Últimas noticias
Inicio » Opinión » Debates

Debates

El debate: ¿Tiene que renovar el Barcelona a Messi?

En nuestro debate de los jueves, Aday Olivero (@ultraperiferico) y Alejandro Rozada (@alexrozada) discrepan sobre si el Fútbol Club Barcelona debe de renovar a su estrella, Leo Messi.

Fuente: Leo Messi

Sí. Por Aday Olivero.

Porque la pregunta, por sí misma, carece de sentido. Si hablamos en términos puramente objetivos, Messi es uno de los dos mejores jugadores del Mundo. Su valor comercial en términos económicos es una ganga -y Florentino se pondría las botas-. Y su rendimiento en el terreno de juego es superlativo. No solamente hace cinco regates en una jugada, como contra el Espanyol, sino que es el pichichi actual de la Liga. Y eso que ha dado un paso atrás para colaborar en la elaboración del juego. Viene de marcar goles decisivos contra Athletic (x2) y Villarreal. Y luego están los intangibles. La ascendencia de Messi. Lo que supone para el rival que ande por ahí, como quien no quiere la cosa. Es, simplemente, Messi. Su carrera al máximo nivel debe acabar donde empezó, en el Barcelona.

No. Por Alejandro Rozada.

Podría estar haciéndome preguntas y tratando de dar respuestas hasta que se sepa si renueva o no. Dejémoslo en que lo mejor para ambas partes es que separen sus caminos. Por las buenas, como personas civilizadas y abrazados al famoso seny blaugrana. El Barcelona debería de ir acostumbrándose a vivir sin Messi, por mucha dependencia que ahora tenga del argentino (que la tiene, eso es indudable) y mucho que quieran al argentino. Y Leo, a su vez, tiene que asumir que hay vida más allá de Barcelona, recordar que uno no es de donde nace sino de donde pace (lo lleva comprobando desde que se mudó de su Rosario natal a la Ciudad Condal) y tiene al alcance de un vuelo barato una experiencia nueva y muy enriquecedora en Manchester junto a un paisano y amigo como el Kun Agüero y, sobre todo, junto a su padrino futbolístico, un tal Pep Guardiola, al que el propio Messi distingue como el mejor entrenador de su vida. ¿Lo que Can Barça unió, Can Barça (o a mejor decir, Sandro Rosell) separará? ¿Lo volverá a unir el Manchester City? ¿Veremos a Messi triunfar de blue? Sería, cuanto menos, la imagen más importante en la historia del fútbol contemporáneo.

Mientras tanto, club y jugador presumen de estar muy tranquilos con este tema, pero aquí los únicos que no lo están son precisamente los que lo tendrían que estar, los culés, que ven a su ídolo a apenas un año de terminar su contrato como azulgrana. Cuanto más se demore su renovación, más cundirán la intranquilidad, el nerviosismo y los rumores malintencionados. Ellos verán.

¿Debe continuar Del Bosque en la selección española?

EL DEBATE DE CRONÓMETRO DEPORTIVO

Recuperamos aquí una vieja iniciativa que mantuvimos en stand-by durante estos últimos tiempos. Vuelven los debates de CRONÓMETRO DEPORTIVO y para abrir boca nos preguntamos si Vicente del Bosque debe seguir siendo el seleccionador español. Lo debaten nuestros compañeros Aitor Plaza (@AitorPlaza1), que defiende que no es momento de tomar medidas drásticas, y Alejandro Rozada (@alexrozada), que sí cree que ha llegado el momento de un relevo en el banquillo de la selección española de fútbol. Tú también puedes opinar y dejar tus comentarios al final del artículo.

image

El futuro de Del Bosque, en entredicho. / Foto vía larepublica.pe

@AitorPlaza1
¿Ahora es el momento? Puede ser. Pero así como Del Bosque está caducado, también lo están quienes toman las decisiones. No entiendo la prolongación del seleccionador después de un fracaso tremebundo en el Mundial. Y no solo por la eliminación en sí, sino por la forma. Ya demostró con la convocatoria estar tirando de las rentas, y ahora en época de renovación está más perdido que un pulpo en un garaje. Toda esta hornada de jugadores que han traído la gloria a España: Xavi, Xabi, Villa, Torres, Casillas… deberían haberse echado a un lado y dejar paso a los siguientes, unos ya lo han hecho, y elegantemente, otros no.

El primero en hacerse a un lado debió ser el capitán Casillas y el segundo Del Bosque. Las nuevas corrientes simeonísticas del fútbol, en donde la intensidad vuelve a ser la triunfante, Don Vicente fracasa. No sabe transmitir esa fuerza y entrega necesarias en esta fase del fútbol y en esta regeneración de la selección. Candidatos siempre habrá, bien es cierto que el banquillo de la selección siempre ha parecido destinado a un técnico en retirada.

La clave estuvo en Lopetegui, el debió haber cogido la selección. ¿Ahora? Quique Sánchez Flores me parece un buen técnico para la selección, incluso el clásico: “Suena Míchel”. Pues ojo, porque el ex del Olympiakos ha demostrado saber lo que hace. Pero sería incoherente por parte de la Federación ahora cambiar. Si se apuesta por un entrenador y se falla el fracaso hay que comérselo, pero el contrato se respeta. Si no que dimitan quienes plantearon su continuidad. ¿Qué me gustaría otro seleccionador? Sí. Pero ahora que se ha apostado por uno que siga. Bastante inestabilidad hay en el propio equipo como para que también la haya en la institución.

@alexrozada
Ahora es el momento, Aitor. No dejes para mañana las destituciones que puedas hacer ahora. Hay que evitar seguir dando la nota, haciendo el ridículo, arrastrándose por los campos y seguir caminando hacia la irrelevancia. Hace ya tiempo que la estrella de campeones perdió su brillo, pero lo peor es que por el camino también se han perdido la dignidad y vergüenza torera. ¡Uy si fuera Clemente el seleccionador! Seguro que la casta de palmeros que defienden al Marqués por encima de sus posibilidades para seguir viviendo de rentas, fusilarían al amanecer y al anochecer a tu paisano de Barakaldo. Los vascos no tenéis patente de corso y los charros sí. Así funciona “Ejpaña”.

Al señor Del Bosque hace ya tiempo que se le pasó el arroz. Te admito no destituirlo justo después del Mundial con la excusa de probarle como líder del cambio generacional. Casi un año después se comprueba que ha sido incapaz. Demasiadas pruebas, demasiados ridículos, muchos palos de ciego. Al Marqués le viene muy grande la selección española. Ya no puede vivir de la herencia intachable del gran Luis Aragonés y se le ven demasiado las miserias.

La selección no juega a nada, empezando por el portero titular, que está acabado y juega por decreto aupado por sus palmeros de cabecera, y dejando al bueno de De Gea comerse las sobras y los marrones; no convoca a ningún futbolista del Valencia, siendo el tercero de la Liga; se han perdido tres amistosos consecutivos por primera vez desde 2001, con José Antonio Camacho como técnico…. Y así podría seguir hasta el día del juicio. En fin, toca peinar el mercado de entrenadores y buscarle sustituto antes de que sea demasiado tarde. Yo tantearía a Guardiola (el Bayern le busca sustituto) y a Rafa Benítez (el Nápoles se le queda pequeño). Pero habría que ver si dos grandes como Pep y Rafa se tomarían en serio a un personaje tan siniestro como Ángel María Villar, que dice “fúrbol” en vez de fútbol.

¿Son un fracaso las S.A.D?

La triste desaparición de un histórico de nuestro fútbol como la Unión Deportiva Salamanca demuestra que un viejo debate mantiene toda su vigencia: ¿Son un fracaso las Sociedades Anónimas Deportivas?. Nos lo preguntamos en CRONÓMETRO DEPORTIVO. Nuestro director, Carlos Rodríguez, y nuestro compañero Felipe de la Torre opinan sobre este asunto en nuestro debate semanal.

pre-crisis-dinero-futbol_jpg_8747785261

SÍ. Por Felipe de la Torre (@tiulavara): Aunque sea un debate muy peliagudo que seguramente mereciese de muchas más líneas o tiempo para charlarlo, voy a tratar de ser breve y directo en por qué creo que han resultado un auténtico fiasco las Sociedades Anónimas Deportivas.

– La ley de las Sociedades Anónimas Deportivas llegó en teoría para frenar las agobiantes deudas que sufrían muchos clubes de nuestro fútbol siendo sociedades deportivas, y después de dos décadas con esta ley, no solo no se ha frenado esa tendencia a la deuda por parte de los clubes, sino que ha aumentado la deuda general de nuestro fútbol. Incluso se ha llegado al extremo de haber sido Europa la que haya dado la voz de alarma a los poderosos de nuestro fútbol para que le pongan freno a esta auténtica sinrazón, donde las S.A.D. de nuestro país repartidas en 1ª, 2ª y 2ªB deben un total de 12,9 millones de euros a la Seguridad Social y algo más de 670 millones de euros a Hacienda. Datos contundentes. Pocos clubes están libres de pecado, y tengamos en cuenta que no he entrado en dar datos de deudas con jugadores y otros acreedores, lo cual pondría aún peor las cosas.

– Estos datos empiezan a tener sus primeras victimas, como podrían ser: Málaga, que ha sido sancionado sin poder disputar competición europea el año que viene por la UEFA, o la reciente entrada en liquidación de un club histórico como la Unión Deportiva Salamanca. Pero lo peor es que la lista puede aumentar en breve espacio de tiempo ya que, por poner algunos ejemplos, el Atlético de Madrid, a pesar de que de momento evita la misma sanción por idénticas circunstancias que el Málaga, lo hace “por los pelos” ya que parece ir respondiendo a los pagos que adeuda a Hacienda, aunque está siendo seguido de cerca por los organismos competentes. Otros clubes históricos que están en aprietos, aunque no han llegado al extremo del Salamanca de entrar en liquidación, pudieran ser, por ejemplo, Zaragoza, Deportivo de La Coruña o Racing de Santander, todos por pésimas gestiones en un sistema de Sociedades Anónimas Deportivas que no solo no ha conseguido frenar el descalabro económico de nuestros clubes, sino que lo ha facilitado aún más.

– Creo que esta ley facilita la entrada a nuestros clubes de especuladores financieros, que lejos de llegar al club por su amor a los colores, o por su pretensión licita y lógica de hacer negocio con una buena gestión, encuentran mayores beneficios en otro tipo de argucias apoyadas por la mala praxis en la gestión de los mismos. Otro gran inconveniente es que esta ley deja en fuera de juego a los aficionados que quieren tener voz y voto en la gestión de sus clubes, para así fiscalizar y mejorar la misma.

Si hay algún tipo de futuro en un fútbol regido por S.A.D, creo que es evidente que pasa por una democratización de éstas, donde haya un mayor control por parte de los pequeños accionistas sobre los mayoritarios, y que se hagan cumplir las mismas normas para todos, desde la responsabilidad y honestidad, no sólo de los propios clubes, sino de quienes gobiernan a estos, LFP y FEF principalmente. Sólo de esa manera creo que se podría seguir manteniendo este sistema, que hasta ahora es evidente que está fracasando.

NO. Por Carlos Rodríguez (@carlosrsp87): Las S.A.D no son un fracaso, tienen muchas ventajas pese a estar últimamente en el punto de mira. La gran ventaja es que te dan mas poder a la hora de gestionar, pero claro, bien, no como ha ocurrido en clubes como la desaparecida Unión Deportiva Salamanca, u otros equipos que militan en 2ª División o 2ª División B. Por ejemplo, puedes llegar a cotizar en bolsa, a la vez que se establece un control administrativo y contable sobre las entidades de tal manera que puedan llegar a mandar los abonados mediante la adquisición y compra de un paquete accionarial.

En el fútbol tenemos unos 50 clubes que se han reconvertido en sociedades anónimas deportivas, a los que hay que sumar los equipos de baloncesto que también se han acogido a esta fórmula. Hay muchos ejemplos de buenas gestiones en equipos siendo SAD. Un ejemplo es el Elche, que ha vuelto a Primera División esta misma temporada tras una campaña brillante en Segunda; el Almería, que está peleando por ascender y lo tiene muy cerquita después de ganar el partido de ida al Girona en Montolivi. En Primera también encontramos varios casos pese a los problemas económicos que les han condicionado en los últimos años. Levante, Rayo Vallecano y Betis han demostrado ser modelos de buenas gestiones siendo S.A.D. Eso sí, para ello hay que tener buenos gestores. Es imprescindible que los directivos posean la inteligencia y el conocimiento para ponerse al frente de la nave, dispuestos a gestionar con honradez el futuro de las entidades. También encontramos buenas gestiones en 2ªB, casos de algunos equipos que son S.A.D y han sido gestionados por sus propios aficionados. Una fórmula muy interesante.

¿Ganará Nadal este Roland Garros?

EL DEBATE DE CRONÓMETRO DEPORTIVO

Nadal

. Alberto Arauz (@arauz84): Lo siento mucho Carlitos, pero muy a tu pesar Nadal levantará el domingo su octava copa en París. Cierto es que los comienzos no pudieron ser más grises. El juego mediocre y enmarañado de Rafa ante Brands, Klizan y Fognini, nos hizo dudar hasta a los más Nadalistas del sueño de volver a reinar un año más en París. Pero como sólo hacen los grandes, su nivel ha ido in crescendo según se aproxima la hora de la verdad, y sus famosas derechas cuyo bote rezuma veneno e hipnotiza al más taimado, empiezan ya a aniquilar la salud de los rivales.

Jamás dudé de tu sapiencia tenística. Es más, siempre has sido un referente para este humilde juntador de palabras. Sin embargo, en ocasiones aprecio en ti una cierta ceguera, sino manía, hacia Don Rafael Nadal. Ya sé que bebes los vientos por el gran Djockovic, y que hace no mucho que el de Belgrado se impuso con autoridad en la bella Montecarlo, pero no es menos cierto que Rafa ya no es el mismo. Muy pocas veces recuerdo un tenis de la hermosura y solidez con el que nos obsequió Rafa hace unos días en Roma. Con sol, sin humedad y en la Chatrier como pista talismán, Nadal le recordará al histriónico serbio quién es el Rey de la tierra batida.

Conste en acta que hasta ahora es Ferrer con diferencia el más sólido tenista que se ha visto por el Bois de Boulogne, y que vislumbro el domingo una final española. Pero el bueno de David, como tantos otros mortales, acaba siempre enredado en la telaraña mental que teje con sutileza el sastre de Manacor. Y es que Nadal y París viven ese gran romance que ni el más cizañero alcahuete podrá jamás dividir.

No. Carlos Oleagoitia (@oleagoicarlos): Pero vamos a ver Alberto, zagal de mi alma, el ganador histórico de este Roland Garros 2013 va a ser el serbio Novak Djokovic y hay muchos argumentos para ello. Con ellos me pongo; tras el fantástico 2011 donde Novak fue el único capaz de maniatar a Rafa en tierra batida, el año pasado el mallorquín revertió esa tendencia en unos meses en los que el balcánico no estuvo nada fino y esta temporada en arcilla el último choque entre ambos dejó muchos destellos de lo que puede pasar mañana, porque la final de Montecarlo el mes de abril pasado fue la constatación de que así como Nadal le tiene la moral comida a Federer, Djokovic se la tiene triturada a Nadal.

Nadie pone en solfa la hegemonía de Rafa en París ni tampoco la ambición de éste, pero deportivamente el serbio es mucho más tenista que el manacorí: su altura le hace tener un misil en el saque, su mentalidad ganadora le confiere el don de activar la séptima marcha cuando y como quiere, su revés paralelo de arriba a abajo a dos manos es plástico y efectivo a la par que demoledor y fulgurante, su resto siempre va milésimas por delante y lee los saques rivales con tremenda facilidad, tiene una elasticidad alucinante que le hace llegar con presteza a bolas difíciles con solo estirarse, etc etc etc.

Y esto hablando del tenista al que solo veo un punto flaco: no, no es lo payaso que fue en su primera época en la ATP ni tampoco me preocupa el físico de Djokovic, ya que en este sentido está tan toro como el balear. Algo tan extradeportivo como el público francés, del que dudo la sintonía para con Nadal, es lo que más puede descentrar al Djoker, que se presenta en París con la lección bien aprendida de los últimos dos años: en 2011, en su mágico año, perdió en penúltima ronda ante Federer porque su soberbia por aquel entonces le hacía creerse invencible, mientras que en 2012 fue el mismo Nadal en la final quien aprovechó los nervios del serbio, como lo demuestra la doble falta con la que cerró el partido en su contra el hoy número uno mundial.

Eso sí, pase lo que pase, que sea un brindis al tenis con 5 sets largos y que por bien del espectáculo el que pierda lo haga habiendo estado cerca de la victoria y que no haya una diferencia abismal en el marcador. Y en la final ojalá les plante cara Ferrer.

¿Triunfará Neymar en el Barcelona?

 Neymar

Neymar es el centro de todas las miradas en el mundo del fútbol tras confirmarse su fichaje por el Fútbol Club Barcelona. Pero, ¿necesita el Barça a este jugador? ¿Triunfará? Nuestros compañeros Diego García y Alejandro Rozada debaten sobre el futbolista de moda.

NEYMAR TRIUNFARÁ 
Diego García (@Diego21Garcia): A nadie se le escapa que el movimiento del verano ha sido el de un joven imberbe con cresta que ha tenido en vilo a las dos grandes ciudades del fútbol español. Madrid y Barcelona llevaban varios años llamando a la puerta del Santos para intentar hacerse con los servicios del llamado a ser nuevo crack mundial. Y si bien los hay que se contentan con los 2-3 vídeos vistos en Youtube sobre el astro brasileño, no es menos cierto que son bastantes quienes se han mostrado preocupados porque “el chico de la cresta” no sea más que un Robinho 2.0. Un prodigio con los pies, pero con un cerebro de madera que le lleve del cielo al infierno, de golpe y porrazo, en sólo unos pocos meses. Aquí, sin más, nos mojamos: El Barça necesita a Neymar. ¿Por qué?:

  • Cuenca, Tello, Alexis, Afellay, Pedro, Villa, Neymar y Bojan, en principio, disputarán dos de las 3 plazas de la delantera del Barça. Messi es fijo. Pero ahora bien, veamos: Villa tiene pie y medio fuera del club blaugrana. Su rendimiento ha dejado que desear y tras la lesión no ha sido ese jugador que todos conocemos. Afellay, de todas todas, saldrá por la puerta de atrás, como en su día lo hizo Hleb. Bojan no quiere volver al equipo donde le infravaloraron y probablemente tampoco diese la talla. Pedro parece fijo, y tras empezar la temporada como un tiro, se ha ido diluyendo como un azucarillo. Alexis, por su parte, ha sido ratificado por el club, como gran apuesta y su continuidad es clara. Cuenca es una incógnita y Tello apunta a asumir un rol similar. Así, se antoja inevitable un jugador puntero en ataque. La Messidependencia se ha visto muy clara esta temporada y cuando el “10” no ha estado en el campo, su equipo no fabricaba goles. Con el brasileño y su habilidad, parece claro que los rivales se tendrán que repartir las tareas fijando a los jugadores.
  • Eso en lo que respecta a las carencias del Barcelona. Ahora, en las individuales del propio Brasileño, cabe destacar que ningún jugador con su edad ha conseguido tales cifras de goles. Neymar es un prodigio con el balón en los pies. Pero no sólo es eso. Es buen compañero, crea buen ambiente de vestuario y ha madurado. Ha dejado de ser ese chico rebelde que se quejaba porque no le dejaban lanzar un penalti a un padre que no duda en agradecerle el pase al compañero. Es difícil que veamos la calidad de sus filigranas en Europa, al menos con tanta asiduidad, pero veríamos a un jugador mucho más práctico, con mejor toma de decisiones. Más hecho.
  • Por último, Messi. Ningún jugador, por muy bueno que sea, ha estado más de 5-6 años en la cumbre en los últimos años. No lo estuvo Zidane; Ronaldinho se nos acabó demasiado tiempo; Shevchenko cavó su propia tumba yendo adonde no debía; A Kaká ni siquiera le dio tiempo a saborear su balón de oro. El fútbol son momentos y este es el de Messi. Pero no es menos cierto que el argentino lleva a un nivel espectacular mucho tiempo. Tampoco a nadie se le escapa que Leo ha sufrido más de la cuenta -sobre todo lesiones- en los últimos meses. El Barcelona supo gestionar el fin de Ronaldinho con el nacimiento de Messi. Ambos coincidieron 2-3 años juntos. Y ahora, sin duda, prepara el momento en el que en Can Barça, el que vuelva a reinar sea brasileño.

NEYMAR NO TRIUNFARÁ 
Alejandro Rozada (@AlexRozada): La historia viene de atrás. España siempre tuvo una curiosa inclinación a buscar en tierras cariocas las soluciones a sus males. El pasado está lleno de ejemplos, pero casos como los de Robinho y Denilson son los más paradigmáticos de lo que le puede ocurrir a los equipos que confían a ciegas en futbolistas brasileños. Esos dos jugadores ejemplifican la burbuja futbolística. No aprendemos y seguimos dando este triple salto mortal sin red sobre el inmenso Atlántico a pesar de vivir en la edad de oro de nuestra selección. Así somos. En este país nos encanta especular. Y así llegan fichajes como el de Neymar, icono del márketing futbolístico actual. Más una marca que un futbolista. Más una estrella de la publicidad que un crack del balón. No triunfará por muchas razones.

  • Su personalidad. Tiene demasiado carácter, que no se debe confundir con mentalidad ganadora, que cualquier futbolista la tiene. Neymar es excesivamente impetuoso, presenta un desmedido afán de protagonismo. Incluso ha tenido que recurrir a un psicólogo para controlar su comportamiento. Ha tenido reacciones en el campo propias de un jugador de Regional. Viene de ser la estrella en el Santos pero en Barcelona deberá asumir un rol secundario a la sombra de Messi, el mejor jugador del mundo. Porque Neymar debe ser un gregario, no un líder. Demasiado joven (21 años) para serlo a pesar de la presión mediática y el ruido que le rodean. Flaco favor le hacen al chaval, que con este aura no me extraña que tenga una conducta tan inmadura y se dedique a echar bailes en el campo y en los vestuarios. Al Barça no se va a bailar. Que le pregunte a Puyol si tiene dudas.
  • Juego demasiado preciosista. Se adorna mucho. Una cosa es tirar de repertorio cuando tu equipo gana cómodamente, y otra cosa es hacerlo en las situaciones tensas de cada partido, de esas que abundan en España. El fútbol brasileño no se parece en nada al español. Por aquí se puede llevar más de una patada si se empieza a gustar. Al margen de que su tendencia al regate y a la jugada individual no comulgan en absoluto con el estilo de juego coral del equipo blaugrana. Ronaldinho, el brasileño con el que se le compara de manera recurrente y ciertamente desproporcionada, llegó a un Barcelona que no tenía tan definido su estilo, Rijkaard aún no había impuesto su librillo, no había irrumpido Leo Messi y El Gaucho procedía del PSG, que le sirvió para adaptarse al fútbol europeo. En este Barça hay que soltarla. Para juego preciosista, el de Messi y, por supuesto, el de Iniesta. Dos son pareja y tres son multitud.

¿Quién ganará la Champions League?

image

EL DEBATE DE CRONÓMETRO DEPORTIVO

Este sábado, en el estadio de Wembley, a partir de las 20:45 horas, Bayern Múnich y Borussia Dortmund jugarán la gran final de la UEFA Champions League. ¿Quién ganará? Lo debaten nuestro director, Carlos Rodríguez, y Juan Manuel Perera, experto en el fútbol internacional.

GANARÁ EL DORTMUND
Carlos Rodríguez (@carlosrsp87): Los de Jürgen Klopp han llegado a la última parada del viaje dejando muy buenas sensaciones a lo largo de la Champions. Tras eliminar en la semifinal al Real Madrid, los de Dortmund se han metido en la final e intentarán dar la sorpresa al no partir como favoritos y disputar su segunda final de la vieja Copa de Europa. El equipo alemán se centra en tres mandamientos de Klopp para intentar ganar.

1. Precisión en velocidad. Ataques directos y dos centrales con un par de huevos que no tengan miedo a adelantar lineas 10 o 15 metros y saquen el equipo lo más lejos posible de la portería; el objetivo es que no haya mucha distancia entre los centrales y los medios. En ese aspecto tienen a Hummels y Subotic, una pareja muy compenetrada, aparte de jugar mano a mano cuando se pierde un balón

2. Recuperación con intensidad. Cuando se pierde la pelota,  presionar para recuperarla antes de los cinco segundos.

3. Retroceso con posiciones fijas. Así se ganan entre 15 y 20 segundos y el equipo se reagrupa más fácil, es mejor que si cada uno quiere volver y reubicarse a su función de origen.

Ademas intentará aprovechar el buen estado de su delantero Robert Lewandowski, que ya lo demostró en la semifinal contra el Real Madrid. Así que esperemos que funcione todo y el Dortmund salga vencedor de la champions.

GANARÁ EL BAYERN
Juan Manuel Perera (@juanmahumilafic): Existen muchos motivos por los que el Bayern Múnich es el gran favorito para vencer en la final de la UEFA Champions League. Por destacar algunos:

La defensa. El esquema táctico de la defensa y el papel que juega el mediocampo en hacer presión desde atrás ha sido vital para hacer de la defensa del Bayern la más sólida de entre los equipos grandes del continente. Además, las posibilidades que tienen en ataque los laterales bávaros son mayores, puesto que Reus y Kuba se tiran al medio y un robo de balón del campeón de la Bundesliga puede dejarles en inferioridad en una banda. Los mediocentros del Bayern deben hacer desaparecer a Gündogan como ya hicieron con Xavi Hernández o Andrea Pirlo en las eliminatorias pasadas.

– Las transiciones. Heynckes tomó la idea de jugar con el balón en el pie, y en vez de irse por el lado de dominar a sólo fuerza de posesión. Utilizó las bandas del campo para abrir espacios en las defensas rivales y dejar espacios a los compañeros de equipo por el medio del campo. Mucho ayudó a esto contar con jugadores como Ribery o Robben, que son muy rápidos, les gusta driblar y juegan a pie cambiado.

Garra. Por más calculado que pareciera ser el juego del Bayern, en el fondo del asunto hay unas ganas de dominar. Es un fútbol visceral. Ningún equipo que quiera meterle 4 y 5 goles a cada rival juega con la cabeza fría. En el Bayern hay hambre de títulos. La posibilidad del triplete está ahí. Además, que tus figuras ofensivas sean hombres de tanta entrega como Ribery, Müller, Mandzukic, el mismo Robben, e incluso Schweinsteiger y Kroos, te dice mucho de las armas con las que cuenta el club de Heynckes que, para más señas, cuenta con un fondo de armario mucho mejor que el Dortmund.

¿Quién ganará la Copa del Rey?

26612

EL DEBATE DE LOS JUEVES EN CRONÓMETRO DEPORTIVO

Alberto Arauz (@arauz84)
Desde Cibeles: Adrián, sé perfectamente que todos creemos que de vez en cuando se produce una confabulación de los astros y que por qué no, puede que ésto ocurra mañana en el Bernabéu y que fulmine por fin la inoperancia de tu Atleti cuando ve en frente al Madrid… Pero seamos serios. Como buen atlético, seguro que comprobaste hace apenas 3 semanas como en un Calderón a rebosar, ante un rival recién humillado en Champions, con una alineación que era un chiste y con un Atlético pletórico e inexpugnable a orillas del Manzanares, ocurrió lo que ocurrió. Y es que en la vida lo que no puede ser, no puede ser, y además, es imposible. En los últimos tiempos, por el Calderón ha pasado la mejor versión de Agüero, el Forlán más demoledor, el Torres más inspirado y un tigre depredador. Pero ni por esas. Algo parece nublar la vista de los colchoneros cuando inunda su retina ese blanco resplandor.

Y además, el Madrid, que se halla inmerso en plena guerra civil con Mourinho en un frente y los demás en el contrario, tiene su orgullo herido tras ver frustrado el ansiado sueño de la Décima y quiere borrar por siempre las reminiscencias del célebre centenariazo. Demasiados ingredientes, amigo Adri, para que los tuyos fantaseen con pegar la campanada. Sólo me hace preocupar que únicamente el Atleti es capaz de terminar con esa maléfica racha el día de la gran final.

Adrián Anet (@Adri91R)
Desde Neptuno:
Esta es una final y si se utilizan una serie de argumentos racionales, lo normal es pensar que el ganador puede ser el Real Madrid, pero el fútbol no ha llegado a ser lo que es ocurriendo cosas normales y racionales. El fútbol, como el Atlético, tiene su punto de locura, y es precisamente eso lo que me hace pensar que el Atleti puede llevarse su décima Copa del Rey. La última victoria más recordada sobre el conjunto merengue, no fue la última, de la que hace ya tiempo, sino que fue en otra final de Copa del Rey: la de 1992, también en el Bernabéu, con Schuster y Futre a la cabeza. Tiempo atrás, se disputaron otras dos finales de Copa del Rey en la Castellana entre estos dos colosos: 1960 y 1961. En ambas, los colchoneros Adelardo, Collar y Peiró se impusieron a los Di Stefano, Gento y Puskas.

Este viernes, el mejor Atlético de la década visitará de nuevo el Bernabéu, donde le espera el Real Madrid más convulso y roto de los últimos años, desde el vestuario hasta la afición, dividido de arriba a abajo por un José Mourinho que colecciona semifinales como si de títulos se tratase y sienta a campeones mundiales como si de torpes novatos se tratara. El Real Madrid, tal vez tenga su mayor problema dentro de sí mismo. Ante eso, un grupo muy unido que ya ha demostrado que sabe levantar títulos, liderado por un Simeone que es una parte más de la bandera y del escudo Atlético, comandará a los Falcao, Diego Costa, Arda Turan, Gabi y compañía a una Copa del Rey que sabrá a más que gloria a jugadores, técnicos y afición.

¿Debe seguir Mourinho en el Madrid?

jose-mourinho

EL DEBATE DE CRONÓMETRO DEPORTIVO

ALEJANDRO ROZADA (@alexrozada)
SÍ. Por supuesto que Jose Mourinho se debe quedar en el Real Madrid. La duda ofende, Alberto. De bien nacidos es ser agradecidos y no hay ni punto de comparación entre el equipo que le legó el ingeniero Pellegrini y el que dejaría en herencia el portugués. Entre otros muchos, uno de los principales logros de Mourinho es que el Madrid ha pasado a caer en las semifinales de la Champions mientras que antes se la pegaba en octavos de final, al más puro estilo de la selección española “pre 2008” en cuartos. Este entrenador ha conseguido espolear al madridismo. Mentalidad ganadora se llama eso. Solo hay que recordar cómo acabó el Bernabéu el duelo de semifinales contra el Borussia Dortmund. Dura el partido dos minutos más y…

Mourinho es un ganador nato y un formidable estratega capaz de terminar con la hegemonía del otrora imbatible Barça de Guardiola, al que mandó de retiro forzoso a Yankilandia como terapia de desconexión. El barcelonismo está deseando que coja las de Villadiego y eso es por algo. ¿Que ha sentado a Casillas? Es lo que tiene el principio de autoridad de los entrenadores. Yo también lo hubiese hecho, por cierto. Y más viendo a ese tal Diego López que ha demostrado ser un portero espectacular. Así que, Alberto, no seas pipero, ríndete a la evidencia y reconoce que Mourinho es el entrenador ideal para el Real Madrid. No creo que ningún entrenador acerque tanto al Madrid a la deseada Décima. Otra cosa es lo que venda “el entorno”…

ALBERTO ARAUZ (@arauz84)
NO. Alejandro, jamás te negaré las bondades de Mourinho como gran entrenador. Desde que aterrizara en Madrid aquel caluroso verano de 2010, dos han sido sus logros primordiales para el club de Concha Espina. Consiguió que la sideral y sonrojante distancia que separaba a los blancos de su archienemigo blaugrana, sea ahora sólo un mal recuerdo del pasado. A eso, que no es poco, hay que unirle que el Real vuelve a tener un estatus en Europa que parecía perdido, si bien todo ha quedado en un “casi”. Hasta aquí, gracias Don José.

El problema viene cuando el ego devora al entrenador. Su carácter, prepotente y desafiante desde la cuna, le ha llevado a la enemistad con los dos pilares que sustentan en la actualidad el vestuario merengue. Casillas y Cristiano, Cristiano y Casillas. Ambos han sido objeto de las iras de un entrenador que nunca supo perder y que les lanza ahora dardos cargados de rencor y soberbia. Resulta triste que alguien que se autoproclama ganador nato, esgrima en rueda de prensa como argumento a su favor 3 semifinales alcanzadas en Europa. Son meritorias, no lo dudo, pero cuesta ver a ‘The Special One’ vanagloriarse de ellas (dirige al equipo más rico del planeta) y arrojar desprecio hacia sus predecesores. Del Bosque podría escupirle su currículum a Don José (en 4 años, 2 Champions y 2 semis), pero el salmantino, al contrario que el de Setúbal, alcanza a ver más allá de su ombligo. Sólo te puedo decir, querido Alejandro, que tanta paz lleve Don José como descanso deja.

A %d blogueros les gusta esto: