oportunidad. Y su salida fue rápida, veloz, intentando aumentar sus propias revoluciones, y las del partido, pero Serbia se las iba apañando para salir de los apuros y mantenerles a raya. En la exacta mitad del tercer periodo la victoria de los de Sasha parecía ya inapelable (25-46). El combinado de Lemanis estaba, por fin, compitiendo, pero no era capaz de remontar la enorme desventaja. Quedaba sólo un cuarto y si ya la final era imposible, al menos querían caer con orgullo, por su país, por Australia (38-66). Sin embargo, la oquedad llegó rápido a los 30, y con los olés del respetable acompañando, Serbia no dejó de pisar el acelerador hasta prácticamente la bocina final. A los de Djordjevic ya sólo les queda soñar con un milagro al más puro estilo de la selección americana de hockey hielo dirigida por Herb Brooks en 1980.

El Mejor: Milos Teodosic, nacido el 19 de marzo de 1987 en la ciudad serbia de Valjevo, se hizo el amo señor del partido con 22 puntos, 5 asistencias y 2 rebotes llevando a sus compañeros a uno de los partidos de sus vidas.

Tras este partido, tanto la final, como el partido por el bronce ya están definidos:

bra

 

Fernando Serrano (@FerSerrano83 )

Cronómetro Deportivo.

El oro imposible

Carolina celebra un punto. (Foto: COE)

Carolina celebra un punto. (Foto: COE)

Carolina María Marín Martín se ha convertido esta tarde en la primera jugadora europea de la historia en ganar un oro olímpico en bádminton. O si prefieren, en la primera jugadora no asiática en ganarlo. La magnitud de la hazaña ni siquiera se puede resumir así, es complicadísimo apreciar en su totalidad este oro. Se enfrentaba a la que desde hace dos años muchos dicen que es su sustituta. Jugadora india muy joven, que ya le ha puesto en tantos apuros como hoy en otras ocasiones, que incluso le ha ganado no hace mucho, y que es extremadamente buena en todos los golpes que requiere este deporte. Pusarla Venkata Sindhu, una jugadora alta y de brazos largos que le permiten llegar fácilmente además a un mayor número de ataques que a la gran mayoría de jugadoras del torneo. De hecho, llegando a un volante imposible, ganó la asiática el primer juego.

Carolina ha tenido que remontar por primera vez en estos Juegos tras ceder el primero. Comenzó fuerte la onubense, haciendo creer que esto iba a ser un juego de niños, pero las rivales también juegan, y nada mal. También tiene mucho genio en la pista Sindhu y supo sacarlo contra la campeona del mundo. La jugadora india le dio la vuelta al final del primer set basando su juego en una defensa sin fisuras. Llegando a todo con una fuerza que no había salido en la primera parte de esa primera manga. El último punto lo resume todo, cuando defiende un volante cruzado de Carolina con el revés abajo, enviándolo al fondo de la pista. La andaluza fue incapaz de devolverlo porque estaba ya celebrando el punto, y cayó.

Escenario nuevo donde no había que corregir nada. Fernando Rivas, otro gran culpable de este oro, sabe con quien trata. Sabe que a Carolina hoy había que hablarle con el corazón. Es mejor que su rival y él lo sabe, y sabe que ella lo sabe. Cuando tienes ganado un juego y tu rival te remonta de esa manera, no hay errores en la pista, hay errores en la cabeza. La presión de un oro olímpico. En dos minutos Rivas le recordó a la mejor alumna que tendrá nunca como había llegado hasta allí, para que había llegado, y que era el momento y el lugar de colarse en la historia. El segundo juego fue un visto y no visto. Salió con todo y un huracán se llevó por delante a Sindhu. Ahí empezó otro juego, tardar en sacar, el cambio de volantes, pedir la mopa, protestas. Una final olímpica tiene estas cosas, y tiene a la mejor del mundo, y al futuro más inmediato de este deporte. Igualdad máxima dentro de la pista, dos gritos de rabia, y el objetivo más cerca siempre de la española que de la india. Llegó un punto al final donde empatadas, de nuevo Sindhu venía con inercia ganadora, situación muy parecida a la del principio, pero aquí salió la mejor jugadora del mundo y cerró el partido. 19-21, 21-12, 21-15.

Se cerró el círculo, ya lo tiene todo y no podemos pedirle absolutamente nada más, al margen de seguir disfrutando de algo que probablemente nunca más volvamos a ver en este país. Carolina Marín ya es campeona olímpica.

La misma vieja orilla del Río. España claudica ante USA en otro partido igualado.

USA 82-76 España

No hay manera, esta generación de ensueño para el baloncesto español se retirará sin haberle echado mano a ningún Dream Team.

Lo había intentado España en ediciones pasadas a través del juego rápido y vertiginoso que en aquel momento convenía a los americanos, y lo ha intentado ahora tirando al barro a dos jugadorazos como Durant e Irving, que a partir de hoy lo serán un poco menos. No hubo un sólo momento del encuentro en el que España se viese con posibilidades fuertes de ganar, pero tampoco se fueron del partido, ni siquiera cuando los americanos se fueron 15 arriba.

Todo el encuentro se terminó decidiendo en la cantidad de posesiones que ambos equipos pudieron jugar. Los americanos gozaron de 21 oportunidades de tiro gracias a rebotes de ataque, y alguna más gracias a las técnicas; España respondió al golpe cargando muy bien su propio rebote de ataque, pero terminó el encuentro con 7 tiros menos. No hubo atraco arbitral, ni ayuda involuntaria para España. El listón nos costó dos técnicas de las que nos repusimos en la primera parte, cuando USA mandaba 23 a 33 en el segundo cuarto.

 

Pero a España le faltó un poquito, y no vale hablar de Marc Gasol: porque entonces, señores, hay que meter en la conversación a LeBron James, a Stephen Curry, a James Harden, a Anthony Davis… los americanos casi pueden hacer un equipo mejor con lo que NO han traído.

Pau está sano, o por lo menos 23 puntos y 8 rebotes después, lo parece. Su entrega es total y absoluta, y su actitud, unida a la de un Rudy Fernández a quien estos partidos le vuelven loco; casi por sí solas nos permitieron estar ahí, al acecho… pero sin llegar. Los otros tres titulares no estaban en su día. Ricky se cargó de faltas pronto y apenas jugó 13 minutos en los que fallo los 6 tiros que intentó. Llull jugó unos tal vez demasiado largos 31 minutos y anotó 2 pero de tan sólo 5 tiros; completamente desactivado y algo errático atrás, donde Mirotic fue la tercera decepción de esos titulares. Desaparecido hasta los 2 minutos finales, no supo imponerse a cuatros más pequeños; se me antoja que se ha encasillado en la NBA. Rudy, Sergio y Mirotic hicieron 3 de 15 en triples…y si…

En USA el hombre del partido fue DeAndre Jordan, utilizado magistralmente por coach K, hasta ocupar la mayor parte del hueco destinado a nuestras ideas en ataque. Cerró la zona a la perfección, y se llevó 9 puntos 16 rebotes y 3 tapones a la final. Irving hizo 13 y Durant 14, pero las defensas les ganaron la partida, así que el mérito de la ofensiva USA recae sobre un infravaloradísimo Klay Thompson, un crack en defensa y un brutal jugador en ataque.

Los dos mejores equipos en ataque del campeonato se jugaron la final con las dos mejores defensas que se han visto en Brasil. El resultado, otra vez, el de siempre…

KLay cabrón

(Quedó un detalle con el encuentro decidido que merece la pena resaltar: Rubio y Cousins se saludaron, el Ala-Pívot de los Kings se demoró especialmente en ese saludo, quien sabe si saludando a su ya nuevo compañero, o animándole a marcharse con él a California. A eso apuntan ciertos rumores.)

A %d blogueros les gusta esto: